Cómo una inteligencia artificial pudo (casi) ganar un concurso de escritura

Cómo una inteligencia artificial pudo (casi) ganar un concurso de escritura

En 2016 un relato escrito por una inteligencia artificial (IA) casi logró ganar un concurso de escritura.

Se trata del premio Shinicho Hoshi, un concurso muy especial en el que, además de escritores, pueden participar inteligencias artificiales. Doce lo hicieron el año pasado. Y una logró quedar en tercer lugar.

Aunque la IA tuvo algo de ayuda humana para escribir su relato, lo cierto es que escribió una historia que gustó al jurado.

¿Cómo es posible? ¿Cómo puede una máquina estar a punto de ganar un concurso de escritura?

¿Y el talento? ¿Y la inspiración? ¿Y el genio? ¿Puede una máquina suplantar la sensibilidad humana?

Vayamos por partes.

Lo que la IA sabía

¿Cómo puede una inteligencia artificial «escribir» una obra que guste a un lector humano?

Muy sencillo.

La escritura se basa en modelos, estructuras, elementos y recursos que se repiten una y otra vez, con variaciones, en las obras de narrativa desde el principio de los tiempos.

En el Quijote puedes encontrar recursos narrativos que reaparecieron de nuevo en la literatura de principios del siglo XX y que todos los autores desde Cervantes hasta nuestros días aplican a sus obras de una forma u otra.

Por ejemplo, uno de esos elementos es el arco narrativo.

¿Qué sabes sobre él?

Tranquilo, que esto no es un examen, te ayudamos un poco.

El arco narrativo es la forma en que se disponen los acontecimientos a lo largo de la historia, desde el principio hasta el final.

Se relaciona con el argumento, es decir, con lo que sucede.

También se relaciona con la estructura que sostiene la forma en que se presentan los hechos. Es decir, con la trama.

Y por último se relaciona con el personaje, es decir, con cómo le afectan los hechos, cómo reacciona ante ellos y las decisiones que toma.

Tal vez tú no sabías lo que es un arco narrativo. Pero una inteligencia artificial (otra, no la finalista del concurso Shinicho Hoshi) ha descubierto que, en la narrativa de ficción, solo existen seis arcos argumentales.

Era algo que Kurt Vonnegut ya había anticipado, pero la IA ha venido a corroborarlo. Atendiendo al argumento, a la disposición de los hechos y a las reacciones del personaje solo hay seis posibles arcos argumentales.

  • El que presenta el ascenso del personaje.
  • El que presenta el descenso del personaje.
  • El que presenta cómo el personaje desciende después de haber ascendido.
  • El que presenta cómo el personaje asciende para luego descender.
  • El que presenta cómo el personaje asciende, cae, pero se recupera.
  • El que presenta cómo el personaje cae, asciende, pero vuelve a descender.

El Quijote podría pertenecer al cuarto tipo: asciende mientras se cree un caballero andante y vive diversas aventuras. Pero desciende cuando le devuelven a su casa al final de la novela.

Piensa en los últimos libros que has leído y comprobarás cómo sus arcos argumentales se adaptan a alguno de estos modelos.

Seguro que también los libros que has escrito, o el que planeas escribir, se corresponde con alguno de estos patrones.

¿Las inteligencias artificiales van a desbancar a los escritores en el siglo XXI?

¿Qué implica esto?

¿Que las inteligencias artificiales van a desbancar a los escritores en el siglo XXI y que es mejor que vayas buscando otra profesión?

En absoluto.

Lo que significa es que cualquiera que conozca los recursos, estructuras, modelos y patrones que aparecen en las mejores obras de narrativa puede escribir una obra maestra.

También tú puedes ganar un concurso de escritura. También tú puedes escribir novelas excelentes que conquisten al lector y se conviertan en ejemplos de un uso magistral del lenguaje, de una trama bien articulada o de unos personajes redondos.

Solo tienes que aprender cuáles son los protocolos de la ficción literaria y cómo se manejan. Después será el turno de practicar aplicándolos a tus propias obras.

Lo que tú tienes que saber

En el blog hemos hablado bastante de los elementos básicos de la buena ficción. Pincha sobre los enlaces de cada sección a continuación para acceder a los artículos de cada temática.

1. La trama

La trama es la forma premeditada en que se disponen los acontecimientos del argumento para que revelen su significado.

Es decir, cómo vas a contar la historia, en qué orden, reservando qué información, por medio de qué personajes… para poner de relieve determinado significado.

Porque todas las grandes obras guardan un significado: esperanza, hastío, triunfo del amor, fracaso de la amistad, futilidad del esfuerzo…

2. Los personajes

Los personajes son los actores de los hechos que presenta el argumento y que se engarzan en la trama.

Son una fuerza más de la narración pues su motivación, su idiosincrasia y su carácter contribuyen a llevar la acción por uno u otro camino.

3. El narrador

El narrador es el que cuenta la historia. Una voz tras la que tú como escritor te ocultas (en qué medida, dependerá de tus propios deseos).

El narrador también contribuye a crear la fisonomía del texto según el tipo de narrador que elijas: en primera persona, en segunda, en tercera, omnisciente, limitado, no fiable…

4. El trasfondo y la ambientación

El trasfondo se refiere a los eventos que preceden al marco narrativo de la historia que se cuenta. Es la biografía de los personajes, no solo a nivel externo, sino también a nivel psicológico y emocional; pero también es la historia de sus relaciones previas, así como los datos referidos al lugar o la época en los que transcurre la acción.

La ambientación es el “decorado” en el que va a desarrollarse la acción y debe ser acorde con ella. Si tu acción transcurre en una oficina deberás situar una máquina de café y un cuarto de fotocopiadoras, el despacho del jefe y una azotea donde los empleados salen a fumar.

La ambientación es, además, el espacio en que se moverán tus personajes y por tanto les afecta. Puede suponerles un obstáculo, como la montaña de la que el protagonista desea escapar; o bien ser la fuente de su conflicto, como el pequeño pueblo del que la protagonista desea marcharse.

5. Las descripciones

La descripción es la herramienta que te permite situar al lector en el espacio al que quieres llevarle, presentarle a tus personajes y hacerles sentir lo que quieres que sienta.

Tienes que saber manejarla con precisión de cirujano.

6. La cronología y el uso del tiempo

La cronología es ese «orden premeditado» del que hablamos más arriba. Puedes contar tu historia en orden cronológico, pero también puedes contarla desde el final hacia el principio o introducir saltos temporales.

Precisamente por lo anterior debes cuidar cómo reflejas el paso del tiempo, para que el lector sea siempre consciente de las coordenadas temporales en las que se desarrolla la historia.

Estos son algunos de los elementos que intervienen en un texto literario. Profundiza en tu conocimiento de ellos tanto como puedas.

Leer ayuda mucho. (Por cierto, ¿cómo llevas el reto de lectura? A estas alturas ya deberías haber leído nueve libros).

Hacer un curso de escritura creativa también te servirá, porque tendrás acceso a un montón de conocimiento reunido y ejemplificado, sin que tengas que perder el tiempo recopilándolo aquí y allá. Te recomendamos el curso de novela. Puedes empezarlo hoy mismo.

Un último apunte

El caso de la inteligencia artificial que casi logra ganar un concurso de escritura pone en evidencia que la escritura es una cuestión de conocimiento.

¿Tenía esa inteligencia artificial talento? ¿Tenía sensibilidad artística? ¿Escribió el relato que la convirtió en finalista del premio literario en un rapto de inspiración?

Para nada.

La inteligencia artificial simplemente tenía el conocimiento que necesitaba.

Por supuesto, partía con ciertas ventajas.

Procesar datos es algo que precisa un lapso de tiempo menor que el aprendizaje humano.

Las máquinas no se cansan ni procrastinan.

Tampoco ponen excusas.

Lo que debes aprender del caso de la inteligencia artificial es que, sí o sí, necesitas formarte y profundizar más y más en el conocimiento de la literatura y la narrativa.

Que la inspiración, el talento y los «bloqueos» son mitos hermosos que sirven para camuflar tus excusas. Y tus excusas son tus límites.

La mayor o menor aplicación que pongas en tus estudios dará la medida de las obras que llegues a escribir.

Como ejemplo tienes a Kurt Vonnegut. Kurt Vonnegut se interesó por el arco narrativo antes de que las inteligencias artificiales fueran algo más que un sueño cercano a la ciencia ficción. Su estudio de las técnicas literarias le convirtió en uno de los escritores más reconocidos del siglo XX.

Como su caso es el de la mayoría de los autores cuyas obras admiramos y leemos.

Y si tú quieres formar parte de ese Olimpo (y por supuesto que quieres) es hora de que empieces a hincar los codos.

Puedes empezar por unirte a nuestra comunidad de escritores. Recibirás todas las semanas consejos, recuros y trucos útiles en tu bandeja de correo. Solo tienes que dejar debajo tu dirección de correo.

  • IA dice:

    He encontrado esta web de casualidad buscando en la red temas acerca de inteligencia artificial , y la verdad me ha encantado , os felicito de verdad , sigan asi .

  • […] poco hablábamos de la existencia de patrones en las obras literarias y de cómo conocerlos puede ayudarte a mejorar tu escritura. Uno de esos patrones es el denominado «El viaje del héroe», un esquema que el mitógrafo Joseph […]

  • Jorely Corona dice:

    Creo que este es un portal con información muy valiosa para quienes queremos adentrarnos en el mundo de la escritura. Excelentes aportes. Los sigo desde hace poco, pero estoy feliz de haberlos encontrado.
    Saludos

  • María del Consuelo Olivares de la cerda dice:

    Hola
    Un saludo para mi gran Maestra Natalia Martinez, y para todos los compañeros del curso de escritura creativa c1610, y para los del curso de novela.
    Se les extraña.
    Consuelo Olivares.

  • María del Consuelo Olivares de la cerda dice:

    Hola,
    Gracias por todas las aclaraciones al respecto, cuando comento con mis amistades que estoy escribiendo, todas me preguntan ¿ para cuando?, ¿ veremos tu novela?
    estamos ansiosos. Después de conocer las técnicas que tan claramente vemos en sus cursos, yo me digo, porqué estos me apuran, una vez que uno escribe detectas tus debilidades y aplicar la técnica no es cosa de repetir como el burro es cuestión de entender procesar y crear y leer.
    Con este curso se que el talento no basta, y mucho menos el narcisismo que nos empuja en buena parte, desconozco cuanto tiempo me tome , pero se que es indispensable aplicar la técnica .

    • sinjania dice:

      Hola, María del Cobsuelo:

      Lo has explicado a la perfección. Escribir es una carrera de fondo y exige tiempo y tesón, pero es posible mejorar cada día y entonces la satisfacción es enorme.

      Un abrazo.

  • >