Nueve beneficios de ser publicado en revistas literarias

Una de las mejores maneras de ser publicado en los comienzos de la carrera literaria es presentar tu trabajo en periódicos y revistas literarias.

Ya sea que escribas ficción, poesía o ensayo, estas publicaciones pueden ser una buena manera de comenzar tu carrera como autor publicado.

Hay publicaciones para cada forma, género y estilo de escritura y muchas están abiertas a las colaboraciones de escritores noveles. Además, muchas de estas publicaciones permiten que les hagas llegar tus textos a través de internet.

Colaborar con revistas literarias es una buena manera de prepararse para la publicación de libros, incluso si tienes la intención de autoeditarte.

Veamos algunos de los beneficios que te puede reportar como escritor novel.

Nueve beneficios de ser publicado en revistas literarias

  • Cuando envías tus textos, debes seguir las directrices de la publicación en cuestión. Por lo general, las revistas exigen que el documento haya sido corregido de manera exhaustiva, además de correctamente maquetado. De ese modo, te acostumbras a revisar, corregir y dar formato a tus textos.
  • Muchas publicaciones requieren que adjuntes una breve carta de presentación que incluya los datos relevantes de tu currículo literario. Esa carta podrá servirte de base a la hora de enviar tus originales a las editoriales o presentar tus libros a los medios.
  • En muchos casos también es necesario incluir una breve biografía personal, algo que si eres un escritor que quiere ser publicado necesitas para desarrollar tu carrera en el mundo de las letras.
  • Si tus textos son rechazados, debes seguir intentándolo. De este modo fortaleces tu determinación y te entrenas para las posibles cartas de rechazo de las editoriales a las que envíes tus originales.
  • Y cuando tu trabajo es aceptado y publicado, puedes disfrutar la satisfacción del éxito.
  • El añadir a tu currículo literario el listado de las publicaciones literarias donde has colaborado aumentará tu reputación y credibilidad entre otros escritores, la industria editorial y los lectores.
  • Publicar en revistas literarias puede ser una ocasión para desarrollar relaciones con otros escritores o con los editores de las publicaciones. En otras palabras, puede ser una oportunidad para establecer contactos.
  • Si tiene la intención de hacer carrera a través de la edición tradicional, el hacer constar tus publicaciones en revistas literarias pueden ayudarte a conseguir un agente o a ser leído por los editores.
  • Al aparecer en las páginas de una revista literaria, expones tu trabajo a un público más amplio. Esta práctica te permitirá enfrentarte a un público imparcial y foguearte con las críticas. Además, algunos de estos lectores pueden llegar a ser los primeros seguidores de tu trabajo.

¿Cómo empezar?

El primer paso es encontrar revistas y suplementos literarios y periódicos y familiarizarte con ellos. Una búsqueda en internet te descubrirá muchos de ellos.

Debes buscar publicaciones que acepten colaboraciones del género en el que suelas desenvolverte (poesía, ficción, no ficción).

Asegúrate de que aquellas revistas con las que decidas probar suerte se ocupan de tu género: sería una pérdida de tiempo enviar un relato romántico a un fanzine de ciencia ficción.

Mandar colaboraciones sin informarte previamente de la orientación de la publicación es una manera de asegurarse la no publicación. Lo aconsejable es leer a fondo la revista que elijas antes de decidir si te conviene enviar tu trabajo.

También es fundamental leer detenidamente y asegurarte de que has comprendido bien las directrices e indicaciones de la revista para recibir los textos. No hacerlo podría significar un rechazo que ni siquiera respondería al contenido o a la calidad de tu trabajo.

Ver tu trabajo publicado no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo.

¿Has probado suerte con las revistas literarias? ¿Has sido publicado en alguna?


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • tengo propuestas interesantes. soy novelista de suspense y tengo una larga trayectoria. tengo libros editados y están vendiéndose en internet. no les decepcionaré. gracias.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras