¿Está tu blog de escritor trabajando a tu favor?

Seguro que estás realizando un enorme esfuerzo para atraer visitas a tu página web o blog de escritor. Si lo estás haciendo bien, habrás creado una estrategia que conduzca tráfico hacia ella desde las redes sociales y los buscadores.

Pero no es suficiente solo con atraer visitantes, lo que tienes que lograr es que se queden un tiempo, se comprometan contigo, se suscriban a tu blog, se unan a tu lista de correo, y, por supuesto, compren tus libros.

Sin embargo, lo normal es que quien llega a tu web de escritor lea superficialmente alguno de tus artículos, para marcharse después casi de manera automática.

Por tanto, debes conseguir que tus visitantes permanezcan en tu página. Que dediquen varios minutos a leer tus contenidos y, sobre todo, que vuelvan otra vez.

Y es que debes tener presente que por lo común la gente visitará tu blog de escritor varias veces antes de por fin sentirse motivados a comprar tu libro.

Si ya tienes clara la importancia de retener el tráfico que llega a tu blog de escritor, te contamos a continuación algunos trucos que pueden ayudarte.

Enlaces internos en las entradas del blog

Cuando escribas artículos para tu blog de escritor no olvides incluir enlaces a otras entradas relacionadas.

Puedes optar por enlazar un fragmento de texto con un link que conduzca hacia otro artículo en donde el lector podrá leer más sobre un determinado tema. (Nosotros lo hemos hecho más arriba para remitirte a otros artículos donde te damos algunas nociones sobre marketing para escritores).

Otra opción es incluir al final del post una lista con otros artículos relacionados. Hay plugins que lo hacen de manera automática.

Incluye una llamada a la acción en cada post de tu blog

Una llamada a la acción es una frase breve que anima al lector que visita una web a hacer algo: suscribirse, comentar, comprar, etc.

Muchas veces, la mejor manera de conseguir que alguien haga lo que deseas es, simplemente, pedírselo, Por eso, al final de cada entrada del blog, anima al lector a participar invitándole a realizar una acción específica:

  • Dejar un comentario en el post.
  • Descargar un libro electrónico gratuito (para unirse a tu lista de correo).
  • Suscribirse al blog.
  • Seguirte en las redes sociales.
  • Comprar tu libro (no es recomendable abusar de esta llamada a la acción).
  • Escuchar tu podcast.
  • Mirar tu canal de YouTube.

Varía la llamada a la acción en cada post, tratando de que se adapte al tema del que has hablado en el artículo cuando sea posible.

¿Para qué?

Retener el tráfico que llega a tu web es fundamental.

Por un lado, es la única forma de que el visitante conozca todo el contenido que has preparado para él y se llegue a interesar de verdad por ti y por tu trabajo.

En el aspecto técnico, además, una mayor permanencia en la página y una menor tasa de rebote (se conoce como «rebote» que la visita se vaya en pocos segundos sin haber visitado más páginas) suponen un mejor posicionamiento en buscadores.

Cuanto más tiempo permanezca una visita en tu página, más oportunidades hay de que regrese. Y cuantas más veces regrese, más oportunidades hay de que decida comprar tu libro.

Así que ya sabes: haz que tu blog de escritor trabaje para ti, no trabajes tú para tu blog.

Si estás harto de trabajar en tu blog de escritor sin ver resultados, lo más probable es que no lo estés haciendo bien. Únete a nuestra comunidad de escritores y te enviaremos cada semana a tu correo ideas y estrategias para que lo hagas mejor. Solo tienes que dejar abajo tu correo. Te esperamos.

0 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras