Cosas que debes tener en cuenta al escribir diálogos

Cosas que debes tener en cuenta al escribir diálogos

El diálogo es una parte más de las que componen la trama, a cuyo desarrollo contribuye. Así que debes tener más que claro cómo usarlos para hacer que sumen.

Las funciones del diálogo son varias y puedes usarlos para desvelar rasgos del hablante, como su estado de ánimo o su carácter; proporcionar información sobre el desenvolvimiento de la acción o mantener la atención del lector.

Debes entender el diálogo como expresión de los personajes, un aspecto más que ayuda a su caracterización y que les dota de voz.

En consecuencia, debes cuidar de que cada personaje refleje en sus frases sus sentimientos, su ánimo y sus motivaciones.

Debes tener en cuenta las jergas y las formas coloquiales de expresión.

No olvides que dos personajes que no se parecen en nada no pueden hablar y expresarse de la misma forma.

Si has hecho una buena construcción de los personajes y has planteado bien las relaciones entre ellos, el diálogo también estará influido por quién es la persona con quien un personaje dialoga: no hablará igual si está con su jefe que si está con su novia.

Pero ten presente que un diálogo responde más a una motivación que a una emoción. Es decir, el que una persona esté triste no determina necesariamente su diálogo, ya que el personaje puede que persiga ocultar su tristeza.

Además de lo anterior, a continuación tienes algunas ideas que conviene que tengas presente en el momento de escribir diálogos:

  • Evita los diálogos estereotipados y que todos los personajes hablen igual.
  • Evita los diálogos sobreexplicativos, repetitivos o triviales. Reduce el relleno.
  • En ningún diálogo es necesario decirlo todo: lo implícito tiene un gran valor. Los personajes pueden hablar entre líneas.
  • Deja que las frases de un personaje provoquen reacciones en otro: desconcierto, ira, frustración, risa, venganza; que las palabras lleven a los hechos.
  • Escucha a la gente hablar y aprende de ello. Permite que se rompa la unidad del diálogo, como ocurre en la realidad en casi toda conversación.
  • Reescribe siempre los diálogos. Una buena forma de corregirlos es leyéndolos en voz alta, mejor si es a dos voces.

¿Todavía no formas parte de nuestra comunidad de escritores? Únete ahora mismo para recibir todas las semanas nuevas ideas para mejorar tu escritura y potenciar tu carrera de escritor. Solo tienes que dejar abajo tu correo.

Guardar

  • Arnoldo De la Hoz dice:

    Poder, sinjania! Haberme encontrado con esta página es como encontrarme con una mina de oro! Gracias por tus consejos, que resultan ser muy interesantes!

  • >
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

    Comparte esto con quien quieras