Masterclass gratuita

Cómo planificar tu novela

Aprende a hacer un buen trabajo previo de planificación que te evite bloqueos y ahuyente el temor a la página en blanco

Ventajas de tener tu web de autor (explicadas con un caso real)

Hace poco, un miembro de la comunidad nos dejó un comentario angustiado en el blog pidiendo ayuda.

Por error, su novela publicada en Amazon había acabado en la categoría de libros infantiles, aunque es una novela para adultos que además contiene escenas fuertes: violaciones, torturas, guerra. Cuando solicitó la revisión, la plataforma la cambió a «producto en proceso de revisión», estado en el que ha permanecido durante meses y que, naturalmente, la ha hecho caer en los rankings, con la consiguiente disminución de ventas.

Cuando nuestra atribulada escritora contactó de nuevo con la plataforma, desde Amazon le dijeron que no podían dar seguimiento a su caso porque su novela estaba también a la venta en Google Play Store, con lo que se vio obligada a retirarla de la tienda de Google, eliminando así uno de sus canales de venta.

Para colmo, también ha disminuido su alcance en redes sociales, las cuales utilizaba para promocionar su obra. Así las cosas, nuestra amiga se encuentra en la tesitura de tener una obra que ha dejado de ser visible y, por consiguiente, de venderse.

Ciertamente, la fatalidad parece haberse cebado en nuestra escritora: primero el error al elegir la categoría en la que debía ubicarse el libro, después la falta de un seguimiento adecuado de la incidencia por parte de Amazon. Pero, al margen de todo eso, hay un problema mayor y anterior a esta serie de desdichas: el no tener una web de autor funcionando que le ayudara a capear el temporal y poder seguir vendiendo su novela.

La web de autor

Hoy en día, un escritor debe procurar crear a su alrededor una comunidad de lectores interesados en su obra. En realidad, podría decirse que esa comunidad se ha formado siempre de manera espontanea en torno a los escritores, cuyos lectores se aglutinaban de forma natural en torno a él: leyendo sus libros, como es lógico, pero también siguiendo sus apariciones en prensa o acudiendo a presentaciones y actos en los que el autor participase.

Simplemente ahora el escritor dispone de nuevas herramientas para llegar a esos lectores y, en cierta medida, «gestionar» su comunidad. La aparición de internet permite a los escritores relacionarse con sus lectores sin intermediarios, darles a conocer sus nuevas obras, hacerles partícipes de su proceso creativo y generar una conversación que resulte enriquecedora para ambas partes. Al margen de lo anterior, los autores también pueden usar esas herramientas para incrementar sus ventas, lo que resulta especialmente interesante en el caso de autores autopublicados.

Pero esa comunidad debe tener un epicentro, un lugar de referencia para tus seguidores. Y ese lugar de referencia es, necesariamente, tu web.

Sabemos que muchos de vosotros consideráis superfluo tener una web de autor u os excusáis en la falta de tiempo para crearla y mantenerla. También sabemos que esa actitud camufla a menudo miedos y pensamientos limitantes, porque crear vuestra web os obligaría, tal vez, a aprender cosas nuevas y a salir de vuestra zona de confort; u os sometería a una exposición para la que muchos no os sentís del todo preparados.

Por eso muchos os limitáis a subir vuestros libros a una o varias plataformas y esperar pasivamente a que lleguen las ventas. Como mucho, usáis las redes sociales como una estrategia complementaria para anunciar vuestro libro e instar a los lectores a comprarlo.

Aunque también puede darse el caso de que uséis las redes sociales para dinamizar a vuestras comunidades con verdadera pericia, pero a la postre no tenéis el contacto de esos seguidores que tanto entusiasmo demuestran en Twitter o Instagram.

Y es que, como hemos visto, las plataformas pueden fallar. E incluso en el caso de que funcionen correctamente, puede que nunca llegues a los primeros puestos de los rankings y el número de tus ventas sea testimonial, cuando no nulo. Del mismo modo que tu visibilidad en redes sociales puede verse disminuida de un día para otro. Y es que ambas, plataformas y redes, funcionan mediante algoritmos, esa especie de magia matemática que a veces puede bendecirte y otras volverte la espalda sin que tu puedas hacer nada al respecto.

Por eso la realidad es que una web es una herramienta imprescindible para un autor contemporáneo. Y el ejemplo de una nuestra amiga nos sirve para ilustrarlo.

Lo que podría haber hecho con una web de autor

Hay varias cosas que nuestra amiga podría haber hecho si hubiera tenido una web de autor, todas habrían sido beneficiosas en general y muchas le hubieran ayudado a gestionar esta crisis de manera hábil.

La primera cosa que una web le hubiera permitido es tener el correo de sus seguidores.

Sí, tú gestionas tus redes con gran habilidad y el número de lectores que te siguen y se interesa por tu trabajo en ellas no deja de crecer. Pero esos seguidores no son tuyos: son de Instagram, de Twitter o de Facebook. Si esas redes modifican sus algoritmos y pierdes tu visibilidad, ¿cómo contactar con ellos?, ¿cómo preservarlos? No puedes. Si algo cambia pierdes su contacto para siempre. En la mayoría de los casos los escritores se afanan en crear comunidades en redes sociales sin pensar que, en realidad, esas comunidades no les pertenecen.

Pero cuando tienes una web propia puedes dirigir a esos lectores que te siguen en las redes sociales hacia tu web de autor y allí pedirles que se suscriban a tu lista de correo. Así conservarás el contacto de tus lectores potenciales mientras ellos quieran, que puede ser durante mucho tiempo. Solo tienes que mantener el contacto con ellos, como haces a través de las redes, pero en tu propio terreno, en tu casa y con tus reglas. Esa si será tu comunidad.

Si hubiera tenido el contacto de sus lectores, de aquellos que la seguían en sus redes sociales, nuestra amiga podría haberles escrito un correo anunciándoles la situación que atravesaba y redirigiendo sus compras hacia la página que decidiera.

Por ejemplo, podría enviar a sus potenciales lectores a Amazon. Aunque estés en el puesto mil quinientos de tu categoría y, por tanto, tu visibilidad y tus ventas sean testimoniales, eso no impide que tú mandes compradores convencidos a la página de tu libro en Amazon para que lo compren. Es más, si tus ventas suben por ese método también tu ranking mejorará, lo que significará más visibilidad y mejores ventas.

Si hubiera tenido el contacto de sus lectores, también habría podido enviarles a comprar su libro a otros marketplaces, si se diera el caso de que durante una temporada su libro no estuviera disponible en Amazon. Solo tendría que enviarles un correo diciendo que podían comprarlo en Google Play Store o en cualquier otra plataforma en la que su libro estuviera disponible.

Aún había otra posibilidad: vender su libro directamente. En su comentario nuestra amiga nos decía que usaba Amazon para vender copias en papel de su libro, utilizando la impresión bajo demanda, mientras que lo vendía en digital en Google Play Store. Al exigirle Amazon que retirará su libro de Google (algo que por cierto tiene cierto tufillo a monopolio) perdió las ventas de su libro en digital.

Sin embargo, con una web de autor tienes la posibilidad de vender tus libros en formato digital. No es difícil montar una tienda para entregar un producto digital y apenas requiere inversión. De este modo puedes vender tu libro directamente, sin intermediarios, lo que presenta varias ventajas indiscutibles: tienes el contacto de tus compradores para darles las gracias por su compra u ofrecerles alguno otro de tus libros, no dependes de tu posición en un ranking y nadie se queda con un porcentaje sobre tus ventas. Vender tus libros en tu web de autor tiene todavía más ventajas, te las explicamos todas en este otro artículo.

En general, tener una web de autor te permite ser el dueño de tu comunicación y, en especial, de algo tan sensible y que te interesa cuidar tanto como lo es el contacto con tus lectores. Porque tus lectores son tu valor más preciado.

Y teniendo una web de autor puedes fidelizarlos: solicitarles su correo para mantener con ellos una comunicación personal y fluida a través del email marketing. Presentarles tus obras (tus nuevos títulos, pero también los antiguos, para que se sigan vendiendo) e incluso vendérselas si que tengan que salir de tu web para adquirirlas.

Solo a través de tu propia web de autor podrás desarrollar una marca personal sólida que te diferencie de otros escritores y apele de manera clara a tu lector ideal, para que elija tus libros como su próxima lectura.

Y, en general, solo cuando tienes una web de autor puedes pensar estrategias que te ayuden a vender más sin sentirte a merced de las arbitrariedades de las distintas plataformas.

Si te interesa comenzar a trabajar hoy mismo en tu web de escritor y desarrollar un plan de marketing claro y articulado para los próximos meses, no te puedes perder el Curso de Marketing para Escritores. Aprenderás las estrategias y herramientas más efectivas del marketing que te ayudarán a llegar a tus lectores y vender más libros, crearás por fin tu web de escritor y la convertirás en el campamento base desde el que promocionar tu trabajo.

No te queremos engañar: crear una web de autor y convertirla en el epicentro de tu comunidad de lectores es una tarea que requiere tiempo y dedicación. Pero sus resultados son siempre satisfactorios, tanto en lo que se refiere al cariño de tus lectores como en ventas.

¿Te has visto alguna vez en problemas con Amazon u otras plataformas para poder vender tus libros? ¿No logras subir en los rankings y no sabes qué hacer? ¿Tienes tú ya tu web de autor? Si la respuesta es negativa, ¿qué te frena? Nos encantará conocer tu caso si nos lo explicas en los comentarios.

También nos encantará que te unas a nuestra comunidad de escritores. Puedes hacerlo dejando aquí debejo tu correo electrónico y nos encargaremos de hacete llegar los nuevos artículos, así como invitaciones exclusivas a cursos gratuitos para que no te pierdas nada.

4 COMENTARIOS


Otros artículos:

Cómo crear personajes inspirados en personas reales
Cómo gestionar la frustración cuando eres escritor
22 libros sobre escritura y creación literaria
  • Interesante asunto.
    Cuando se refieren a tener una web, ¿un blog, por ejemplo de WordPress, puede cumplir el mismo papel?.
    Gracias anticipadas.

    • Hola, Alfonso:

      Desde luego, puedes construir tu web con WordPress, pero debe ser más que un blog.

      Es decir, debe incluir un blog en el que publiques de manera periódica, pero además debería tener otros elementos: home, páginas de venta de tus libros, un «Sobre mí», etc.

      Saludos.

  • Muy acertado todo lo que comentáis en el artículo.
    Espero dedicarle más tiempo a mi web a partir de ahora con este nuevo enfoque. Gracias.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >