¿Funciona el marketing online para escritores o es una pérdida de tiempo?

¿Funciona el marketing online para escritores?

Si estás a punto de sacar un libro o si estás tratando de promocionar alguno que ya tienes a la venta puede que ya te hayas planteado esta pregunta.

¿No iré a perder un montón de mi valioso tiempo escribiendo un blog o dejándome ver en las redes sociales?, te preguntarás también.

Es lógico querer tener cierta seguridad antes de emprender alguna nueva acción. Pero muchas veces ese deseo de seguridad acaba por paralizarte y te conduce al estancamiento.

Por ejemplo, muchos de vosotros nos escribís para decirnos que dudáis de vuestro talento. Queréis estar seguros de que lo tenéis antes de pensar en dedicaros a la escritura en serio. El proceso, sin embargo, es justamente al revés: si te dedicaras a la escritura en serio, escribieras todos los días y emplearas recursos en tu formación, cada vez escribirías mejor. La vocación y el trabajo son siempre mejores que el talento.

Algo parecido sucede con el tema del marketing para escritores. Antes de desarrollar una estrategia de marketing quieres estar cien por cien seguro de que funciona. Pero ¿cómo vas a estar seguro de que funciona si no lo pruebas?

Toma nota de esta pequeña lección: tendrás que correr riesgos si quieres alcanzar tus sueños.

¿Quieres ser escritor? Escribe. Corre el riego de hacerlo mal, de escribir una primera novela desastrosa. Habrás dado el primer paso para escribir una obra magistral.

¿Quieres que los lectores te conozcan, amen tus libros y los compren? Corre el riesgo de poner en práctica algunas acciones de marketing y testear sus resultados. Habrás dado el primer paso para crear un plan de marketing que te dé visibilidad y aumente tus ventas.

¿Funciona el marketing online para escritores?

Lo mejor del caso es que, si te paras a pensarlo, casi siempre tienes ejemplos de personas que han recorrido el camino delante de ti. Su ejemplo no solo puede servirte de inspiración, sino que también puede darte algo de esa seguridad que necesitas.

¿Funciona el marketing online?

Funciona.

Miles de empresas y profesionales (incluidos nosotros) invierten recursos, tiempo, dinero y esfuerzos en él. No lo harían (haríamos) si no diera resultado.

Y esos resultados también puede conseguirlos un escritor.

Sabemos lo que estás pensando ahora mismo: pero es que yo no soy un empresario, no soy un profesional.

¿De verdad?

Tres errores previos al marketing

Ya hablamos de este tema largo y tendido en otra entrada, pero déjanos recordarte sus ideas principales.

Tienes un producto, tu libro. Y quieres venderlo.

Sabemos que sientes cierta reticencia a considerar tu libro «un producto». A fin de cuentas es una creación artística, fruto de un esfuerzo intelectual y creativo. Ese es la primera resistencia que un escritor esgrime: «Soy un artista, no un empresario».

Pero una vez escrito, y en cuanto lo sitúes en el mercado, tu libro se convierte también en un producto. Y tu deber es lograr atraer la atención hacia él.

Ese es otro punto flaco del escritor que se niega a considerarse empresario (o emprendedor, si lo prefieres): creer que los lectores descubrirán por sí mismos su libro. A fin de cuentas has hecho un buen trabajo, tu libro es excelente y eso basta.

Por desgracia no es así.

Tú eres el único responsable (o puede que tengas la ayuda de tu editor, si has elegido esa opción) de hacer saber a los lectores que tu libro, que es cierto que es muy bueno, está a su disposición.

Todavía hay una reticencia más. A un escritor no deberían preocuparle las ventas. Un escritor es, por definición, una persona bohemia, nada materialista, su máxima debería ser «el arte por el arte».

Sin embargo, cuando decimos que el de escritor es un oficio no solo nos referimos a que es algo que se aprende y que, como todos los oficios, necesita de la práctica y la experiencia. También queremos decir que escribir es un trabajo y, como tal, merece recompensa.

Querer vender tus libros para recibir así el pago por tus horas de esfuerzo y trabajo es legítimo. No sientas vergüenza por ello.

Por tanto, como escritor debes ponerte el sombrero de empresario. Eres un profesional.

La mayoría de escritores no hace marketing online

Eres un profesional de la escritura (o al menos estás trabajando para serlo). Y si miras a tu alrededor ves que millones de otros profesionales usan a diario el marketing online para impulsar sus negocios.

Lo que pasa es que tú conoces a escritores que han usado marketing online sin ningún resultado. Puede que incluso tú mismo estés en ese grupo.

Así que puede que el marketing sirva para otros profesionales, pero no para los escritores.

Puede que esto caiga sobre ti como un jarro de agua fría, pero la realidad es que la mayoría de los escritores no saben hacer marketing online. Por eso no es de extrañar que no les funcione.

  • La mayoría de los escritores no tiene una web profesional.
  • Cuando la tienen no está optimizada: no hay un mensaje de marketing claro, páginas de venta o cajetines de suscripción a una lista de correo.
  • La mayoría de escritores no hace marketing de contenidos: no tiene un blog o no lo actualiza con frecuencia.
  • La mayoría de escritores no se ha posicionado adecuadamente.
  • La mayoría de escritores que tiene un blog no lo está dirigiendo a su lector ideal.
  • La mayoría de escritores no tiene lista de correo y no hace email marketing.
  • La mayoría de escritores no sabe usar las redes sociales de manera eficaz.
  • Un largo etcétera.

Dos verdades sobre los escritores y el marketing

Esta es la primera gran verdad: la mayoría de los escritores no hace marketing online.

No lo hace y punto. No ha puesto en práctica ni una sola acción destinada a promocionar su libro y vender ejemplares.

La segunda gran verdad es que la mayoría de los escritores que creen que están haciendo marketing online tampoco lo están haciendo. No saben hacerlo, sencillamente. Y ese es el motivo de su falta de resultados.

Cansados de invertir tiempo y dinero, abominan del marketing online y renuncian a él para siempre.

Es hora de que lo sepas:

  • Hacer algunas acciones descoordinadas justo cuando acabas de sacar tu libro a la venta no es hacer marketing.
  • Publicar cada hora mensajes en tus redes sociales anunciando tu libro no es hacer marketing.
  • Subir tu libro a Amazon no es hacer marketing.
  • Tener un blog en el que nunca publicas nada, excepto cuando te hacen una entrevista o quieres hablar de un libro nuevo, no es hacer marketing.
  • Rebajar tu libro a 0,99 no es hacer marketing.
  • Y un largo etcétera.

Cuándo funciona el marketing online para escritores

El marketing online para escritores funciona cuando se sabe hacer.

Tienes que verlo así, el marketing es una herramienta. Tienes que aprender a manejarla para que dé los resultados que esperas.

Es como si coges un cuchillo por la hoja y tratas de pelar la futa con el mango. Nunca lo lograrás por más que insistas. ¿Quiere decir eso que el cuchillo no funciona? No, quiere decir que no estás usando bien la herramienta.

¿Cómo asegurarte de que estás cogiendo el cuchillo por el mango?, ¿cómo saber lo que tienes que hacer para que el marketing online dé los resultados que buscas?

Te damos algunas ideas básicas:

  • Empieza por definir tu mensaje de marketing. ¿Quién eres, qué haces y por qué te diferencias de otros escritores?
  • A continuación identifica a tu lector ideal. ¿Es joven?, ¿hombre o mujer?, ¿edad?, ¿gustos, aficiones?
  • Después define tus objetivos. ¿Qué es lo que quieres? ¿Ser más visible? ¿Vender libros, cuántos ejemplares en qué plazo de tiempo?
  • Con esas ideas básicas es hora de que traces tu plan de acción:
    • Valora qué herramientas tienes a tu alcance (blog, redes sociales, anuncios pagados, reseñas, booktrailer, lista de correo…)
    • Elige las herramientas más adecuadas para ti según tus conocimientos, destrezas y preferencias y crea con ellas tu mix de marketing.
    • Crea un calendario que te diga qué acción vas a hacer en qué momento concreto y síguelo.
    • Mide y reajusta. Compara tus resultados con los objetivos que te has marcado para ver si necesitas hacer cambios.

Como estamos hablando de marketing online hay algunos imprescindibles que tienes que tener sí o sí en tu mix de marketing.

  • Una web de escritor.
  • Un blog que se actualice al menos una vez a la semana.
  • Una lista de correo.
  • Presencia en las principales redes sociales.

Estas son las bases, nada complicado como puedes ver. Sobre ellas puedes construir una estrategia que te sitúe ante tus lectores y te haga vender libros de manera constante.

Es algo que está a tu alcance, solo necesitas romper con esas ideas que te paralizan y ponerte manos a la obra hoy mismo. Día a día y paso a paso tú mismo vas a poder comprobar que sí funciona el marketing online para escritores.

Si quieres trazar un plan estratégico de marketing, visibilidad y ventas que te permita convertirte en escritor de oficio, te presentamos el curso Marketing Online Para Escritores.

  • En este curso sentarás las bases de tu mensaje de marketing y te ayudará a definir quién es tu lector ideal.
  • Construirás una página de escritor potente, un blog pensado para atraer a tu lector ideal y una estrategia de contenidos eficaz.
  • Aprenderás a usar las herramientas que ya tienes a tu alcance: redes sociales, email marketing y lanzamientos.

Todo lo que necesitas para aumentar tu visibilidad y aumentar tus ventas está en este curso.

Este es el curso que necesitas si quieres empezar a trabajar el marketing de tus libros, pero también te será de ayuda si sientes que lo que haces hasta ahora no te está dando los resultados que quieres.

Marketing Online Para Escritores es un curso práctico, que te permitirá ir haciendo a la vez que aprendes. Para ello tienes diferentes hojas de trabajo que te ayudarán a definir tu mensaje de marketing y perfilar tus estrategias.

¡Empieza hoy mismo!

2 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • Horrible la tina tan debil. Casi imposible de leer. Lo encuentro sumamente desagradable eso de tenwr que esforzarme tanto para visyaluzar y leer el texto de un blog. Muy penoso..

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras