Siete ideas antes de autopublicar

Si tienes la impresión de que últimamente todo el mundo acaba de publicar un libro, estás en lo cierto. El proceso de creación y producción de libros de ficción y no ficción se ha convertido en algo mucho más accesible, como resultado de la aparición de la autopublicación.

Sin duda, las ventajas de la autopublicación son muchas, pero hay algunas cosas en las que debes pensar antes de ponerte a ello.

1. Define tu objetivo

En primer lugar debes definir qué objetivos pretendes alcanzar con la autopublicación de tu libro. ¿Quieres darte a conocer en un determinado campo o es para obsequiar a los amigos? ¿Vas a encargarte de su distribución de manera personal, de forma que llegarás a un pequeño público, o vas a acceder a otros canales de distribución, que te permitirán llegar más lejos? Antes de empezar debes tener claro quién es tu público objetivo y cómo vas a llegar a él.

2. Pon a prueba tu título

La idea es determinar si el título que has elegido atraerá a los lectores. Revisa en los catálogos de las librerías cómo se titulan otros libros similares al tuyo, esto servirá para estimular tu creatividad y te dará una idea de que títulos son los más efectivos.

3. Contrata un corrector

Lo mejor es contratar a un corrector profesional: considéralo como una inversión. Si no, haz que varias personas de confianza lean tu manuscrito y te den su opinión. De este modo podrás corregir defectos que tal vez tú solo no hayas apreciado.

4. Contrata un profesional que diseñe la cubierta

La cubierta es la carta de presentación de un libro y una buena cubierta atrae lectores. Es la primera cosa que induce a la gente a comprar un libro, así que escatimar aquí no es una buena idea. Sin duda, puedes probar a hacerla tu mismo, pero es casi seguro que un profesional logrará un resultado mejor.

5. Asume que el proceso de edición es largo

El proceso de edición de un libro te llevará una gran cantidad de tiempo. Hay que corregir (mejor varias veces), diseñar y preparar la portada, elegir las fuentes y maquetar el texto. Incluso a los profesionales les lleva tiempo cada una de esas fases, de modo que tú también tardarás. No te dejes llevar por la impaciencia, cuanto más tiempo inviertas, mejor será el resultado final.

6. Consigue recomendaciones

Ofrece la lectura de tu libro a personas reputadas. Si eres un nombre desconocido (como la mayoría lo somos), un lector potencial puede optar por comprar tu libro simplemente porque alguien influyente diga que es una lectura muy recomendable. Si consigues algún comentario elogioso de este tipo, puedes incorporarlo directamente en la portada o en los materiales promocionales.

7. Planea la promoción del libro

Sin una buena promoción es difícil que los lectores lleguen a saber de tu libro, por bien escrito que esté. Envía notas de prensa, consigue entrevistas, busca presentaciones, participa en firmas de libros, ten presencia activa en redes sociales, ofrece tus libros en las librerías locales… Piensa y planea acciones que te permitan encontrar a tus lectores.

En resumen, debes tener presente que la autopublicación puede suponer una enorme oportunidad, pero exige esfuerzo, tiempo y dedicación. Cuando autopublicas, el trabajo no finalizará con el proceso de escritura, pues deberás asumir todas las tareas de edición y promoción.

Sobre todos estos temas y muchos otros trata la revista Publicación Digital. Una revista dirigida a todos los profesionales y aficionados del sector.

La revista está elaborada por medio de la colaboración de diseñadores, editores y escritores interesados en el tema. No te pierdas ni un número.

0 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras