Las cinco etapas para lanzar un libro

Estás a punto de lanzar un libro, tu nuevo libro.

La emoción es mucha. Por un lado, supone la culminación de una etapa en la que has trabajado con tesón para escribir una obra original, interesante y amena. Si además autopublicas, cierras también el proceso de edición: corrección, elección de la portada, diseño de interiores… Pero, además, ahora comienza en verdad la vida del libro, que parte por fin al encuentro de sus lectores.

Ante este momento decisivo, muchos nos escribís porque no sabéis cómo enfrentarlo. En realidad, no se trata de nada complicado. Basta con tener un plan bien trazado y ejecutarlo paso a paso.

Puede que la primera vez te cueste un poquito más, pero comprobarás que lanzamiento tras lanzamiento te vas soltando y que lanzar un libro acaba por no tener secretos para ti. A pesar de lo cual el momento de enviar tu libro en busca de sus lectores nunca dejará de ser emocionante.

Para que lo tengas claro, hoy te contamos las cinco etapas que debes recorrer para lanzar un libro. Y te desglosamos cada etapa en una serie de pasos precisos.

Empezamos.

Primera etapa: Valor

Lo primero que tienes que hacer es examinar el valor de tu libro.

Lo sabemos, tu libro, como cualquier obra artística o intelectual, es en realidad invaluable. Aun así tienes que detenerte a comprobar su valor.

Ese valor tiene en el caso del libro dos vertientes: una literaria y otra editorial.

  • Para examinar la vertiente literaria, evalúa tu obra en cuanto artefacto literario. Como es natural tu libro tiene que estar bien escrito, tener una trama bien urdida y personajes interesantes que representen un argumento bien pensado. Cuidado con las lagunas argumentales, con los posibles desequilibrios estructurales, con los fallos en la cronología. Una revisión externa te ayudará a solventar posibles errores.
  • La vertiente editorial se refiere al trabajo que hay que realizar sobre el texto para convertirlo en un libro (aunque sea en formato electrónico). La corrección literaria y ortotipográfica, el diseño de interiores y el diseño de exteriores (portada, contraportada, solapas y lomos…). Si autopublicas, todas esas labores corren de tu cuenta —lo cual no quiere decir que las hagas tú, te recomendamos contratar a profesionales—, pero debes asegurarte de que todo está correcto. Si has optado por la edición tradicional, esas son labores de las que se encarga el editor, pero tampoco está de más comprobar que se han hecho y cómo se han hecho.

¿Por qué debes pararte a examinar el valor del libro? Sencillamente porque el lector lo va a hacer. Es mejor que te asegures de que todo está como deseas que él lo encuentre.

Además, el valor de un libro ayuda a marcar la diferencia. En un mundo donde cada vez se presta menos atención a la calidad, que tu libro la ofrezca es una manera de diferenciarte y de construir marca personal.

Hay muchos libros mal planteados y escritos, muchos libros que no han conocido un corrector o con portadas de pésimo diseño. Si el tuyo no está entre ellos, estarás llamando la atención de los lectores hacia él.

Por otra parte, no hay nada mejor que ofrecer un producto de calidad para asegurarte de que el lector querrá repetir su experiencia contigo.

Segunda etapa: Atracción

Una vez hayas repasado el valor de tu libro y comprobado que tu obra es un primor a todos los niveles llega la segunda etapa: sopesar todos aquellos aspectos de tu libro que la hacen atractiva para los lectores.

En este momento debes valorar qué va a obtener el lector que se adentre en las páginas de tu libro. No te quedes en la superficie, con frases del tipo «Horas de lectura» o «Entretenimiento», ahonda en las razones que llevarían a alguien a elegir tu libro en lugar de otro.

¿Es el misterio?, ¿es tu prosa?, ¿es el romance?, ¿es el carisma del personaje?, ¿es la intrincada urdimbre de la trama?, ¿es lo exacto de la ambientación histórica?

Fíjate en que este paso, de forma paralela, te va a llevar a investigar y a profundizar en quién es tu lector ideal, conocimiento sin el cual tus acciones de marketing (las del lanzamiento, pero también las posteriores) tienen grandes posibilidades de errar el tiro.

En esta etapa debes pensar también en las posibles objeciones que el potencial lector puede esgrimir para no desear adquirir o leer tu libro y desarticularlas. Así cuando algún lector arguya un pero, tú tendrás ya dispuesta una razón que le lleve a replanteárselo.

Imagina por ejemplo que el lector alega que tu libro es caro. Tú puedes esgrimir que el precio es inferior al de tomarse un par de cervezas y que, a cambio, tendrá horas de lectura, aprenderá cosas nuevas…

Este es el momento de pensar también en la credibilidad. Como es lógico, las personas precisamos que las marcas nos transmitan una cierta credibilidad antes de comprar cualquier producto. Y tú, como probablemente ya sabes, eres una marca: una marca personal.

Si el lector no confía en el mensaje que recibe, difícilmente decidirá comprar tu libro. Si los textos de tu web o de la página del libro están mal redactados, ¿cómo confiará en que has sido capaz de escribir una buena novela? Si el diseño de la portada es amateur o tu web no parece un sitio profesional, desconfiará de las cosas que le cuentas sobre ti y sobre tu obra.

Mucho cuidado con mentir o con exagerar. Tu credibilidad está en juego y, sin ella, no es posible desarrollar una carrera de éxito en ningún campo, tampoco en el de la escritura.

Tercera etapa: Marketing y comunicación

A continuación viene la etapa de marketing y comunicación, a la que tal vez tú te hubieras lanzado de cabeza a la hora de lanzar un libro sin pensar en las dos etapas previas que acabamos de explicarte.

Sin embargo, es importante no precipitarse y por eso conviene empezar a trabajar cuanto antes en el lanzamiento de tu libro. No esperes a que el momento de su publicación esté cercano: nunca es demasiado pronto para pensar en el lanzamiento de un libro porque son muchas las cosas que hay que considerar y muchas las decisiones que hay que tomar para que todo salga tan bien como deseas a la hora de lanzar un libro.

Una vez que has investigado el valor de tu libro y que tienes claras qué cosas debes subrayar de él para atraer al que es tu lector ideal, llega el momento de pensar en el marketing y la comunicación.

En primer lugar, necesitas un mensaje de marketing que exprese con claridad quién eres tú y que resuma tu obra. Muchos escritores no tenéis un buen mensaje de marketing y ese es el primer ladrillo que debes poner cuando diseñas tu plan de marketing.

A continuación, debes ocuparte de transmitir con palabras, de la manera más fiel y exacta posible, de qué trata tu libro y qué hay entre sus páginas para tu lector (este es el momento de utilizar las ideas que surgieron en la fase de atracción).

Trata de que tu mensaje sea corto, claro y preciso. No te vayas por los cerros de Úbeda so pena de confundir al lector: un lector confuso es un lector que no tomará una decisión de compra.

Por cierto, en el curso de Marketing Online para Escritores aprenderás cómo crear un mensaje de marketing efectivo, diseñarás tu plan de marketing paso a paso y tu profesor revisará tu web y tu estrategia en redes sociales para darte indicaciones exactas que te ayudarán a llegar a tus lectores y vender más.

No olvides que el diseño de portada de tu libro forma parte del marketing. Las marcas cuidan mucho el packaging de sus productos porque su diseño marca la diferencia a la hora de vender. De igual manera tú debes cuidar el diseño de tu portada.

Hay cubiertas que son francamente disuasorias, así que trata de hacer un buen trabajo en este punto. Una vez más, nuestra recomendación es que inviertas en un profesional. Pero si decides ocuparte del diseño tú mismo, aquí te damos algunas ideas para que lo hagas lo mejor posible.

Teniendo listo tu mensaje de marketing y claro lo que debes decir sobre tu libro para convencer al lector potencial de que lo compre y lo lea, el siguiente paso consiste en crear un plan de marketing para tu lanzamiento.

Piensa en todas las acciones que vas a llevar a cabo y en qué momento lo harás. Divídelas en fases y asigna a cada fase un tiempo concreto en que debe ser realizada, para que todo este hecho en su momento, sin prisas ni olvidos de última hora.

Cuarta etapa: Venta

La fase de marketing culmina con la venta.

Si tienes un plan de marketing y lo pones en práctica con esmero, pero no vendes libros, es que algo no estás haciendo bien. Deberías detenerte un momento a reevaluar lo que haces y cómo lo haces.

Cuando te preparas para lanzar un libro hay dos cosas que tienes que tener claro respecto a la venta. La primera es que tu libro se pueda encontrar con facilidad yla segunda es el precio.

Facilidad para encontrar tu libro

Si tu libro está en formato electrónico súbelo a cuantas plataformas puedas. No obstante, ten presente que eres tú quien tienes que enviar tráfico (compradores potenciales) hacia ellas, de otro modo tus ventas resultarán testimoniales.

Que tengas que ser tú el que envíe tráfico significa que lo más probable es que no puedas enviar grandes cantidades a todas las plataformas, por lo que te aconsejamos centrarte en una sola.

Lo ideal: que sea tu propia tienda. Así eliminas el porcentaje que se queda la plataforma, puedes controlar lo que vendes y a quién se lo vendes y hacerte con una base de datos de compradores a los que ofrecer más adelante tus otros libros. Aquí te hablamos de las ventajas de tener tu propia plataforma para vender libros. También en el curso de Marketing para Autores te contamos cómo construir una web pensada para vender.

En cualquier caso, todavía hay autores que no enlazan hacia los canales de venta desde sus webs. Hablan de sus libros, pero no hay ni un enlace que te lleve al lugar donde ese libro se puede comprar. Hazte un favor y no seas tú uno de ellos.

Si publicas en papel, el que resulte fácil encontrar tus libros dependerá de tu editorial y de la distribuidora con la que trabaje.

Seguro que ya lo sabes, pero poner un libro en librerías y que dure allí no resulta tan sencillo, sobre todo si eres un escritor autopublicado o poco conocido. Llegar a la mesa de novedades es ya casi un imposible, a no ser que seas un autor reconocido o que publiques con una buena editorial (no necesariamente de las grandes, muchas editoriales independientes también han sabido asegurarse su puesto en las mesas de novedades).

La distribución puede ser un verdadero escollo. Este es un tema complejo y muy interesante que abordamos en su día en este artículo. No te lo saltes.

Ten claro que si tu libro es difícil de encontrar, ya sea en papel, ya sea en digital, va a ser complicado que se venda.

Precio del libro

El siguiente punto relativo a la venta a tener en cuenta antes de lanzar un libro tiene que ver con el precio.

La mayoría de los autores no hacéis una reflexión sosegada sobre el precio de vuestro libro. Lo ponéis un poco al azar: guiándoos por el precio que han fijado otros autores (que probablemente tampoco se han detenido un momento a pensar en este importante asunto) u orientándoos por las escalas de precios que recomiendan plataformas como Amazon.

Por el contrario, el precio de un libro es un tema peliagudo que requiere de mucha atención.

No te va a quedar más remedio que detenerte a echar cuentas. ¿Cuánto quieres ganar al mes de la venta de tus libros?, ¿qué porcentaje de tus ventas esperas que provenga de ese título en concreto?, ¿cuánto estimas que vas a vender?

Si quieres saber qué precio debes ponerle a tu libro, en este artículo te damos algunas claves para ayudarte a fijarlo.

Ten presente que si pones precios bajos no solo estarás contribuyendo a dar la imagen de que eres un escritor low cost, sino que tendrás que vender muchos muchos ejemplares para alcanzar el umbral de la rentabilidad. Pero en un país con el índice de lectura en permanente descenso eso no es nada fácil.

Y recuerda que es legítimo que aspires a vivir de tu trabajo como escritor. Y a vivir dignamente.

Quinta etapa: Postventa

¿Creías que una vez terminada la venta todo había finalizado? Para nada.

Para empezar, deberías comprobar que tu libro cumple las expectativas creadas. Escucha a tus lectores.

Tienes que estar muy atento a lo que dicen de ti y de tu obra los lectores. Eso te ayudará a vender mejor, porque podrás ajustar tu mensaje de marketing, basándolo en sus experiencias.

Además, trabaja para mantener vivo el interés. Los libros no caducan, hay vida más allá del lanzamiento y tu plan de marketing debería abarcar doce meses, no solo los treinta días después de la publicación. Permanece en la mente de tus lectores.

Todo esto se hace mejor si tienes tu propia web de escritor, como la que te ayudamos a construir y optimizar en el curso de Marketing para Escritores.

Lanzar un libro es una prueba de fuego para cualquier autor, incluso aunque ya esté fogueado en estas lides. Pero si te paras a planificar estas cinco etapas, todo te resultará más sencillo y las ventas de tu libro se incrementarán.

¿Cuántos libros has lanzado ya?, ¿qué cosas salieron bien y qué otras no repetirías jamás? Cuéntalo en los comentarios, tu experiencia inspirará a toda la comunidad.

Y si tú también quieres pertenecer a nuestra comunidad de escritores, eres muy bienvenido. Deja abajo tu correo electrónico y estarás dentro.

Deja un comentario:

1 comment
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras