Consejos para empezar a trabajar en la trama

En la mejor ficción narrativa, la trama no es una sucesión de sorpresas, sino una sucesión cada vez más emocionante de descubrimientos, o de momentos de comprensión.

Como apunta John Gardner, uno de los errores más habituales de los escritores noveles (de los que entienden que escribir novela es contar historias) es creer que la fuerza del relato radica en la información que se retiene, es decir, en que el escritor consiga tener al lector siempre en sus manos, para descargar sobre él el golpe definitivo cuando menos se lo espera. Por el contrario, una buena trama es aquella en que el autor trata al lector de igual a igual.

Para ello se necesita crear una urdimbre robusta desde el principio y que el escritor tenga claro desde un primer momento aquello tan conocido de planteamiento, desarrollo, nudo y desenlace.

Sin embargo, es muy común que el escritor se lance a escribir una historia de la que no tiene muy claro el final, y aunque la espontaneidad es una buena arma, lo mejor es trabajar primero en un plan de acción que nos evite después incongruencias e incluso bloqueos. Tomemos como mantra la idea de que la trama no fluye, se planifica.

Por tanto, aquí van algunas ideas para preparar una trama compleja y efectiva:

  • Toma notas. Como labor previa anota todas aquellas ideas referidas a la historia que quieras escribir: personajes, situaciones, acontecimientos, etc. que permitan realizar un bosquejo mental de la urdimbre.
  • Desecha todas aquellas ideas que no puedas desarrollar de manera clara, porque más tarde o más temprano acabarás por abandonarlas.
  • Elabora fichas de personajes. Arma personajes bien diferenciados unos de otros y con la mayor cantidad de detalles que puedas. No intentes profundizar en los pormenores de la trama sin antes tener claro los personajes que la desarrollarán.
  • Esquematiza. Crea un cronograma de la acción, así tendrás todos los hechos listos para desarrollarlos y hacerlos más extensos. Haz también un diagrama en el que estén incluidos los personajes, su intervención en el relato y como terminan ellos al finalizar la narración.
  • Ve por partes. Presenta primero los aspectos generales de la trama para después ir profundizando añadiendo detalles.

En esta entrada te explicamos todos los elementos que constituyen la trama y cómo aplicarlos en tus novelas. No te lo pierdas.

Y si quieres más consejos, recursos y trucos, deja abajo tu correo para unirte a nuestra comunidad de escritores. Eres bienvenido.

Guardar

1 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras