Cómo desarrollar una carrera de escritor

Tu sueño es convertirte en escritor. Te encantaría vivir de lo que más te gusta hacer: escribir.

Te imaginas a ti mismo escribiendo todos los días en horario laboral. De hecho, tu jornada de trabajo consistiría en dar salida a todas esas historias que ahora revolotean por tu mente sin que encuentres el momento de sentarte a escribir.

Y, por qué no, también te ves a ti mismo dispuesto a firmar ejemplares ante una larga cola de lectores que aman lo que escribes.

Pues para convertir ese sueño en realidad es hora de que te pongas a trabajar.

El de escritor es un trabajo y debes planteártelo como tal. Tienes que ponerte serio y reflexionar sobre cómo imaginas tu futuro, cuáles son tus prioridades, a qué estás dispuesto a renunciar, qué es lo que deseas conseguir y cómo vas a hacerlo.

En resumen, debes planear cómo vas a desarrollar tu carrera de escritor.

Exactamente igual que si quisieras desarrollar una carrera en cualquier otro campo: médico, legal, deportivo, etc.

Por eso es importante que te marques un rumbo y te apliques en seguirlo.

Para que sepas cómo hacerlo hoy te contamos los ocho pasos que debes dar para llegar un día a vivir de la escritura.

¡Empieza ya!

1. Cambia tu mentalidad

«Escribir no es un trabajo serio».

«Escribiendo nunca te vas a ganar la vida».

«Solo unos pocos logran ver publicados sus libros».

«Tener miles de lectores es cuestión de suerte»…

Seguro que has oído frases como esas con frecuencia. De hecho, las has oído tan a menudo que las llevas grabadas a fuego en tu mente y sueles ser tú quien te las repite.

Por eso, uno de los pasos más importantes para convertirte en escritor es cambiar de mentalidad.

Basta de ser tú mismo quien te pone palos en las ruedas. Deja de creer que no lo puedes conseguir, que es imposible, cuestión de suerte, que ser escritor es solo una fantasía.

Pensar que no lo puedes lograr es poner los cimientos del fracaso.

Así que empieza a pensar en positivo.

Claro que vas a lograrlo. El éxito no es una cuestión de suerte, sino de trabajo. Y tú vas a ponerte manos a la obra para alcanzar tus objetivos.

2. Plantéate objetivos

Porque plantearse objetivos es el segundo paso en tu carrera de escritor.

De hecho, plantearse objetivos es fundamental.

¿Cómo saber si avanzas en la dirección correcta si no te has planteado primero adónde quieres llegar?

Así que el primer paso es que te marques metas. Puede ser terminar la novela en la que trabajas antes de seis meses, puede ser buscar editorial para esa novela que terminaste el año pasado.

Se trata de que pienses bien qué quieres conseguir e identifiques qué debes hacer para lograrlo.

Si quieres terminar tu novela, escribe todos los días.

Si quieres ser publicado, envía tu manuscrito a aquellas editoriales donde pueda encajar.

Sobre todo es fundamental que concretes los pasos que tienes que dar para llegar a ese objetivo. Concíbelos como tareas concretas y asígnales un tiempo en que deben hacerse.

Por ejemplo, en el caso de buscar editorial tendrás que:

  • Investigar en qué editoriales podría encajar tu manuscrito.
  • Conseguir una forma de contacto.
  • Preparar el original.
  • Preparar una carta de presentación.
  • Enviar tus originales.

 

En definitiva, márcate objetivos que te ayuden a avanzar en tu carrera de escritor y empieza a dar los pasos necesarios para alcanzarlos.

Pero recuerda que los objetivos necesitan hábitos que los materialicen.

3. Planifica

Ya te has marcado tus objetivos. Y sabes qué pasos debes dar para alcanzarlos.

Fantástico.

Ahora es necesario que crees un plan para conseguirlos.

Por ejemplo, para terminar tu novela debes escribir todos los días.

Así que piensa un plan que te permita hacerlo: ¿vas a dejar de ver tu serie favorita y dedicar ese tiempo a escribir?, ¿vas a levantarte antes los fines de semana?

Por eso más arriba hablábamos de que debes tener claro tus prioridades y saber a qué estás dispuesto a renunciar.

Si quieres tener una carrera de escritor, es de suponer que escribir es tu prioridad, como veremos enseguida.

Pero comprender que hay cosas a las que tendrás que renunciar es más complicado porque, obviamente, no nos gusta renunciar a nada.

Se trata de establecer prioridades. Para alcanzar los objetivos que te has propuesto, ¿es prioritario escribir o lo es ver una serie?, ¿escribir o dormir la mañana los domingos?

Lo bueno es que cuando tienes claro tus objetivos, tienes claro por qué trabajas y así todo cuesta mucho menos. La recompensa que te aguarda al final del camino, cuando tengas tu novela finalizada en las manos, compensa con mucho el renunciar hoy a ver una serie de televisión.

Pero cuidado, porque nuestro cerebro prefiere la recompensa inmediata (ver la tele), aunque sea menor, que la recompensa futura (terminar tu novela), aunque sea mayor.

De ahí que sea tan importante, además de tener tus objetivos claros, tener un plan de acción que te aleje cada día del peligro de no hacer lo que debes, procrastinar o, directamente, no hacer nada. Un plan de acción que te ayude a hacer lo que tienes que hacer, sin descentrarte.

Traza tu plan de acción diario y síguelo a rajatabla.

Una vez tengas tu lista de tareas, como la que te mostramos más arriba, ponles una fecha límite y asigna un tiempo en tu agenda para ejecutarlas.

Así, «Investigar en qué editoriales podría encajar tu manuscrito» es una tarea que deberás tener lista para el 20 de febrero y eso significa que todos los días vas a dedicar media hora a buscar editoriales, revisar su catálogo para ver si tu obra encaja en él y localizar una forma de contacto apropiada para hacerles llegar tu manuscrito.

4. Haz de la escritura tu prioridad

Si quieres desarrollar una carrera de escritor, la escritura tiene que ser tu prioridad.

Debes ponerla por encima de todo lo demás. Así de claro.

¿Dejar de ver tu serie favorita? Sí. ¿Madrugar los fines de semana? También ¿Aprender técnicas y recursos? Por supuesto. ¿Escribir incluso cuando no te apetece? En efecto.

No creas que vas a llegar a ser escritor de otra forma. No creas que perdiendo el tiempo viendo la tele, actualizando tu perfil en Facebook o saliendo de copas con tus amigos vas a conseguir ser escritor.

Ojo, no significa que debas recluirte en tu casa y no volver a ver a nadie mientras escribes una novela tras otra. Pero debes tener claras tus prioridades.

Si quieres ser escritor, la escritura tiene que ser tu prioridad. Haz que tu vida gire en torno a ella.

Para desarrollar una carrera de escritor la escritura tiene que ocupar un espacio importante en tu vida. Y ese espacio se traduce en el tiempo que le dedicas a tu carrera. A escribir, a formarte, a leer, pero también a hacer contactos, conectar con tus lectores, desarrollar tu plataforma de autor.

5. Termina lo que empiezas

Tal vez eres un entusiasta que se deja llevar por las historias que bullen en tu cerebro. Todavía no has terminado de escribir una novela cuando ya tienes la idea para otra en tu cabeza.

Empezar muchas novelas o relatos es la mejor manera de no terminar ninguno.

Céntrate en lo que estás haciendo, en la historia que tienes entre manos. Ocúpate de desarrollarla, de revisarla y de dejarla lista para su publicación.

Todas esas ideas que te avasallan mientras escribes limítate a anotarlas en una libreta. Les llegará el turno más adelante.

¿Y por qué es importante centrarse en una única historia?

Porque no se publican historias a medio escribir y a los lectores no suelen gustarles las novelas sin acabar.

Si quieres ser un profesional, tienes que tener novelas acabadas a tus espaldas.

De hecho, cuantas más tengas, mejor. Porque solo así se construye una carrera de escritor.

Pero, además, acabar una novela va a ser para ti como una prueba de que puedes hacerlo. Si lo lograste una vez, podrás hacerlo tantas veces como quieras.

Sin contar con que durante la escritura de tu primera novela (y si perseveras hasta el final) vas a aprender un montón de cosas sobre tu proceso de escritura, sobre ti mismo, sobre lo que debes hacer y lo que no.

Así que termina lo que empiezas.

Aquí te damos algunas ideas para que lo logres.

6. Conoce el terreno

¿Qué es un escritor profesional?

Básicamente, el que gana dinero con lo que escribe.

Sabemos que entramos en terreno pantanoso, pero para ser escritor profesional tienes que ganar dinero con tus novelas. Y para ganar dinero con tus novelas, tienes que publicarlas.

Cuanto antes entiendas esta verdad, mejor.

Así que empieza desde el primer momento a investigar qué es lo que tienes que hacer para publicar.

Si optas por la edición tradicional, empieza a preparar una lista de editoriales que busquen originales o donde tu obra pueda encajar. Averigua también cómo trabaja un agente literario y reflexiona sobre si te conviene contar con uno.

Si prefieres la autopublicación aprende desde ya todo lo que necesitas para poner tu libro en el mercado de forma autónoma: diseño de portadas, maquetación, conversión a formato electrónico, cómo funcionan las principales plataformas de distribución, etc.

Es fundamental que sepas todo esto cuanto antes.

En este post te damos algunas pinceladas que te pueden resultar útiles.

7. Construye tu plataforma de escritor

Sea que elijas la edición tradicional o que prefieras hacer las cosas por ti mismo, en ambos casos vas a necesitar una plataforma de escritor.

¿Qué es una plataforma de escritor?

Pues el conjunto de un blog de escritor, la presencia en redes sociales y una lista de correo formada por tus potenciales lectores.

Se trata de usar las nuevas tecnologías para darte visibilidad y contactar con aquellos que están interesados en tu obra.

Lo primero que necesitas es tener claro cómo quieres que los demás te conozcan, por qué facetas de tu vida. Eso es lo que llamamos «marca personal».

Una vez tengas claro cómo quieres que se te conozca, se trata de buscar los canales para trasmitir ese mensaje.

El principal de esos canales será tu blog de escritor. No esperes a tener tu novela a la venta para empezar a trabajar en él.

Hazlo cuanto antes y así, para el momento del lanzamiento de tu novela, tendrás ya una comunidad a tu alrededor deseosa de leer tu libro y que te ayudará a promocionarlo.

En el Curso de Marketing Online para Escritores aprenderás paso a paso a crear una plataforma de escritor eficaz, que te dé visibilidad ante tu lector ideal y te ayude a vender tus libros.

8. Tómatelo en serio

Si eres de los que piensan que ser escritor es sentarse en casa a leer las cartas de admiración que te envían tus lectores y recibir en tu cuenta corriente los ingresos por las ventas de tus libros, abandona ya la idea de dedicarte profesionalmente a la escritura.

La escritura es un trabajo serio: requiere planificación, disciplina, constancia.

Ser escritor tampoco es abandonarse a las musas en un rapto feliz. Además del exigente trabajo de escribir, también hay que contestar correos, hacer promoción, aprender marketing, asistir a presentaciones, pagar impuestos…

No es un trabajo fácil. Así que tienes que estar dispuesto a tomártelo en serio.

Ahora ya sabes qué pasos debes dar si quieres ser un escritor profesional y desarrollar una carrera en la escritura. Si quieres ser escritor, te invitamos a unirte a nuestra comunidad donde todas las semanas te entregamos nuevos contenidos para que te conviertas en el escritor que deseas ser. Deja abajo tu nombre y tu correo y estarás dentro.

Deja un comentario:

7 comments
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras