Cómo nos ayudan a escribir Twitter y los blogs

En cada proceso de escritura es importante tener en cuenta quién va a leer la publicación, donde será publicado y en qué medio,o cuáles son las características específicas de ese medio de comunicación, entre otras cosas.

Las ideas se pueden expresar de manera concisa o extensa en un blog, pero también es importante recordar que existen diferencias a la hora de la lectura dependiendo de si se realiza en dispositivos electrónicos o impresos. En un dispositivo electrónico, si una publicación es más larga de los esperado, la gente puede leer el principio y el final (y sólo si se han sentido interesados por lo que han leído al comienzo y quieren conocer la conclusión). Por lo tanto, debemos encontrar la forma de expresar nuestras ideas de una manera clara y concisa. Escribir un texto largo no quiere decir que estemos proporcionando información útil. Se puede decir mucho con pocas palabras.

Sin embargo, este no es siempre el caso. Por ejemplo, cuando un escritor decide revelar fragmentos desconocidos de una obra ya publicada, el lector podría esperar que el texto sea largo… Si el escritor comparte una gran cantidad de material desconocido, el mensaje puede ser más interesante.

Por el contrario, Twitter no permite a nadie a escribir más de 140 caracteres por «tweet», lo que puede ayudarnos a poner en práctica algo fácil de olvidar: la capacidad de síntesis. El reto es: ¿cómo podemos decir lo que pensamos en un espacio tan limitado? He aquí un ejemplo.

Se podría escribir este párrafo en un post:

Es tan gris en la madrugada en la ciudad. Un sentimiento de tristeza se está extendiendo a través de los edificios, como si se tratara de un efecto dominó. Pero la tristeza no puede afectarme hoy, no importa lo gris del día, porque la felicidad es parte de mi ser.

Pero también podríamos decir algo parecido de esta manera:

La tristeza de este día gris no puede apoderarse de mí, porque la felicidad es parte de mi ser.

Podría decirse que hay menos información presente en este segundo ejemplo, pero ambos ejemplos se pueden utilizar de acuerdo con el contexto en el que han sido escritos. Una forma de escribir no sustituye a la otra.

Por tanto, los blogs y Twitter nos enseñan a escribir de diferente manera. Y esto es así porque nos hacen tener presente, más que nunca, al lector al que van dirigidos nuestros textos. Y, sobre todo, ayudan a decir lo que queremos expresar de la mejor manera posible, sin necesidad de escribir más de lo realmente necesario, porque —y esto es algo que nunca debemos olvidar— hay mucho que leer en Internet.

[button type=»primary» size=»sm» title=»Fuente» xclass=»» link_open=»_blank» show_icon=»no-icon» icon=»» link=»http://imagireal.blogspot.com.ar/»]


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras