El Reto de los Treinta Días: el acelerador de hábitos que necesitas

A comienzos de año todos tenemos propósitos que cumplir y la firme intención de, esta vez sí, llevarlos a cabo. Cuidar nuestra salud, dejar de fumar, disfrutar de más tiempo libre… Los escritores, o quienes estáis en el camino de serlo, tenéis además objetivos relacionados con vuestra pasión: escribir más, terminar esa novela o ese volumen de relatos, participar en concursos, hacer vuestro plan de marketing o leer más.

Sin embargo, resulta difícil que alcances tus propósitos sin hacer algunos cambios en tu vida. Y esos cambios pasan por adquirir nuevos hábitos. Por ejemplo, si quieres finalizar tu novela tendrás necesariamente que desarrollar el hábito de la escritura, si no lo tienes ya. Básicamente, escribir todos o casi todos los días.

Por qué los hábitos funcionan tan bien

Los hábitos son el camino más seguro (por no decir el único camino posible) para alcanzar tus objetivos. Si funcionan es porque un hábito es una tarea que se ha convertido en automática, se realiza de manera rutinaria sin que tengas que pensar demasiado en ella. Como meter los platos en el lavavajillas después de comer, hacer la cama a primera hora o cenar más o menos a la misma hora todos los días.

Tienes un hábito cuando ciertas tareas o actividades parecen nacer solas. Dada una determinada situación o un determinado momento, te dispones a hacer cierta cosa sin que en realidad hayas tenido que pensarlo mucho. Como cuando sacas el libro cuando te sientas en el metro (ahora más bien el móvil, una pena) o te preparas un café a las seis todas las tardes.

Ahora bien, un hábito no surge de la noche a la mañana. Hasta que llega el momento en que una actividad se convierte en una rutina y tu cerebro te conduce hacia ella de manera casi automática pasa algo de tiempo.

Se suele decir que un hábito tarda en formarse unos veintiocho días, pero en realidad esto depende tanto de la persona como del hábito. Hay a quien le es suficiente con dos o tres semanas y quien necesita varios meses hasta lograr que un nuevo hábito se implante y se mantenga.

Pero por mucho tiempo que exija crear un hábito, lo importante es comenzar. Tomar la decisión y dar los primeros pasos que te llevarán a convertir cierta actividad, como leer más o escribir a diario, en un rutina inseparable de ti y de tu día a día.

Por eso hoy te proponemos un sistema efectivo para comenzar a trabajar en tus nuevos hábitos. Estamos a comienzos de año, llenos de buenos propósitos, sin duda el mejor momento es ahora.

El Reto de los Treinta Días

Es un método muy sencillo, pero también muy efectivo: consiste en lanzarse el reto de poner en práctica el nuevo hábito que quieras desarrollar durante solo treinta días. Puede parecerte una simpleza, pero es una de las herramientas más eficaces a la hora de lograr cambios. Y funciona porque se basa en dos factores muy bien pensados: se centra en un único cambio o hábito, y lo hace durante un periodo de tiempo asumible.

Un único cambio

Cuando decidimos crear nuevos hábitos nos paralizamos porque nunca nos conformamos con crear una única nueva rutina. En año nuevo (también en septiembre) es muy habitual que queramos hacer un sinnúmero de cambios: leer y escribir más, comer más sano, hacer ejercicio, mejorar nuestro inglés, ver más a la familia, volver a estudiar… Queremos darnos la vuelta como un calcetín y convertirnos en esa persona maravillosa que siempre hemos querido ser, la que tiene tiempo y energía para hacer todas esas cosas que nosotros postergamos una y otra vez.

El error radica, como ves, en que nos exigimos demasiado. Eso da lugar a que no sepamos por dónde empezar, a que intentemos abarcar demasiado y a que al final acabemos rindiéndonos al cabo de pocos días.

Si el Reto de los Treinta Días funciona es porque te propone que te centres en una única actividad, un único nuevo hábito. Puede ser leer más. Puede ser escribir a diario. Puede ser hacer todos los días una acción de tu plan de marketing. Puede ser contactar con una editorial. Puede ser enviar un original a un concurso.

Ahora bien, ¿cómo elegir esa única actividad en la que te vas a centrar durante los próximos treinta días hasta desarrollar un hábito? Muy sencillo, piensa en la actividad que más te acerque a uno de tus objetivos.

Imagina que uno de tus objetivos para este recién estrenado 2021 es escribir tu novela. Para llevarlo a buen puerto necesitas el hábito de trabajar en ella todos los días. Mientras que si tu objetivo es vender más libros, el hábito ad hoc será desarrollar tu plan de marketing semana a semana.

Como es natural, nosotros nos centramos en actividades relacionadas con tu carrera de escritor, pero puedes elegir cualquier otro hábito que quieras desarrollar.

Si quieres aprender cómo plantearte objetivos con efectividad y cómo trazar un camino que te lleve hasta ellos sin desvíos (pero con esfuerzo, ya sabes que no creemos en las fórmulas milagrosas), necesitas el Curso de Productividad para Escritores. Puedes comenzarlo hoy mismo.

Un periodo de tiempo asumible

El segundo motivo por el que el Reto de Treinta Días funciona es porque te propone un espacio de tiempo concreto y delimitado. No tienes que comprometerte para siempre, no tienes por qué tomar ese cambio que quieres introducir como algo irreversible. Solo se trata de treinta días, una prueba para ver cómo te funciona a ti ese hábito y si decides quedártelo o desecharlo.

Lo más probable es que, cuando veas los resultados de tu nuevo hábito pasados los treinta días, no estés dispuesto a volver atrás. Seguramente harás algunos ajustes o cambios para sentirte más cómodo con él, pero sus ventajas habrán aparecido ante ti de manera tan clara que ya no querrás renunciar.

Además, para cuando lleves treinta días trabajando en tu nuevo hábito también tendrás treinta días de éxito a tus espaldas, lo que te va a dar una enorme confianza en ti mismo. Si has llegado tan lejos, si te has demostrado que puedes conseguirlo, si estás descubriendo que eres la persona que puede hacer lo que se propone, querrás seguir adelante.

Cómo poner en práctica el Reto de los Treinta Días

Una vez que tienes claras las bondades de este sencillo pero efectivo reto, recapitulemos cómo ponerlo en práctica.

Empieza por decidir qué objetivo quieres alcanzar. Tiene que ser algo significativo, algo que realmente desees conseguir, porque vas a invertir tiempo y energía en ello durante treinta días. Recuerda que los objetivos tienen que ser concretos, así que exprésalo de manera clara y asigna una fecha para la cual deberías haberlo alcanzado. Por ejemplo, «Incrementar las ventas de mi libro un veinte por ciento en doce meses».

A continuación, piensa qué hábito es el que necesitas tener para alcanzar tu objetivo. Para incrementar las ventas de tu libro el hábito que necesitas es sin duda hacer todas las semanas una acción de marketing, lo que implica pensarlas, desarrollarlas, ponerlas en práctica y hacerles un seguimiento para ver sus resultados. Cada día vas a trabajar en ello.

Como es natural, debes reservar el tiempo que ese nuevo hábito va a ocupar en tu día a día. Hazle hueco en tu agenda diaria, puede ayudarte planificar tu semana por adelantado. Sí, es posible que eso signifique que tengas que dejar de hacer alguna otra cosa, pero debes verlo de esta manera: las personas que alcanzan sus metas no hacen sacrificios, hacen elecciones inteligentes. Tú estás siendo inteligente al dar prioridad a tu nuevo hábito y a tus objetivos sobre otras cosas.

Persevera durante treinta días. Si un día fallas, analiza por qué ha sucedido. ¿Tal vez no has elegido el mejor horario?, ¿has subestimado o sobrestimado tus capacidades?, ¿te faltaba algo (una herramienta, un conocimiento) que no tienes? Trata de buscar soluciones, sé constructivo y no tires la toalla.

Al superar los treinta días evalúa tus logros. ¿Te sientes más cerca de tu objetivo?, ¿qué avances has hecho en este tiempo? ¿Cómo te sientes con respecto a ti mismo (orgulloso, sorprendido, cansado…)? Tus progresos a lo largo de treinta días te servirán como experiencia para saber lo que podrías alcanzar si continúas e incluso te permitirán tomar mejores decisiones a largo plazo. Por ejemplo, puede que descubras que incrementar un veinte por ciento tus ventas es un objetivo muy conservador porque estás en disposición de alcanzar el treinta por ciento.

Finalmente, decide si continúas adelante o te plantas. No olvides que no tienes por qué considerar ese nuevo hábito como definitivo. Puedes darte treinta días más, o tal vez sesenta, y seguir probando. Si decides no continuar no pasará nada. Tómalo como la prueba de cualquier producto, si el hábito no te ha ayudado o no se adapta a ti, simplemente «lo devuelves».

¿Te animas a probar el Reto de los Treinta Días? ¿Qué habito vas a desarrollar?, y ¿qué objetivo quieres alcanzar? Recuerda que anunciar públicamente una intención es una manera excelente de reforzar el compromiso, así que cuéntanoslo en los comentarios. Y mantennos al día de tus progresos durante estos treinta días.

¿Buscas motivación que te ayude a desarrollar una carrera de escritor plena? Únete a nuestra comunidad de escritores y todas las semanas te enviaremos interesantes artículos para lograrlo. Sin fórmulas mágicas que te prometan el éxito instantáneo, porque en Sinjania solo creemos en el trabajo inteligente.

5 COMENTARIOS


Otros artículos:

Dos cuestiones para identificar al protagonista de tu historia
Tres preguntas para convertir una idea en una trama sólida
¿Es posible tener visibilidad sin estridencias?
  • ¡Claro que acepto!
    Voy a elegir el hábito de la escritura y, para ello tendré que renunciar a otros hábitos que obstaculizan el progreso de mi novela .
    Nota: disculpen las faltas ortográficas 😔, aún estoy trabajando en ello;las faltas ortográficas son uno de los puntos en los que más tengo que trabajar , porque esas fallas son una falta de respeto hacia el arte y doy a entender que “no me importa lo suficiente como para ocupar mi tiempo en corregir mis errores y mostrar respeto a ello»😔

  • Es muy interesante poner manos a la obra para construir los hábitos que más nos interesan. Sin duda, el mío es escribir más. Empiezo hoy. Veremos el avance. Muchas Gracias.

  • Excelente idea y método. Se lo recomiendo a todos.
    «es muy habitual que queramos hacer un sinnúmero de cambios: leer y escribir más, comer más sano, hacer ejercicio, mejorar nuestro inglés, ver más a la familia, volver a estudiar… Queremos darnos la vuelta como un calcetín y convertirnos en esa persona maravillosa que siempre hemos querido ser, la que tiene tiempo y energía para hacer todas esas cosas que nosotros postergamos una y otra vez.» jajajajja
    Tal cual. Empezaré CON UNO de mi lista 🙂 .Gracias

  • Me parece muy bien el reto. Para conseguir algo hay que organizarse y perseverar. Allá voy. Ya os contaré. Gracias por el artículo.

  • Me apasiona este reto de los treinta días. El hábito que quiero mejorar es el de escritura. Comenzaré mañana 22 de Enero del 2021. Es un hábito que siempre he querido mantener y ahora gracias Sinjania por darme a conocer lo que consiste el reto.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >