Cinco perspectivas de la autopublicación

La autopublicación es una opción cada vez más aceptada tanto por los escritores como por los lectores. Aunque existe desde siempre, es en los últimos años cuando ha sufrido un espectacular aumento, gracias a las opciones que proporcionan las nuevas tecnologías. Pero no es ese el único cambio por el que ha pasado. A continuación, veremos diferentes perspectivas sobre la autopublicación que se corresponden a las diferentes generaciones que se han ido sucediendo.

Primera generación de escritores autopublicados

Antes de la irrupción del libro electrónico y de las facilidades que da internet para publicar, promocionar y distribuir, muchos escritores apostaban por la autopublicación. Por lo general, llegaban a ella después de intentar sin resultado publicar de forma tradicional.

Estos escritores editaban sus libros en colaboración con pequeñas editoriales (coedición) o directamente los imprimían en imprentas, asumiendo toda la inversión.

Además, se encargaban personalmente de todo: marketing, promociones, distribución a las librerías, etc. Lo cierto es que esta manera de publicar no estaba muy bien valorada ni por el público ni por muchos escritores, pero allanó el camino para la segunda generación.

Segunda generación de escritores autopublicados

Puede decirse que la segunda ola de escritores autopublicados está mucho más centrada en los aspectos prácticos de la edición de libros.

Como los anteriores, asumen de forma personal la inversión de publicar su libro, por lo que se preocupan de mantener los costes de producción bajos y obtener alguna ganancia.

Por lo general son desde el principio mucho más conscientes del mercado de lo que lo eran los miembros de la anterior generación de autores autoeditados. Pero, como ellos, la mayoría ha tratado de encontrar un editor de la manera tradicional antes de dar el paso, aunque ya veremos que eso está cambiando.

Tercera generación de escritores autopublicados

La tercera generación está integrada por escritores que ya han sido publicados de forma tradicional (algunos de ellos incluso son escritores muy conocidos) que se unen a las filas de la autoedición por elección.

Por problemas con sus editores, por ver menos constreñida su creatividad o por querer aumentar sus porcentajes sobre las ventas, deciden probar suerte y autopublicar.

Pero lo que los distingue es que todos vienen de la edición tradicional y llevan consigo una sólida base de lectores.

Cuarta generación de escritores autopublicados

Esta cuarta ola está sentando las bases de un nuevo modelo de negocio editorial.

Como los escritores de la segunda generación, son muy conscientes del mercado, pero como los de la tercera son autores ya publicados de modo tradicional, que están  empezando a ver las oportunidades de la autoedición para llegar a nuevos lectores.

Suelen ser autores de éxito que deciden tomar el control de sus carreras. Están dispuestos a utilizar los servicios de una editorial tradicional con algunos de sus libros, pero —y esta es la clave— no con todos.

Pueden publicar algunos libros de un género en particular con un editor y entregar los derechos para la publicación digital a un segundo; en general, buscan mantener el control de su obra.

Muchos de ellos contratan servicios profesionales para el diseño o la corrección, pero la diferencia es que es el autor quien ha decidido y resuelto los términos de esos contratos. Esta, probablemente, es la forma de publicación que más éxito tendrá en el futuro.

Quinta generación de escritores autopublicados

La quinta generación es la que está por venir, aunque ya es una realidad en ciernes consecuencia de todas las generaciones anteriores.

En ella confluirán escritores que han apostado directamente por la autoedición, pero también escritores que han sido desplazados de la edición tradicional a medida que las grandes editoriales deciden apostar solo por los autores superventas. También aquellos escritores que optarán por un modelo mixto donde alternarán autoedición y edición tradicional.

Lo que es seguro es que en esta generación no habrá lugar para la falta de profesionalidad: las obras mal editadas, que no han sido corregidas, cuyo estilo no ha sido revisado… cada vez más serán dadas de lado por los lectores hasta ser un producto marginal. Así pues, el escritor que quiera formar parte de esta quinta generación tendrá que preocuparse de ofrecer un producto impecable al lector.

0 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras