Las palabras, herramientas del escritor

Lo hemos mencionado ya en multitud de ocasiones, pero nunca nos cansaremos de recordarlo: las palabras son la herramienta del escritor.

Un buen manejo de las mismas, la riqueza del vocabulario, el uso acertado de la palabra adecuada son la esencia de una escritura rica. Aprender a manejar las palabras resulta fundamental para escribir.

Veamos cómo hacerlo:

¿Dónde están todas las palabras? Por supuesto, en un diccionario.

Al escribir conviene tener siempre uno a mano y, hoy en día, con internet, resulta sencillo consultar online diccionarios como este o el de la Real Academia.

Consultar el diccionario nos permite asegurarnos de que la palabra que hemos elegido tiene el significado que creemos, sobre todo si es una palabra que no utilizamos de manera habitual.

Para encontrar esa palabra escurridiza que plasma a la perfección la idea que queremos transmitirle al lector, nada mejor que consultar un diccionario de sinónimos.

Entre los resultados que un diccionario de sinónimos arroja para nuestras búsquedas, seguro que podemos encontrar la palabra exacta que redondeará nuestra frase y hará nuestro texto perfecto.

El de los diccionarios es sin duda un tema apasionante. Aquí tenéis diez preguntas frecuentes sobre los diccionarios.

Pero las palabras son lo que hacemos de ellas. ¿Cómo aprender a usarlas con soltura y naturalidad, cómo incrementar nuestro vocabulario?

La respuesta es sencilla: leyendo.

Leer nos permite incrementar el acervo de nuestro vocabulario, incorporando palabras nuevas al mismo. Por eso no hemos de limitarnos a leer literatura contemporánea: leer a escritores de diferentes épocas nos permite conocer palabras que han caído en desuso o ver cómo su significado ha evolucionado a lo largo del tiempo: una experiencia siempre enriquecedora para un escritor.

Como a la hora de escribir, al leer es recomendable tener cerca un diccionario que nos permita consultar cualquier palabra desconocida o que nos genere dudas. Además, leer resulta una interesante lección de escritura. Al leer, nunca debemos dejar de prestar atención a la forma en que otros escritores usan el lenguaje y manejan las palabras.

Sin embargo, hay que tener cuidado con no caer en el exceso: ojo con los alambicamientos innecesarios o la inclusión de determinadas palabras por el mero hecho de mostrar la riqueza de nuestro vocabulario o calzar en nuestro texto una palabra que acabamos de descubrir.

Recuerda las palabras de W. Somerset Maugham:

«Escribir con sencillez es tan difícil como escribir bien».

Lo que nos lleva de nuevo al principio: el diccionario es el mejor aliado de un escritor.

Aquí te dejamos cuatro maneras más de mejorar tu vocabulario.

Si quieres ser cada día mejor escritor, únete a nuestra comunidad. Todas las semanas recibirás nuevos contenidos inspiradores que te ayudarán a mejorar tu escritura. Deja abajo tu correo y estarás dentro.

7 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Escritura Creativa

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • Buenos dias. Soy una pequeña escritora que solo pretende que los lectores disfruten leyendo mis libros. Me gustaria dedicarme a la lectura a tiempo completo. ¿Que tipo de libro es el mejor para mi caso?

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras