Cinco maneras de superar el bloqueo del escritor

Cinco maneras de superar el bloqueo del escritor

Cuando estás escribiendo una novela, casi siempre llega un momento en que te quedas bloqueado. La escritura se ralentiza, no sabes por dónde continuar, te asaltan las dudas y, al final, deja de apetecerte proseguir con esa historia. Ha sucedido: ¡estás bloqueado!

Tomar conciencia de que sufres un bloqueo puede generar mucha ansiedad. Y sin embargo, no debería ser así. Pero todavía no hemos comprendido que los bloqueos forman parte del proceso normal de la escritura. Simplemente, tu cerebro se está tomando el tiempo que necesita para crear, para resolver problemas con la trama, los personajes, etc. Así que no percibas el bloqueo como un problema, sino como una oportunidad.

En el fondo, lo que sucede es que tienes miedo a que ese bloqueo sea algo permanente que te impida volver a escribir nunca más. Pero eso no suele suceder.

Sin embargo, para rebajar la ansiedad, vamos a darte algunos trucos que puedes poner en práctica para que esa frase de ralentización en la escritura dure lo menos posible. Aquí tienes algunas ideas para superar el bloqueo del escritor.

1. Deja de escribir y haz otra cosa

Para superar el bloqueo del escritor, deja en suspenso durante una temporada la historia en la que estabas trabajando. Para sentirte mejor, puedes fijarte un tiempo determinado, por ejemplo un día, o una semana. Eso te tranquilizará porque sabes que hay un momento ya fijado para retomar lo que estabas escribiendo.

Sin embargo, debes aprovechar ese tiempo. Y debes hacer que durante ese lapso tu creatividad se ejercite: pinta, toma fotos, teje, haz manualidades. Así lograrás que tu mente se reenfoque.

Además, mientras piensas en otras cosas tu cerebro no habrá olvidado la historia en la que trabajabas. De manera inconsciente sigue trabajando en ella y buscando la mejor forma de proseguir allí donde lo dejaste.

2. Prueba la escritura libre

La escritura libre consiste en escribir de forma ininterrumpida durante un periodo de tiempo prefijado, sin un tema preestablecido y sin prestar atención a la ortografía y la gramática.

Es decir, se trata de dejarse llevar y escribir libremente todo lo que se te pase por la cabeza. Eso sí, debes hacerlo durante un tiempo fijo. Lo recomendable es de diez a veinte minutos.

Te aconsejamos hacer tus ejercicios de escritura libre escribiendo a mano (con bolígrafo y papel), y no con un teclado. ¿Por qué? Está demostrado que el cerebro piensa mejor cuando escribimos a mano, porque al hacerlo más despacio, tiene más tiempo para articular los pensamientos.

Prueba la escritura libre y te sorprenderás de sus resultados para superar el bloqueo del escritor.

3. Date permiso para escribir

El bloqueo del escritor no es más que un estado mental. Muchas veces es la inseguridad o la falta de preparación las que te conducen a él. Dudas sobre tu escritura, temes estar haciendo algo que no merecerá ser leído. Te preguntas sobre si tienes la capacidad y los recursos para llevar esa historia a término con solvencia.

Por eso es necesario que te formes como escritor. Sabrás manejar los diferentes recursos y cuándo usarlos. Recibirás la opinión experta e imparcial de un lector formado sobre tus textos y tu estilo. Y eso te dará la seguridad para escribir sin temores.

Así que para superar el bloqueo del escritor, solo tienes que darte permiso para escribir. Para hacerlo mal, para equivocarte, para cometer un error tras otro. Solo así podrás mejorar. El mundo no se va a terminar porque escribas una mala novela. La siguiente será mejor.

4. Crea mapas mentales

Hacer mapas mentales es una de las mejores cosas que puedes hacer. Sirve para deshacer un bloqueo, pero también puedes hacerlos cuando empieces a escribir.

Coge una hoja en blanco (o una pizarra, o una pared y postit) y escribe en el centro el tema o la idea principal sobre la que gira tu novela. Por ejemplo, viajes en el tiempo.

A continuación, crea un segundo nivel de ideas relacionadas con la principal. Siguiendo con el ejemplo de los viajes en el tiempo podríamos pensar en relojes, pasado, presente, futuro, tecnología, etc.

Desciende todavía más por la escala de los conceptos relacionados. Pero ahora debes pensar en ideas que guarden relación con las palabras del segundo nivel: reloj-calculadora, pasado-carruajes, presente-crisis económica, futuro-viajes espaciales, tecnología-computadoras, etc.

Por último, relaciona las palabras del tercer nivel con la idea central: ¿cómo se relaciona una calculadora con los viajes en el tiempo?, ¿y un carruaje?

Ten por seguro que este procedimiento te va a proporcionar algunas ideas sobre las que querrás ponerte a trabajar de inmediato. Y habrás superado el bloqueo del escritor.

5. Evita que el bloqueo del escritor te vuelva a suceder

De la misma manera en que a veces la escritura se ralentiza, otras, por el contrario, parece que no puedes dar abasto a escribir todas las ideas que se te ocurren. Pues bien, ese es el momento de trabajar para prevenir que sobrevenga un bloqueo.

Cuando tengas una etapa de efervescencia creativa, invierte una fracción de tu tiempo de escritura en tomar notas y hacer esbozos con todas esas ideas que manan sin cesar.

Así, cuando te quedes paralizado tendrás un arsenal de ideas de las que echar mano que, bien organizado, va a serte muy útil como semillero. Y mientras te pones a escribir y las desarrollas, seguro que se te ocurren más.

Ya lo sabes, la próxima vez que te suceda y te encuentres bloqueado, pon en prueba alguna de estas ideas. Verás que alguna te funciona y podrás salir del estancamiento creativo. Pero aprende a darte tiempo, conoce tu proceso de escritura. Así también sabrás qué te funciona mejor a la hora de superar un bloqueo.

Otra manera de superar el bloqueo es unirte a nuestra comunidad de escritores para recibir todas las semanas en tu correo ideas inspiradoras. Deja abajo tu correo. No podrás parar de escribir.

  • Eneri Nómis dice:

    Tengo un problema, y puede que sea un bloqueo seguro. Tengo la idea de la historia en la cabeza, pero no sé cómo desarrollarla al escribir. últimamente me aparece todo el rato, pero esto ya ha sido un bloqueo por completo. No puedo desarrollar escribiendo la idea que tengo en mente, y no sé que hacer.

  • Alexandra dice:

    Me ha encantado el artículo, pero lo cierto es que a mi no me sirve nada de eso…
    Mi bloque no tiene un por qué y lo cierto es que ni yo misma lo entiendo.
    Tengo las ideas, los mapas y las anotaciones necesarias para comenzar. Todo está listo para poder escribir, desde las tramas hasta los personajes.
    PERO NO SALE NADA.
    Me pongo al ordenador, en cuadernos, en el móvil y simplemente no puedo ni iniciar una frase aun teniendo con total certeza lo que deseo poner.
    Lo peor es cuando empiezo a escribir esas ideas en forma automática y cuando lo releo, corrijo y retoco simplemente pienso que es una basura.
    Lo cierto es que me gustaría que dejase de pasar porque las ideas se van agrupando en la mente y no poder plasmarlas ni encontrar las palabras para escribir es simplemente frustrante.

    • sinjania dice:

      Hola, Alexandra:

      Parece que lo que te paraliza es el miedo a hacerlo mal. Sabes que tú misma vas a juzgar con dureza todo lo que escribas, así que simplemente no encuentras las palabras.

      Te damos dos consejos:

      El primero es que escribas. No te juzgues. Date permiso. No pienses más que en la frase que está brotando de tu mente, y luego en la siguiente frase, y así hasta que hayas escrito un buen número de páginas.

      El segundo es que no corrijas. Escribe primero y revisa y reescribe después. Puede que tengas que cambiar muchas cosas, pero tendrás una novela escrita. Puede que en tu mente tengas una novela perfecta, pero solo está en tu mente. Un primer borrador, por malo que sea, es una realidad sobre la que trabajar.

      Saludos.

  • Ana Cepeda dice:

    A mí me suele suceder una cosa que no sé si le pasa a alguien más (supongo que sí). Después de escribir una novela y mientras la corrigen, retocan, etc… me quedo como en estado de “nada”, como si acabara de parir trillizos o similar, por lo que me encuentro vacía, desmotivada, algo apática y con la moral baja. No sé si es justo esa temporada en la que debería aprovechar para ir anunciándola en redes o haciendo un adelanto de promoción, pero es cierto que no encuentro motivación para hacer nada más.

    Quizá mi cerebro necesita descanso y por eso me da más por ver series, leer y prestar atención a todo aquello que no hago cuando estoy inmersa entre renglones.

    Un saludo.

    • sinjania dice:

      Hola, Ana:

      Después de un esfuerzo intelectual intenso, como el que exige escribir una novela, es normal sentirse cansado. Pero eso no es un bloqueo en sí. Un bloqueo es el que te detiene mientras escribes una obra. Esto otro es el cansancio natural después de un esfuerzo.

      Es normal que tu cerebro te pida tregua con actividades menos exigentes. Y haces muy bien en proporcionárselo.

      No obstante, es verdad que el marketing y la promoción de una obra no dan tregua. Ahí sí que no hay descanso. Por un lado, como es una actividad muy diferente de la escritura, puede servirte para desconectar. Pero si sabes que después de terminada una novela tu cerebro tampoco quiere estar pendiente de temas de promoción, lo mejor es que automatices cuanto puedas los temas de marketing y que, por otro lado, dejes listo todo lo que puedas referido a la promoción antes de caer en ese estado de «necesito descanso» que te ataca al terminar.

      Saludos.

  • […] Desde Sinjania te cuenta cinco maneras de superar con el bloqueo de escritor […]

  • Recomiendo encarecidamente la segunda. Es divertido escribir todo lo que se te pasa por la cabeza.

    Y por increíble que parezca, de entre tanta tontería que escribes, hay muchas veces que surgen ideas, caminos nuevos, personajes….

    Gracias a Sinjania por sus consejos.

  • […] Lectura 5.-# Sinjania: 5 maneras de superar el bloqueo del escritor […]

  • >