Cómo crear el esquema de una novela

Cómo crear el esquema de una novela

Sabemos que ahora mismo te estarás diciendo «¿De verdad necesito preparar el esquema de una novela antes de empezar a escribirla? Pero si tengo clara la historia al completo en mi cabeza. Mejor empiezo a escribir y me ahorro el trabajo de crear una estructura previa.»

Muchos escritores noveles escriben así sus primeras obras: tienen una idea para una novela y entonces se sientan ante su portátil, dejando que la historia fluya y limitándose a atraparla según cruza por su cabeza. No es que ese sea un mal sistema, es que, simplemente, no es un sistema.

De esta manera, cuando pierden el impulso de los primeros días, muchos escritores empiezan a flojear. No saben bien por dónde seguir, esa idea que tenían tan clara empieza a palidecer, sufren bloqueos… Finalizar su novela les cuesta un enorme trabajo y les lleva muchísimo tiempo.

Pero sus problemas no acaban ahí.

Cuando llega el momento de revisar y reescribir se dan cuenta de que tienen que volver a trabajar las partes principales de la historia, tienen que reconstruir sus personajes y trabajar duramente para lograr que la historia se convierta en un todo que fluya perfecto de principio a fin con coherencia y sin obstáculos. Cuando creían haber acabado, se encuentran con que les queda mucho trabajo por delante.

Esa es la historia de muchos de los que empiezan nuestro Curso de Novela. Tienen una historia que no saben cómo abordar, o bien han empezado a escribir pero se han quedado detenidos en un punto sin saber cómo avanzar y con la sensación de que el trabajo hecho no estaba bien. Esa es la razón de que el método del curso les ayude tanto.

Por eso nuestra recomendación es que empieces por refinar tu idea antes de empezar a escribir y, después, empieces a crear el esquema de tu novela.

Te aseguramos que dedicar un poco de tiempo a crear el esquema de una novela antes de empezar a escribirla es siempre tiempo bien empleado que te va ahorrar mucho trabajo después. Crear un esquema para tu novela te servirá para asegurarte de que tu historia tiene una estructura coherente. Tu trama será más robusta y tus personajes estarán mejor trabajados. Cuando empieces a escribir harás más en menos tiempo y te ahorrarás encontrarte con problemas que no habías previsto. Por no mencionar que habrá muchas menos posibilidades de que te quedes bloqueado.

Hoy te vamos a dar algunas ideas para crear el esquema de una novela que te ayude a escribir de una manera efectiva.

Pero, antes de empezar, tal vez te interese saber cómo hacer una novela: los pasos previos que debes dar antes de comenzar a trabajar en el esquema.

Primeros pasos para crear el esquema de una novela

Lo primero que tienes que entender es que trabajar el esquema de una novela forma parte del proceso de escritura de la novela en sí.

No se trata de tomar algunos apuntes para que no se te olviden las ideas ni de anotar algunos rasgos sobre los personajes, todo en menos de una hora. Preparar un buen esquema lleva tiempo y trabajo. Es precisamente por eso por lo que muchos escritores se lo saltan. (Otro día hablaremos del Síndrome del Escritor Vago, porque es un tema que merece una entrada entera).

Por el contrario, preparar el esquema de una novela es un trabajo arduo que requiere reflexión, tiempo y paciencia. Se trata de crear el esqueleto de tu novela, pero verás que después vestir ese esqueleto con músculos y piel te va a resultar mucho más fácil y agradecerás el tiempo empleado en hacerlo.

Así que tómate tu tiempo. Preparar un esquema sólido puede llevarte incluso semanas. En ese tiempo escribirás una versión abreviada de tu historia, explorando giros de la trama, conociendo la motivación de tus personajes y construyendo el mundo donde todo tendrá lugar.

Este es el momento de equivocarse, de experimentar, para que cuando empieces a escribir vayas (en la medida de lo posible) sobre seguro. Recuerda que si tu esquema tiene sentido, tu novela tendrá sentido.

El esquema general

Para empezar, divide tu historia en tres partes. Ya sabes, los clásicos inicio, desarrollo y desenlace.

Probablemente tu novela no acabe ajustándose exactamente a ese esquema, pero es una buena manera de comenzar a trabajar en ella.

En la primera parte, presenta a los personajes principales y especifica cuál es el problema (conflicto) con el que el protagonista deberá enfrentarse.

En la segunda parte, valora las opciones que tienes para dar un giro a la trama e incrementar la tensión. Al tiempo, debes profundizar en la motivación de los personajes y en la manera en que afrontan el conflicto.

En la última parte debes pensar cómo presentarás el clímax. También debes anotar cómo el protagonista ha cambiado con todo lo que le ha sucedido a lo largo de la novela y pensar cómo logra resolver (o no) el problema que se le presentó en el inicio de la historia.

El esquema parte a parte

Una vez que hayas desarrollado el esquema general para tu novela, debes ampliarlo parte a parte, creando un esquema específico para cada una de las partes.

Cada una de estas partes debe tener, como el esquema general, una estructura que se corresponda con la estructura inicio-desarrollo-final.

Por ejemplo, si en la primera parte vas a presentar el problema que deberá superar tu protagonista, esa sección debe a su vez desarrollarse siguiendo la mencionada estructura.

Además, lo más probable es que optes por dividir la novela en varios capítulos. Este es el momento de que hagas un esbozo previo de los mismos: divide cada una de las partes en tantos capítulos como consideres que debe tener.

Por ejemplo, en la primera parte puedes dedicar un capítulo a presentar al personaje principal, otro a presentar la situación de partida (es decir, cómo son las cosas antes de que el conflicto haga su irrupción) y otro más a presentar el conflicto. En total, esta primera parte tendría tres capítulos.

No olvides que el esquema para cada uno de estos capítulos también debe ser el clásico inicio-desarrollo-final.

Establece objetivos

Al acabar la fase anterior deberías saber ya cuántos capítulos más o menos va a tener tu novela.

Ahora debes decidir qué longitud tendrá cada uno de esos capítulos.

Por ejemplo, puedes decidir que cada capítulo tenga 10.000 palabras. Pongamos que, tras trabajar en el esquema parte a parte sabes que tu novela va a tener doce capítulos.

12 capítulos x 10.000 palabras cada uno = 120.000 palabras que tendrá tu novela.

Por supuesto, estas cifras no serán exactas. Un capítulo puede tener 8000 palabras mientras otro tendrá 13.000. La finalidad de decidir de antemano cuántas palabras va a tener cada uno de los capítulos y cuántas tu novela no es otra que el que te puedas marcar unos objetivos.

Seguro que estás pensando que fijar de antemano estas cifras va a encorsetar tu escritura e impedir que aflore tu creatividad. Que lo suyo es dejar que la historia fluya y se vaya contando hasta que, por sí sola, llegue a su final. Pero, piénsalo, según esa idea tú no tendrías apenas participación en la escritura de tu novela. Serías solo un instrumento en manos de la historia, que te utilizaría como un vehículo para encarnarse en palabras. Te limitarías a actuar como un médium.

Te aseguramos que ese no es el papel que juegan los escritores que publican novelas. Los escritores cuyas obras lees y admiras, esos a quienes quisieras emular, crean esquemas para sus historias y se fijan objetivos de escritura.

La finalidad de crear el esquema de una novela es precisamente ayudarte a que te organices y te mantengas enfocado.

Gracias al esquema parte a parte sabrás exactamente qué debes escribir en cada momento. Y gracias a fijarte objetivos de escritura sabrás cuántas palabras tienes que escribir para acabar un capítulo y cuántas para acabar tu novela. Sabrás si estás trabajando bien y tendrás un incentivo para continuar avanzando.

Como sabrás hacia dónde va tu historia podrás dedicarte a escribirla de la mejor manera posible, en lugar de estar pensando cómo vas a continuar cuando acabes esa escena.

Cómo hacerlo

  • Paso 1

Como ya hemos visto, lo primer que debes hacer es dividir la historia para tu novela en tres partes claras: principio, desarrollo y final. A continuación, deberás averiguar qué va a pasar exactamente en cada una de esas partes.

Tómate todo el tiempo que necesites para hacerlo. Reflexiona en profundidad y escribe tus ideas, ya sea un cuaderno o en un documento de texto. No dejes cabos sueltos pensando que ya los atarás cuando escribas esa parte. Este es el momento de averiguar qué va a pasar en cada parte de tu novela. Si más adelante cambias de idea, perfecto; pero de momento tienes que tener todo claro.

Al acabar tendrás un resumen pormenorizado de tu historia, de principio a fin.

  • Paso 2

A continuación, divide cada una de las tres partes en varios capítulos y decide la longitud aproximada de cada uno de ellos. Piensa el propósito de cada capítulo dentro de cada parte, qué función cumple: presentar un personaje, presentar el conflicto, mostrar un cambio en el protagonista, etc.

Recuerda que cada parte de la novela y cada uno de sus capítulos deben corresponderse con el esquema planteamiento- desarrollo-desenlace, haciendo avanzar la historia y preparando lo que va a suceder a continuación, manteniendo el interés del lector.

Haz una lista de los capítulos en el orden en que aparecerán en tu libro. Prepara un resumen de dos o tres frases sobre lo que acontece en cada capítulo.

  • Paso 3

A medida que trabajas hazte preguntas importantes. ¿La historia tiene sentido? ¿Fluyen los capítulos de forma lógica? ¿Hay lagunas que deban solucionarse? ¿Evoluciona el personaje conforme a los acontecimientos? Ve ajustando la historia según las respuestas que des.

Al finalizar este proceso, que puede haber durado días (incluso semanas) tendrás un resumen de tu historia, separado en capítulos, claro y eficaz. Felicidades así se crea el esquema de una novela.

Solo tienes que empezar a trabajar capítulo a capítulo desarrollando la historia a partir del resumen.

Ten claro que este no es un esquema perfecto ni definitivo ni que le sirva a todo el mundo. Toma de él aquellos aspectos que mejor encajen contigo y complétalos con aquellas formas de trabajar que sepas que te funcionan para crear tu propio sistema infalible.

Pero hazte un favor y crea tu propio sistema. Crear el esquema de una novela como trabajo previo antes de empezar a escribirla te aclarará las ideas, te ahorrará muchos disgustos y frustraciones y hará que tus historias sean más sólidas y bien tramadas.

Si quieres escribir una novela, deja abajo tu correo y únete hoy mismo a nuestra comunidad de escritores. Recibirás todas las semanas en tu bandeja de entrada útiles recursos que te ayudarán a terminar tu libro.

  • Jeri dice:

    Hola.. me ah sido de mucha ayuda tu información.. he diseñado un esquema modelo de acuerdo a tu post, me gustaría enseñártelo para saber tu opinión.. podrías enviarme un email para adjuntarlo ya que lo hice en Excel.. gracias.

    • sinjania dice:

      Hola, Jeri:

      Qué bien que el post te haya ayudado a crear el esquema preliminar para tu novela. Sigue avanzando a partir de él y verás que el trabajo resulta mucho más sencillo.

      Nos encantaría poder ver tu esquema, pero por cuestiones de tiempo nos resulta imposible. Pero, si la necesitas, ese es el tipo de asesoría personalizada que encuentras en el Curso de Novela:https://www.sinjania.com/curso-de-novela/

      Un saludo.

  • Eillen dice:

    Muchas gracias por sus consejos me están ayudando mucho.

  • René Morao dice:

    ¿Dónde están para regalarles un abrazo? Desde Venezuela se los envío.
    Gracias por compartir sus conocimientos.
    Es un reto comenzar pero es inspirador sus consejos.

  • Jericó dice:

    Hola, primero decir que me ha gustado mucho el artículo, sabía que se tenía que hacer un esquema pero los míos eran un poco más generales.
    Ya le he pillado el truco a eso de hacer esquemas, y ya he escrito varios capítulos de mi historia, pero el problema es que, al compararla con otros libros de temática similar, me doy cuenta de que mis capítulos, situaciones, etc. quedan demasiado cortos. Es decir, que si en el libro con el que lo comparo la introducción tiene 15 páginas, el mío tiene tan solo 5, por ejemplo, y creo que puede llegar a ser un problema. Si pudierais ayudarme os lo agradecería mucho, gracias de antemano.
    Jericó

    • sinjania dice:

      Hola, Jericó:

      Lo primero de todo, recuerda que las comparaciones son odiosas. Lo importante es que la novela esté bien desarrollada, no el número de páginas que ocupa.

      Pero si te parece que tu historia queda corta, desarróllala más, Pero, cuidado, no caigas en el relleno. Tienes que asegurarte de que todo lo que cuentas sigue contribuyendo al desarrollo de la trama.

      Otra opción es introducir tramas secundarias. Aquí encuentras información sobre ella: https://www.sinjania.com/escribir-tramas-secundarias/

      Si necesitas ayuda para planificar tu novela y quieres tener a alguien a quien plantear las dudas que te asalten mientras escribes, no te pierdas nuestro Curso de Novela.

      Saludos.

  • Musicbeat7777 dice:

    Me gustó mucho esta publicación. Se que me ayudará. ¡Gracias!

  • Nico dice:

    Hola! Comencé a escribir mi novela sin el previo esquema, estoy algo atorado en el desarrollo y a cada vez q vuelvo a leer desde el inicio le sigo pasando el bisturí a todo lo que voy escribiendo. Mi pregunta sería ¿hago el esquema desde el inicio? O solo desde lo que me resta de la obra?
    Saludos desde Tucumán, Argentina.

    • sinjania dice:

      Hola, Nico:

      Lo mejor es hacer el esquema desde el principio y ceñirte a él. Pero sí ya tienes el plateamiento escrito, puedes limitarte a anotar las claves de esa parte y continuar con el resto. Eso sí, asegurate de que todo encaja y es coherente.

      Otro consejo que te damos es que no revises ni corrijas ahora. Esa parte viene después, cuando ya tengas el primer borrador terminado por completo. Entonces será el momento de pasar el bisturí.

      Saludos.

  • Grey dice:

    ¡De verdad, está genial estos artículos! Pero tengo un pequeño complejo con una historia en proceso de creación: no tengo idea de que realizar en el capitulo final o los finales. Es una trama de misterio juvenil; lo demás está manejado excepto el final ¿alguna idea para sacar un buen final? ¿o debo tener un pequeño error que pasé de largo para obtener un final coherente?

    • sinjania dice:

      Hola, Grey:

      Lo que sucede es que el final hay que tenerlo claro desde el instante mismo en que se empieza a trabajar en la historia. No se puede dejar para lo último e improvisar uno. Porque, para que la historia sea sólida, todo lo que pasa en ella debe conducir exactamente hacia ese final que ya se tiene pensado.

      Si no lo has hecho así, nuestra recomendación es que pienses un final coherente con lo que ha sucedido hasta el momento y con el cambio que tus personajes deben haber sufrido a lo largo de la trama.

      Saludos.

  • Dayana Lours dice:

    Tengo un pequeño problema con el inicio de mi historia, he formado las biografías de los personajes, la importancia de estos, tengo el tema central al que se basara, el desarrollo e inclusive el desenlace que la misma tendrá, pero a pesar de esto, aunque sepa que tipo de escena iniciara el problema de mi protagonista no se que escena sera la mejor para darle inicio, tengo un prologo el cual explica el contexto de la historia, pero la escena inicial es mi verdadero problema.
    ¿Como puedo hacer que la escena atraiga la atención del lector sin causar confusión y que realmente parezca el inicio de la misma no la continuación de un suceso anterior o cause confusión por ser algo que aparece de la nada?
    Desearía que alguien pueda ayudarme con este percance, gracias.

    • sinjania dice:

      Hola, Dayana:

      Es raro que una primera escena cause confusión porque «aparece de la nada». El lector que empieza un libro sabe que se adentra en una historia desconocida de la que, en un primer momento, no sabe nada. Pero de la que el escritor le va a ir revelando los detalles poco a poco.

      Así que simplemente confía en la inteligencia de tu lector.

      Saludos.

  • Clara dice:

    Tengo un problema. Hay un tema muy necesario que debo dejar en claro en la historia pero no se donde ni cómo escribirlo. Este tema no lo puedo nombrar al desarrollo, debo hacerlo desde el principio porque es parte del conflicto que se crea pero no encuentro ningún momento adecuado en la historia para nombrarlo

    • sinjania dice:

      Hola, Clara:

      Tú misma pareces contestar a tu pregunta. Si es algo que tiene que quedar claro desde el principio, deberías situarlo en el planteamiento.

      Repasa el esquema previo (que esperamos que hayas hecho) para ver dónde puede encajar.

      Saludos.

    • Andrea dice:

      Puedes dar pistas del concepto que necesitas presentar a lo Largo de la historia y trabajar con lo que se sabe de el hasta que se de una nueva revelación. Sería como si el concepto fuera también un personaje al que vas conociendo y ante esas revelaciones responden los protagonistas y el entorno.
      Un ejemplo, tienes una joya mágica que pasa de generación en generación, pero tiene una maldición que se originó por su horrendo pasado.
      Puedes comenzar diciendo que la joya tiene poderes especiales e irlos descubriendo, pero indicar sutilmente que algo no está bien. Entonces ocurre un evento donde la gema se muestra malvada y los personajes se dan cuenta de que ha matado prematuramente a todos sus poseedores. Eso generará un conflicto al que los personajes deben enfrentarse y digamos que deciden destruirla, pero para eso deben conocer más de su origen y así se da otro arco argumental que se desarrolla paralelo a la historia y así llega a su clímax y final

      Es una buena opción, solo debes tener claro todo lo que quieres decir del concepto desde el comienzo, todas las posibilidades y como reaccionara ante cada situación para que cuando den la revelación oficial, se venga sospechando desde antes y no suene forzado.

      Espero haber ayudado 😀

  • Tere dice:

    Genial artículo. Gracias!

  • Nicolás Puente dice:

    En mi caso primero descubrí un tema que me interesaba y comencé a escribir. Según iba avanzando veía mucho más necesaria la planificación. Así que comencé a planificar: partes, capítulos, ideas de cada capítulo. Luego vino la necesidad de organizar el tiempo de desarrollo para que las fechas fueran correctas… Luego los personajes… Al final la documentación era casi tanta como la novela en sí. Pero fue bastante sencilla de escribir. Ahora duerme en un cajón esperando una corrección final y luego, ya veremos.

    • sinjania dice:

      Hola, Nicolás:

      Muchas gracias por compartir tu experiencia.

      Así es, cuanto mas pormenorizado sea el trabajo previo, menos costará después escribir la novela. Y eso permite que entonces, en la fase de escritura, se pueda prestar más atención al lenguaje y el estilo. De manera que también te va a costar menos la revisión posterior y, si fuera necesaria, la fase de reescritura.

      Un saludo.

  • Sonia25 dice:

    He empezado hoy mismo a leer estos blogs y debo decir que me encanta como explicáis todo y los temas que tratáis.
    Tengo 13 años, me encanta escribir y cuando tenga más edad quiero dedicarme a la escritura (entre otras cosas). Sé que esto lleva mucho esfuerzo y dedicación, por eso quiero comenzar a crearme hábitos y rutinas desde ahora para así estar preparada para cuando llegue el momento de cumplir mi gran sueño, publicar una novela.

    Y ya tengo una idea para una, obviamente no tengo pensado publicarla de momento, quizá cuando sea un poco más mayor. Ya tengo clara la trama y el concepto pero no sabía muy bien que debía de hacer a la hora de crear un esquema y conseguir organizarme para no quedarme en blanco en medio de la historia (como me suele pasar). Gracias a vuestros consejos pude organizarme en mi esquema y estoy convencida de que esta novela me saldrá bien. Así que… Gracias!!!

    P.D.: Tengo una pregunta: ¿Cuál es el número de páginas y de capítulos ideales para una novela? Es que no quiero hacerla demasiado corta ni demasiado larga. Buen día!!! 🙂

    • sinjania dice:

      Hola, Sonia:

      Gracias por leernos. Nos alegra saber que te hemos sido de ayuda.

      Qué suerte poder crear buenos hábitos desde tan joven. Verás que así llegarás donde te propongas.

      En cuanto a tu pregunta, no hay un número estándar de páginas y capítulos. Acércate a una biblioteca y echa un ojo a varios libros. Verás novelas de ciento cincuenta páginas y otras de más de mil. Verás que algunas se dividen en capítulos y otras no.

      Los límites lo pones tú al decidir qué historia vas a contar, qué vas a incluir y qué vas a dejar fuera. Por ejemplo, si quieres contar la infancia del protagonista porque te parece vital que el lector la conozca la novela se extenderá más que si te circunscribes a contar lo que le sucedió cuando cumplió los treinta.

      Y, por supusto, también debes decidir qué estructura le vas a dar. Dividida en capítulos. Dividida en partes. Etc.

      No dejes de incorporar a tus hábitos la lectura, porque ella te dará una imagen amplia de la escritura y de la historia de la literatura. Y un escritor necesita ambas cosas.

      Saludos.

  • Any dice:

    Soy. Any. Trato. De. Identificar. Mi. Deseo. De conocimiento. De poder. Redactar. Muy. Bien. Mi. Libró. Quisiera mencionar. QUÉ. Hace. Un. Tiempo. Pace. Por un. Proceso. De. Cáncer. De. Mama. Y. Ahora. Volvió. De nuevo. Mi. Punto. Es. QUÉ. Estoy. Contra. El. Reloj. . Y. Pronto. Tendré. QUE. Volver. A. Quimioterapia. Yo. Quiero. Realizar. Esté. Sueño. Por. Sí. Me. Tica. Partir. No. Es. Drama. Es. Real. Gracias. Bendiciones. GRACIAS

  • Failo Vázquez dice:

    ¡Muy interesante todo lo que se pregunta y lo que se responde! Yo tengo ya seis libros terminados y no los he publicado porque la Editorial con que me contacté, me hace invertir mucho dinero por cada libro y por lo que veo, prácticamente toda la utilidad será para las Librerías y la Editorial, siendo que uno como escritor es el que invierte todo el dinero y muchísimas horas de trabajo, esfuerzo e ilusión.
    ¿Quién puede evaluar mis libros para que me oriente en donde y cómo publicarlos?

    • sinjania dice:

      Hola, Failo:

      Hace no mucho escribimos un artículo sobre las opciones de publicación que hoy en día tiene un escritor a su disposición. Lo puedes ver aquí: https://www.sinjania.com/publicacion-distribucion-venta-libros/

      Por lo que nos cuentas, tú has probado suerte con una editorial especializada en coedición. Si te gusta esa opción, prueba con otras editoriales del mismo tipo, tal vez encuentres una quer se adapte a tu presupuesto.

      Si no quieres invertir dinero, prueba con la edición tradicional. Ten en cuenta que las regalías serán menores, pero es porque el editor tiene que pagar a todos los actores que intervienen en la cadena: diseñador, corrector, librero, distribuidor…

      La opción de la autopublicación también es buena, pero también requiere inversión inicial.

      Como te señalamos, en el artículo que te enlazamos viene todo explicado de forma pormenorizada.

      Saludos.

    • Sarai Luis Llorach dice:

      Tienes que pagar a las editoriales para que te publiquen libros?yo creía que no.

  • Andy dice:

    Interesantísimo el post. Yo por lo general escribo poesía, minicuentos o cuentos cortos, porque con los relatos largos suele pasarme algo parecido: o llego a un punto en que no sé cómo continuar, o sencillamente pierdo el hilo de la historia. Por favor, si pudieran destacar un ejemplo del esquema de una novela (quizás una conocida), me ayudaría bastante, pues estoy recién empezando a escribir una. De momento, no he tenido problema, pero la verdad me asusta un poco.
    Saludos y enhorabuena por el sitio. Formidable.

    • sinjania dice:

      Hola, Andy:

      La mejor manera de evitar el no saber cómo continuar o perder el hilo de la historia es hacer un buen trabajo previo planificando la historia. Con las ideas claras resulta más fácil no perderse y puedes prestar mayor atención al lenguaje, el fraseo, las imágenes… Es decir, a todo aquello que convierte en literario un texto.

      Tomamos nota de la sugerencia de analizar la estrucutra de una novela como ejemplo, aunque evidentemente no hay un esquema estándar que se adapte a todas las novelas.

      Un saludo.

  • Sandra dice:

    Muy buen artículo! Yo soy autora novel y ya con mi primer libro me hacía esquemas, realmente es lo que más me gusta de este trabajo: planificar.
    Felicidades por el blog, un saludo!

  • Juan Pérez dice:

    Planificar el planteamiento, el esquema del desarrollo y el esquema del desenlace, en teoría está muy bien. Veamos un ejemplo, el libro SEXO EN NUEVA YORK, ha sido llevado al cine y a la tv, todo un éxito. ¿En dónde están el planteamiento, el desarrollo y el desenlace en dicho libro?

    • sinjania dice:

      Hola, Juan:

      No podemos analizar la historia del título que nos comentas porque no hemos leído el libro, ni visto la película o la serie. No obstante, muchas series y películas son un ejemplo claro de diversos modelos de estrucutras narrativas, tanto esta en tres partes que analiza el post como del viaje del héroe. Tal vez Sexo en Nueva York sea la excepción.

      Echando un vistazo rápido a la información que sobre el libro hay en internet parece tratarse más bien de una galería de personajes. En ese caso su estructura tal vez se corresponda más bien con el desarrollo de cada uno de esos personajes, presentando el recorrido de su arco dramático. No obstante, incluso en ese caso se podría buscar el planteamiento/nudo/desenlace de cada uno de esos arcos. Aunque, insistimos, no conocemos la obra y no podemos por tanto analizarla con conocimiento fundado.

      Saludos.

  • Cuando empecé a escribir cuento me declaré escritor de brújula. Hacía lo mismo con la poesía y considero quedaban bien. Bastaba poner el título y la historia me llevaba, fluía. Hace un tiempo empecé a escribir una novela con el mismo sistema aventurado. Me llevé una desagradable sorpresa porque me atasqué en la historia a la mitad. Ya me habían sugerido, “haz un esquema”, y me resistía. Confiaba demasiado en mi inspiración sin saber cuánto me perjudicaba. Tuvo que pasar mucho tiempo antes de aceptar mi equivocación. Decidí hacerlo tal como lo sugieren aquí y la historia fluyó magistralmente. Bendito Dios que existen páginas como éstas, de orientación a los noveles. Este ensayo: “Cómo crear el esquema de una novela”, es exacto y muy rico. Lo imprimiré.

    En hora buena y felicidades.

    • sinjania dice:

      Hola, José:

      Muchísimas gracias por compartir tu experiencia. Estamos seguros de que lo que cuentas puede servir de aviso para navegantes y ayudar a otros escritores a comprender la importancia de hacer un poco de trabajo previo antes de emepzar a escribir.

      Por nuestra parte, nos alegra haber podido ayudarte un poquito.

      Saludos.

  • María del Consuelo Olivares de la cerda dice:

    Yo entiendo, todo esto, pero creo que me falta el hambre de escribir, en otras palabras, el esfuerzo la dedicación la disciplina.
    Tal vez estoy en una etapa temprana donde solo hay interés y curiosidad.

    Gracias, todas las herramientas mencionadas dejan eco y en eso estoy trabajando,
    Consuelo Olivares

    • sinjania dice:

      Hola, María del Consuelo:
      Tienes identificado tu problema: necesitas esfuerzo, dedicación y disciplina. Así es más fácil ponerle remedio. ¡A ello!

  • Yo he intentado usar ese método, he hecho dos esquemas, el problema que he tenido es que cuando estoy escribiendo la historia me salgo del esquema, y cuando veo ya llevo la historia por otro lado que nada que ver con el esquema original, o cambio tanto la historia que debería tener otro esquema.

    • sinjania dice:

      Hola, Ángel:

      En principio el esquema está para seguirlo, por eso es tan importante tomarse el tiempo necesario apra hacerlo, para pensar bien las diferentes opciones y elegir aquellas que mejor representan la historia que queremos contar. A lo mejor tu problema viene de no haber madurado bien la historia, de hacer un esquema, pero sin haber sopesado bien todas las opciones y sus resultados.

      Ahora bien, si la historia cambia mientras la escribimos (puede pasar: estamos creando), lo ideal sería pararse en ese momento para volver a pensarla. Cotejar los esquemas que teníamos, ver qué cambios queremos introducir, si tienen sentido y hacia dónde nos van a llevar. Y modificar el plan previo de acuerdo a ese nuevo derrotero, para tener una guía sobre la que desarrollarlo y prevenir así bloqueos o errores.

      Saludos.

  • Manuel dice:

    Gracias por vuestros consejos. Son muy útiles y los aplicaré a mi rutina de escritura. Un saludo.

  • Jonathan dice:

    ¡¡Muy útil el esquema!! Podrías hacer un guión para crear personajes? Es que estoy haciendo una novela y creo que debería de ser más esquemático y no tanto a ojo. ¡¡Gracias!

  • Alejandro Romero dice:

    Voy a poner en práctica estos consejos escribiendo un cuento , a fin de adquirir experiencia. Gracias

  • Ingo dice:

    Es lo más lógico y práctico, pero me pregunto como lo hacen autores como Haruki Murakami que dicen que improvisar como en un concierto de Jaz. Es interesante esa forma de. Escribir …

    • sinjania dice:

      Hola, Ingo:

      Es la eterna dicotomia: escritores de mapa o escritores de brújula.

      En general, los escritores se declaran escritores de brújula: improvisan, se dejan llevar por la inspiración, etc. Luego salen a la luz los apuntes de sus obras, los borradores, los miles de esquemas y te das cuenta de que ahí hay poco de “dejarse llevar” y mucho de trabajo duro, planificación y ensayo.

      Tal vez todo consista en mantener ese aura de misticismo y bohemia que rodea a los escritores. Cuando la realidad es que el de escritor es un oficio que se aprende y que exige esfuerzo y dedicación.

      Ya sabrás que Murakami ha sacado un libro titulado De qué hablo cuando hablo de escribir, en el que habla sobre cómo aborda él la escritura.

      Saludos.

  • paco santos dice:

    La verdad que es muy interesante, yo estoy trabajando en una novela y hago el esquema con un resumen de cada capitulo y ademas de cada escena.

    • sinjania dice:

      Hola, Paco:

      No hay un único sistema, pero sí es importante tener uno. Lo ideal es que cada escritor desarrolle el suyo propio, uno que le dé buenos resultados.

      Saludos.

  • Florencia dice:

    Muchas Gracias! Es exactamente lo que me pasa y lo que necesitaba.

  • Charo dice:

    Vamos a ello, planificar es la clave, sí.

  • Rosy dice:

    Muy interesante este esquema propuesto, lo tomaré en cuenta,gracias.

  • >
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

    Comparte esto con quien quieras