Cómo prepararte para NaNoWriMo (o cómo escribir una novela en 30 días)

Se acerca noviembre. Eso significa que se acerca una de las citas más importantes y emocionantes para miles de escritores.

Sí, hablamos de NaNoWriMo.

NaNoWriMo te plantea el reto de escribir 50.000 palabras a lo largo de un mes. ¡Prácticamente una novela entera!

Lo sabemos, escribir una novela en 30 días no es fácil. Sin embargo, es una excelente manera de ponerse las pilas con esa novela que te ronda la cabeza o con la que no avanzas al ritmo que quisieras.

Se trata de terminar tu novela

¿Cuáles son las razones que impulsan a un escritor a participar en un reto como NaNoWriMo?

La mayoría de nosotros tenemos ya miles de compromisos diarios a los que prestar atención. El trabajo, la familia, miles de responsabilidades.

¿Por qué echarte sobre los hombros una nueva tarea? 50.000 palabras en 30 días son ¡más de 1600 palabras diarias!

Pues porque es una excelente manera de demostrarte que PUEDES escribir todos los días a buen ritmo.

Miles de personas participan todos los años en este reto y muchas lo superan. Sí, incluso aunque tengan un trabajo con jornada partida e hijos pequeños.

Y si puedes escribir más de mil palabras en noviembre, puedes hacerlo también en diciembre, en abril o en junio. Puedes escribir una novela en 30 días.

Recuerda que el reto de NaNoWriMo no es escribir una obra maestra candidata al Nobel. No se trata de demostrarte que eres un genio planificando tramas.

El reto es, simplemente, alcanzar las 50.000 palabras al final del mes.

Probablemente esas 50.000 palabras no sean más que un primer borrador que necesite mucho trabajo. Pero tendrás un primer borrador en tan solo un mes sobre el que seguir trabajando.

Pero como sin duda escribir 50.000 palabras en 30 días es todo un reto, necesitas un poco de preparación previa. Por eso te damos algunas ideas sobre cómo hacer una novela.

Planificación para escribir una novela en 30 días

Evidentemente, NaNoWriMo no se trata de escribir 50.000 palabras al azar.

Tu objetivo, además de superar el reto de escribir las 50.000 palabras, es terminar con algo que sea lo más parecido posible a un primer borrador.

Así que antes del 1 de noviembre tienes que hacer un poco de planificación previa.

1. Prepara el argumento

En primer lugar necesitas una historia, un argumento. Por ejemplo:

Un hombre descubre que su mujer quiere asesinarle y tiene que escapar para salvar su vida.

Y luego pensar el planteamiento, desarrollo y final de esa historia.

Consejo: piensa sobre todo en el final, porque si no sabes hacia dónde avanza tu historia te resultará imposible escribir.

Crea un pequeño resumen para planteamiento, desarrollo y final:

  • Planteamiento: Un hombre descubre que su mujer planea asesinarle para cobrar el cuantioso seguro y cancelar sus importantes deudas de juego.
  • Desarrollo: La mujer toma a la hija de ambos como rehén para asegurarse de que su esposo no puede emprender ninguna acción contra ella. La mujer acusa a su marido ante las autoridades de participar en un asesinato y el esposo debe huir.
  • Final: El hombre decide enfrentarse a su mujer y recuperar su vida. La mujer muere a manos de la mafia con la que había acumulado deudas de juego.

2. Divide en capítulos

Ya tienes un esbozo para planteamiento, desarrollo y desenlace. Perfecto.

Ahora, divide cada una de esas partes en varios capítulos y escribe dos o tres frases para cada capítulo, como un resumen.

  • Capítulo 1: Andrés es un importante ejecutivo. Andrés descubre en el ordenador de su esposa un intercambio de correos con un sicario. El plan es asesinarle, hacer que parezca un accidente y cobrar el seguro.
  • Capítulo 2: Andrés está enamorado de su mujer, por lo que decide hablar con ella para arreglar las cosas. Así descubre que ella tiene problemas de juego y que debe una enorme cantidad a la mafia. Su mujer se va con la hija de ambos, amenazando con hacerla desaparecer si Andrés emprende alguna acción contra ella.
  • Capítulo 3: La policía visita a Andrés. Uno de los socios de su empresa ha aparecido muerto y las pruebas le acusan. Andrés ve en ello la mano de su esposa. Decide huir para no caer en manos de la justicia por un crimen que no ha cometido.

Sé lo más esquemático posible, se trata simplemente de que esas frases te den una idea general de lo que tienes que contar cuando te pongas a escribir.

Organízate para escribir

Ya has pensado el argumento de tu novela y hecho un poco de trabajo previo que te ayudará cuando el 1 de noviembre suene el pistoletazo de salida y llegue el momento de sentarse a escribir.

Pero es que ese es tal vez el aspecto más complicado: sentarse a escribir.

Ya lo hemos dicho, tenemos muchas responsabilidades y obligaciones cada día. ¿De dónde sacar el tiempo para escribir?

Aquí te va a tocar ser un poco inflexible contigo mismo.

En primer lugar, piensa: ¿de verdad quieres escribir esa novela? ¿O es solo un pensamiento con el que te gusta entretenerte, sabiendo que en el fondo nunca tendrás el valor para ponerte a ello?

Si se trata de lo segundo asume que la escritura no es para ti nada serio, como mucho es un entretenimiento, y que así nunca vas a llegar a nada. Deja de leer este blog, desuscríbete de nuestro boletín. Estás perdiendo el tiempo.

Pero si de verdad quieres escribir, si quieres demostrarte que puedes hacerlo, si te preocupa mejorar y quieres trabajar para escribir cada día mejor, debes estar dispuesto a aceptar el reto con todas sus consecuencias.

Eso significa que, durante el mes de noviembre, deberás sacar TODOS los días al menos una hora para escribir (mejor si son dos). Sólo así podrás escribir una novela en 30 días.

1. Organiza tu agenda

Ahora que sabes que quieres hacerlo, ahora que sabes que vas a hacerlo, empieza por reservar tiempo para escribir.

Planifica todos los días del mes de noviembre y reserva en cada uno de ellos al menos una hora para escribir (recuerda, mejor si son dos).

Crea un calendario y pon todas las citas importantes del mes: una revisión médica, una actividad con tus hijos, un cumpleaños. Marca también los días de trabajo. Así tendrás una visión de conjunto del mes.

Planifica la primera semana del mes. Haz un horario como los que usábamos en el colegio en el que marques las horas de trabajo, también otras actividades que te toquen en el día como ir a la compra o acompañar a tu hijo a kárate.

Es en ese horario donde debes incluir tu hora (mejor si son dos) de escritura. Planifica este horario cada domingo para la semana siguiente durante las cuatro semanas de noviembre.

Recuerda que no tienen por qué ser dos horas consecutivas. Puedes aprovechar la hora de la comida en el trabajo y el rato mientras esperas a que tu hijo salga de natación.

Y si un día no puedes escribir ajusta tu agenda para poder recuperar en los días siguientes el tiempo que hayas perdido.

Por cierto, lo que aprendas de gestionar tu tiempo de escritura mientras participas en NaNoWriMo te sirve para absolutamente todos los meses del año. Aprovecha este mes para crear una rutina de escritura que te sirva para siempre.

2. Pide colaboración

Solo no puedes, con amigos sí.

Advierte a tu familia y amigos de que vas a participar en el NaNoWriMo de este año. Explícales lo importante que es para ti y lo que supone asumir y superar el reto que plantea.

Pídeles que te ayuden a sacar adelante tu compromiso. Puede ser que te descarguen de alguna tarea que te deje más tiempo para escribir. O simplemente que te animen cada día a ponerte a escribir y verifiquen al final de la jornada que has cumplido la parte de escritura del día.

Escribe

Ahora ya tienes la estructura preliminar de tu novela.

También has planificado las tareas y horarios del mes de noviembre para reservarte tu tiempo de escritura.

Y llega el día uno de noviembre.

Qué nervios.

¡Lánzate a escribir!

No tengas miedo a hacerlo mal. Escribe.

Ya hemos dicho que esas 50.000 palabras no van a ser ninguna obra maestra. Serán solo un borrador, así que en diciembre tendrás tiempo de revisar lo que has escrito y de mejorarlo.

Ahora simplemente escribe.

No te pares a cada instante a releer lo que llevas. No te obsesiones con el carácter del personaje o con esa escena que no te satisface.

Sigue adelante. Sigue escribiendo.

No corrijas, no edites.

Es-cri-be.

Tal vez ahora mismo todo esto te parezca una locura, pero te aseguramos que te vas a divertir.

Y si logras superar el reto, tu satisfacción no conocerá límites.

Te habrás demostrado que puedes hacerlo, que puedes escribir todos los días. También que la escritura es para ti algo importante, un proyecto en el que trabajas cada día, que te tomas en serio, un camino por el que avanzas. Tendrás más confianza en ti mismo.

Habrás adquirido un montón de buenos hábitos de escritura que podrás continuar replicando durante todo el año.

Y, además, ¡tendrás el primer borrador de tu novela!

¿Estás preparado para asumir el reto de escribir una novela en 30 días?

Si de verdad quieres ponerte en forma para superarlo sin problemas te recomendamos nuestro curso Cómo escribir una novela.

Un curso que te muestra paso a paso cómo abordar la escritura de las distintas partes de una novela. Para que sepas cómo comenzar y qué pasos ir dando.

Con prácticas hojas de trabajo descargables que te facilitarán el trabajo a la hora de escribir.

Y el asesoramiento de una profesora que te ayudará a resolver tus dudas y los problemas concretos a los que te enfrentes mientras planificas y escribes tu novela.

¡Apúntate ahora y triunfa en NaNoWriMo!


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras