Qué profesionales necesita contratar un escritor

En varias ocasiones nos han llegado preguntas acerca de cuáles son los profesionales que necesita contratar un escritor. Es una pregunta muy acertada ya que, a lo largo de su carrera, un escritor puede necesitar apoyarse en los servicios de diversos profesionales que le ayuden a mejorar sus obras (por dentro y por fuera), a hacerlas llegar a los lectores o a darles difusión.

Por eso, hoy vamos a repasar qué profesionales puede necesitar un escritor.

Tipo de edición y momento del proceso editorial

En primer lugar es necesario distinguir si eres un autor de los llamados independientes o bien si eres un escritor que apuesta por la edición tradicional. Según seas uno u otro variará la lista de los profesionales con los que vas a tener que colaborar a lo largo de tu carrera.

Por ejemplo, el escritor que pone su obra en manos de un editor no necesitará un maquetador o un diseñador de portadas, pero un autor que decida prescindir del editor sí debería contar con expertos en diseño editorial que le ayuden a dejar guapo su libro.

No obstante, en el siglo XXI, lo más probable es que seas un escritor híbrido. Es decir, un escritor que alterna la autopublicación con la edición tradicional y pasa de una a otra en función de sus necesidades o de las de cada una de sus obras. En este enlace te ampliamos el concepto de escritor híbrido.

El tipo de profesionales que puedes necesitar también variará en función de en qué momento del proceso de edición y publicación de un libro estés. Con tu obra recién terminada puedes necesitar un corrector de estilo, pero durante su lanzamiento es posible que quieras apoyarte en un experto en marketing.

Sigamos la cadena de valor del libro y analicemos qué profesionales intervienen en ella y, por ende, cuáles puedes necesitar tú.

Profesionales que puede necesitar un escritor

Editing

Con tu obra ya terminada al primer profesional que deberías recurrir es aquel que realice un editing de la misma.

El editing consiste en la lectura de tu obra por un profesional que tiene tanto los conocimientos como la experiencia para diseccionar tu obra. Él estudiará el equilibrio entre sus partes, el desarrollo de los personajes, si el final resulta adecuado o abrupto, el manejo del lenguaje, la coherencia y la verosimilitud…

El objetivo de un proceso de editing es mejorar la obra, lo cual no quiere decir que tu obra sea mala, pero casi siempre es posible enriquecerla y redondearla y un profesional sabrá decirte cómo.

En este enlace te explicamos más ampliamente en qué consiste la labor de editing y por qué conviene hacerla con tu obra.

Hay dos cosas que debes tener claras:

La primera es que tu obra tiene que estar por completo terminada antes de someterla al proceso de editing. No puede ser un borrador (mucho menos un primer borrador), debe ser la versión que tú hayas dado por definitiva. Y recuerda que para llegar a esa versión es necesario que tú mismo la hayas sometido a varias fases de revisión y reescritura.

La segunda cosa que debes saber es que si te decantas por la edición tradicional quizás (no es seguro) tu obra pase un proceso de editing. Es posible que el editor se encargue de someter tu obra a ese proceso de mejora, ya sea que lo haga él mismo, ya que se lo encargue a un colaborador; aunque por desgracia es cada vez menos habitual que un proceso de editing forme parte del proceso de edición.

A pesar de que tal vez tu obra pase un editing si optas por la edición tradicional, es recomendable que tú mismo te encargues de que lo reciba antes de enviarla mundo adelante en busca de editor. Y es que ese proceso de mejora puede contribuir seriamente a que tu novela llame la atención de un editor que decida apostar por ella.

Si tu opción es la autopublicación, sin duda el editing va a contribuir a que la obra que entregas, no solo bajo tu nombre, sino también bajo tu marca, sea su mejor versión.

Si lo deseas, nosotros podemos encargarnos del editing de tu obra.

Corrector

Someter tu obra a un proceso de editing es opcional, queda a tu elección hacerlo o no. Lo que sí es «obligatorio» es someterla a una corrección ortotipográfica e, idealmente, también a una de estilo.

En Sinjania trabajamos con decenas de textos al año y podemos certificar que ninguno está libre de erratas, faltas de ortografía y gramática, vicios del lenguaje, frases hechas, tildes que faltan, frases que sobran… Por no hablar del marcado de los diálogos o el correcto uso de las sangrías.

En un texto hay muchos elementos que deben adaptarse a las normas o a los usos habituales para ser correctos y es frecuente que el escritor no los domine, o no todos. Por eso es tan necesario (casi diríamos que obligatorio) contratar a un corrector ortotipográfico y de estilo.

Una vez más, dentro de los procesos de la edición tradicional se encuentra la corrección del texto. El editor someterá tu original a una corrección antes de publicarla, por lo que no es preciso que la costees tú si optas por la edición tradicional. Ahora bien, las faltas de ortografía y gramática son motivo habitual de que un editor rechace sin más una obra. Si sabes que tu escritura flojea en esos aspectos, te aconsejemos que contrates un corrector antes de contactar con editoriales.

Si, por tu parte, tú tienes claro que vas a autopublicar tu obra, sí o sí debes contratar a un profesional que la corrija. Nada puede disgustar tanto a un lector como un texto lleno de faltas de ortografía.

Puedes contratar solo una corrección ortipográfica o solo una de estilo. Aunque lo adecuado sería que el texto pase por ambas.

Nosotros las hacemos a la vez, puedes contratarlas aquí.

Maquetador

Maquetador editorial, diseñador de interiores… tu texto necesita un profesional que lo disponga adecuadamente sobre la página y se cuide de márgenes, sangrías, viudas y huérfanas. Él también elegirá la tipografía, el tamaño de la fuente, el interlineado y todos aquellos elementos que hacen que el texto se lea cómodamente.

Tal vez nunca hayas prestado atención a esos factores, pero te aseguramos que importan y que un profesional sabe disponerlos para que tu libro no solo sea legible, sino también bonito. A fin de cuentas un libro es un objeto artístico y los diversos profesionales que intervienen en su preparación conservan un saber de siglos y manejan las tecnologías de las que tú seguramente no dispongas.

El maquetador también se ocupará de crear el arte final si tu libro va a imprenta o de entregarte el archivo que deberás subir a plataformas que, como Amazon, ofrecen impresión bajo demanda. También se ocupará de preparar el archivo del libro para su versión electrónica.

Debido a la multitud de plataformas de distribución y dispositivos de lectura hay una gran variedad de formatos, pero el maquetador los conoce y realizará el trabajo con limpieza.

Como siempre, la maquetación es una labor de la que se ocuparán en tu editorial. Pero si optas por la autopublicación te conviene delegar en el profesional que la domina.

Diseñador de portada

Se suele decir que juzgamos los libros por su portada y, aunque un libro es mucho más, lo cierto es que la portada importa.

La portada es lo que hará destacar tu libro entre todos los demás en la mesa de novedades de una librería o entre el resto de los títulos en las librerías online. Además, el diseño de portada de tu libro habla de ti como profesional. Una portada descuidada o claramente amateur causa, incluso a nivel inconsciente, una mala impresión al lector. De hecho, un estudio demuestra que contratar a un diseñador para crear una portada profesional aumenta las ventas.

Un diseñador tiene acceso a bancos de imágenes de pago, maneja las herramientas de maquetación y diseño, conoce miles de fuentes tipográficas y su experiencia le permitirá dar con la portada más adecuada para tu libro según su género y argumento.

El sabe disponer los elementos de la portada: imagen o ilustración, título, nombre del autor. Y se encargará también del diseño de contraportada, solapas, lomo… para crear un conjunto armónico y sugerente.

Es frecuente que un portadista ofrezca también servicios de diseño de interiores y viceversa, por lo que puedes contratar a un mismo profesional para realizar la maqueta de tu libro y su cubierta.

De nuevo, el diseño de los exteriores del libro corre a cargo del editor en la edición tradicional. Pero en la publicación es cosa del autor. Si el diseño no es lo tuyo, valora la posibilidad de contratar a un profesional.

Agente literario

Aunque es una figura con frecuencia olvidada, si te decantas por la edición tradicional un agente literario puede ayudarte a conducir con buen criterio tu carrera literaria.

El agente literario trabajará en tu nombre no solo para conseguir que tus obras sean publicadas, también vigilará que los contratos que firmes no vulneren tus derechos ni perjudiquen tus intereses. Con la obra ya publicada se asegurará de que percibas las pertinentes regalías en plazo y fecha.

Pero la labor de un agente literario va más allá y él es el que se puede encargar de conseguir que tu obra sea publicada en otros idiomas o llevada a la gran pantalla.

Los agentes literarios acostumbran a cobrar un porcentaje sobre las ganancias del escritor, pero conseguir un buen agente puede resultar tan laborioso como conseguir un editor. En este artículo te explicamos más sobre la figura del agente literario.

Traductor

Al hablar del agente literario hemos mencionado que habitualmente él es el encargado de conseguir contratos con editoriales extranjeras para la publicación en otras lenguas de las obras de sus representados.

Si no tienes agente, puede ser tu editor el que se encargue de promover la publicación del libro en el extranjero, aunque para ello tienes que haberle cedido por contrato los derechos de transformación de tu obra (que incluyen la traducción), algo que puede no convenirte. Aquí hablamos del contrato de edición y te explicamos por qué hay ciertos derechos que te interesa conservar.

Pero si eres un autor independiente puedes valorar la posibilidad de traducir tu obra a otros idiomas para promoverla y venderla en plataformas de otros países o internacionales, como Amazon. En ese caso necesitarás los servicios de un traductor.

Idealmente, un traductor debe tener un excelente dominio tanto de la lengua de origen (en este caso el español) como de la de llegada, para que la traducción sea lo más fiel y exacta posible a tu original. Sobra decir que traductores automáticos como los que es posible encontrar en internet no pueden suplir el conocimiento y la pericia de un buen traductor.

Desarrollador web

Hemos hablado en numerosas ocasiones de que hoy día un escritor, como cualquier otro profesional, necesita tener una web que sea el epicentro de su presencia online.

Y esto es algo que un escritor necesita siempre, independientemente de si se trata de un escritor independiente, que autopublica sus obras, o de un escritor que opta por la edición tradicional y confía sus obras a una o varias editoriales. Necesitas un campamento base en el que presentarte a los lectores, reunir todos tus libros publicados para que el lector los encuentre con facilidad (al margen de dónde se vendan) y entablar una relación duradera y estable con tus lectores.

La web es el origen de tus acciones de marketing, una poderosa herramienta para darte visibilidad y conseguir ventas para tus libros.

Si no tienes idea de cómo construir la tuya, puede interesarte ponerte en manos de un experto que te haga una web bien optimizada y con un diseño atrayente. Pero incluso si dispones de los recursos para crear tu propia web (lo que hoy día no resulta difícil), puede convenirte contar con un profesional que puntualmente haga tareas de mantenimiento, resuelva los problemas que puedan surgir y se encargue de que todo funcione como debe.

Marketing

Por último, también puedes contratar a diversos profesionales que te ayuden con el marketing, para darte visibilidad como autor, promocionar tu obra y conseguir mayor número de ventas de tus libros.

Aunque te pongas en manos de expertos, lo que siempre es recomendable, no está de más que tú tengas una imagen general de en qué consiste el marketing para un escritor y qué acciones puedes realizar. También para que comiences a crear tu imagen personal, porque eso es algo que nadie puede hacer por ti. Si te interesa adquirir esos conocimientos necesarios, puedes apuntarte hoy mismo al curso de marketing para escritores.

En este último apartado es posible contar distintos profesionales, cada uno enfocado en diversos aspectos: profesionales que se encarguen de tu branding, copywriters que escriban los textos de tu web (muy recomendables para las páginas de venta) e incluso los artículos de tu blog, expertos en SEM, SEO y campañas de publicidad pagada, profesionales para confeccionar booktrailers… Hay toda una panoplia de expertos que pueden encargarse de tu marketing para que tú no tengas que ocuparte de nada.

Como en el caso de la web, el marketing es una pieza insoslayable de la carrera de un autor de este siglo, al margen de que autopublique sus obras o recurra a la edición tradicional. Los libros no caducan y pueden ser promocionados siempre, no hay motivo para que los tuyos caigan en el olvido a los pocos meses de su publicación, pero mantenerlos vivos y lograr de manera constante nuevos lectores y ventas solo se consigue gracias al marketing.

¿Necesitas a todos estos profesionales?

Hemos hecho un repaso por los principales profesionales que puedes necesitar contratar como escritor. Habrás visto que no son pocos, aunque cuando pones tu obra en manos de un editor su número se reduce.

Probablemente te estás preguntando si es necesario que los contrates a todos, si no hay muchas cosas que puedes hacer tú mismo. Evidentemente, la respuesta corta es: por supuesto, puedes omitir a varios de estos profesionales y, en varios casos, puedes ser tú mismo quien haga sus funciones.

Pero debes tener presente dos verdades:

La primera es que cuanto más tiempo dediques a este tipo de tareas, de menos tiempo dispondrás para hacer tu trabajo: escribir, leer, crear obras únicas. Tienes que tener claro que si no quieres (o puedes) invertir el recurso dinero en la preparación de tu obra, tendrás que invertir el recurso tiempo, con todo lo que ello implica.

La segunda es que tú eres escritor, no corrector, maquetador, desarrollador web o experto en crear booktrailers. Tu falta de profesionalidad se va a notar y el trabajo que hagas, por ilusión y empeño que pongas, puede resultar insuficiente y, por tanto, restarte posibilidades. Ya hemos mencionado, por ejemplo, que los libros con un diseño de portada profesional venden más. Pero si te tomas estos aspectos en serio y decides formarte en ellos para hacerlos bien, te toparás de nuevo con la primera verdad: estarás restando tiempo a tu obra.

Por otro lado, debes considerar las tarifas (casi siempre asumibles) que pagues por contratar a estos profesionales no como un gasto, sino como una inversión.

Si te tomas en serio tu carrera de escritor, si aspiras a vivir de la escritura, si quieres ser un escritor emprendedor, tienes que verte como un profesional independiente. Y has de tener claro que los profesionales invierten en sus negocios: sin inversión no hay beneficio. Hemos hablado sobre el tema en este artículo que no te puedes perder.

¿Te has parado a pensar alguna vez en todos los profesionales que intervienen en la cadena de valor del libro? ¿Has contratado alguno de ellos o piensas hacerlo en breve?, ¿o por el contrario inviertes tu recurso tiempo en ser tú mismo quien, como un hombre orquesta, realice las diversas labores para editar y promocionar tus libros? Como siempre, esperamos tus aportaciones sobre este tema en los comentarios.

No dejes de unirte a nuestra comunidad de escritores si no lo has hecho ya. Todas las semanas te enviaremos nuevos y útiles artículos para ayudarte a escribir mejor y a desarrollar una carrera de escritor fructífera. Deja aquí debajo tu nombre y tu correo y estarás dentro.

4 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Carrera de escritor

Otros artículos:

Cuatro formas de mejorar tu estilo de escritura
¿Importa disfrutar al escribir?
Cinco motivos por los que tu primer borrador resulta corto
  • Bueno me ayudó un poco para entender , esto , pero hay cosas , que siempre se uno se , pregunta cómo ¿ Por qué? , ¿Cuando ?, A q ¿Hora ? , Algunas son , respondidas pero algunas , siguen en dudas ,pero hay algunas q una persona no se da cuenta que , pasar el tiempo no habrá , aún la respuesta , correcta para. Hacer una, novela , historia , sinopsis e otras cosas , el Punto q quiero llegar es uno tiene que llegar es al final , cuando empieza a escribir algo o de alguien ….

  • Hola, muy interesante
    Podrían crear un artículo sobre que carreras puedo estudiar, si quisiera algo muy relacionado con literatura? Gracias!!! 😛

  • Hola. Muy interesante la información. Gracias por su colaboración. Mi pregunta es, como es el proceso si deseo que Sinjania asuma la revisión de lo expuesto antes. He terminado una novela y deseo iniciar este proceso. Gracias

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >