Siete errores en los que puedes caer al empezar un blog de escritor

Si eres escritor, necesitas un blog.

Da igual si eres autoeditado, si has optado por la edición tradicional, si tu obra está inédita o si ya tienes varios libros publicados.

Sea cual sea tu situación necesitas empezar un blog de escritor.

Un blog es un escaparate donde muestras lo mejor de ti mismo y lo mejor de tu trabajo. Es tu casa, el lugar a donde invitas a quienes quieren conocerte, saber más de ti y de lo que haces. Es el punto focal de tu estrategia de ventas, aunque vendas tu libro a través de plataformas como Amazon o Bubok. Es el epicentro de tu estrategia en las redes sociales.

Todo eso y mucho más es tu blog.

No esperes vender un libro sin blog. No esperes conocer a tus lectores sin blog. No esperes crear una comunidad o plataforma de lectores a tu alrededor sin blog.

Si necesitas más razones por las que como escritor necesitas un blog, aquí las tienes.

Ahora que ya estás convencido de su importancia, seguro que estás deseando abrir el tuyo y empezar a trabajar en él para aprovechar las utilidades de esta poderosa herramienta que internet pone a tu alcance.

Pero solo el entusiasmo no te ayudará. Antes de empezar un blog de escritor hay varias cosas que tienes que pensar. Si no lo haces, tu blog no va a durar mucho. O peor, publicarás en él durante mucho tiempo sin que veas ningún resultado: ni comunidad de lectores a tu alrededor, ni nuevas oportunidades, ni ventas de tus libros.

¿Te ha pasado esto último? ¿Tienes un blog que no surte efecto? ¿Has abandonado tu blog harto de no ver resultados?

Por si estás en esa situación o simplemente quieres empezar un blog de escritor con éxito, hoy te enumeramos los siete errores más comunes que los escritores cometen cuando abren un blog.

1. No tener un objetivo

Para todo en esta vida hace falta fijarse objetivos. Para escribir, por ejemplo. Y también para empezar un blog de escritor.

Lo primero que tienes que hacer es plantearte la pregunta «¿Qué quiero conseguir yo con un blog?».

¿Qué quieres conseguir? Piensa bien la respuesta.

  • Darte a conocer.
  • Conseguir lectores.
  • Vender libros.
  • Encontrar oportunidades profesionales relacionadas con tu faceta de escritor.
  • Etc.

No hay una respuesta buena. De hecho, puede haber más de una respuesta. Se trata simplemente de que tengas claro lo que quieres.

Y una vez que lo tengas, enfoca el blog a conseguir tus objetivos.

2. No planificar

Empezar un blog de escritor implica un enorme trabajo.

Esa es una verdad incuestionable y más te vale que la tengas presente desde el primer momento.

Y, además de mantener el blog, tendrás que escribir.

Así que no te queda otro remedio que hacer una buena planificación.

Hazla desde el primer momento y asegúrate de que está alineada con los objetivos que te has marcado.

Por ejemplo, si tu objetivo es vender libros, deberás ofrecer capítulos en descarga libre que permitan saber al lector qué es lo que va a adquirir. Tendrás que tener una ficha de los libros y crear páginas de venta. Puedes contar también cómo surgieron los libros y cómo fue el proceso de escritura. Etc.

Todas esas ideas las tienes que tener claras antes de empezar. Y trazar un plan para ponerlas en práctica de manera ordenada y metódica.

3. No saber a quién irá dirigido

Es algo elemental y sin embargo casi nunca se tiene en cuenta.

¿A quién va a estar dirigido tu blog?

¿A lectores de ciencia ficción? ¿A poetas? ¿A expertos en un campo o en una materia? ¿A lectores de novela histórica?

Antes de empezar un blog de escritor piensa bien quién es tu lector ideal y dirige a él todo tu blog y cada uno de tus contenidos.

¿Qué es lo que le gusta, qué necesidades tiene, cuáles son sus intereses?

Si no sabes quién es tu audiencia es imposible que puedas llegar a ella.

4. Falta de contenidos

Pasa mucho.

Empiezas un blog con brío y publicas un post nuevo cada día. Pero al mes ya no sabes qué más publicar. Empiezas a cansarte, a espaciar tus publicaciones y finalmente abandonas el blog.

Un nuevo blog fantasma engrosa internet.

Para evitar que esto te pase a ti tienes que hacer dos cosas:

  1. Tener claros tus objetivos.
  2. Planificar tus contenidos.

Sí, lo primero es tener claros tus objetivos. Vuelve a leer el punto uno.

Si tienes claros tus objetivos te evitarás dar palos de ciego. Podrás formular estrategias y planificar acciones y hacer que tus publicaciones se relacionen con ambas.

Cuando trabajamos persiguiendo una meta es más difícil que nos demos por vencidos.

Luego tienes que planificar tus contenidos.

Primero responde a esas preguntas. Después haz una lluvia de ideas sobre posibles contenidos (reseñas, entrevistas, relatos, consejos…) y artículos concretos, por ejemplo: «Las cien mejores novelas de ciencia ficción de la historia».

Ten siempre en mente a tu lector ideal cuando planees tus contenidos.

Como ya has pensado con qué frecuencia vas a publicar, prepara un calendario de publicaciones para tu blog de escritor.

Trata de abarcar al menos un mes de contenidos y apunta en él qué entradas vas a publicar en tu blog en qué fechas concretas.

No se trata de que escribas ya los artículos, sino de que sepas al menos qué artículo vas a publicar en una fecha concreta. Por supuesto, para esa fecha el post tiene que estar listo. A medida que vayas publicando, ve agregando nuevas entradas a tu calendario, para que no se quede a cero.

Dos recomendaciones:

  • Prepara al menos cuatro entradas que publicarás el día de la inauguración. Se trata de que tus primeros visitantes encuentren contenidos interesantes desde el primer momento. La página de «Hola mundo» no le interesa a nadie.
  • Ten al menos las dos primeras semanas de publicaciones cubiertas. Eso te dará ventaja y te permitirá seguir escribiendo contenidos con tranquilidad.

Por cierto, si no sabes qué contenidos publicar en tu blog, aquí tienes diez ideas.

5. Falta de difusión

Vale, ya tienes tu blog.

Tienes claros los objetivos que quieres alcanzar con él. Sabes a quién va dirigido.

Has publicado varios artículos y tienes todo un mes de contenidos preparados.

¡Perfecto!

Pero las visitas no llegan

En primer lugar, tienes que tener paciencia. No creas que vas a tener miles de visitas de un día para el siguiente. Tienes que dar tiempo a que la gente te conozca.

Pero no te quedes mano sobre mano esperando a que la gente llegue a ti por sí sola. Enséñales el camino.

Para ello tienes que crear una estrategia de difusión de tus contenidos.

Las redes sociales son de gran ayuda, pero recuerda: si nadie conoce tu blog probablemente nadie tampoco conocerá tu página en Facebook.

Por supuesto que debes crear perfiles en las redes sociales, pero busca además otras alternativas.

  • Participa en foros y redes de escritores.
  • Únete a grupos de escritores en Facebook o GooglePlus.
  • Comenta en blogs literarios.

Sobra decir que no se trata de lanzar mensajes en plan «Visita mi nuevo blog». Internet se basa en la conversación así que escucha de qué hablan los demás y únete al coloquio. Haz que tus comentarios y aportaciones sean interesantes y contribuyan al diálogo. Así la gente te seguirá hasta tu blog de buena gana.

Mira aquí algunos consejos útiles para aumentar tus visitas.

6. No aportar valor

Hay otra cosa que debes tener clara antes de empezar un blog de escritor. Los visitantes de tu blog quieren recibir algo: valor.

Quieren que les enseñes algo, que les entretengas, que les ayudes.

Si no satisfaces esas expectativas tu blog va a ser un completo fracaso.

Así que no pienses en lo que quieres tú. Piensa en lo que quieren ellos. Y dáselo.

Ten muy claro que si ellos no consiguen lo que buscan, tú tampoco vas a lograr cumplir tus objetivos.

7. No diferenciarse

No quieres que, la primera vez que un visitante llega a tu blog, piense «Otro blog de escritor» y vaya directamente a cerrar la página. Para nada.

Así que no seas otro blog de escritor.

Busca la manera de diferenciarte, de hacerte reconocible, de ser original.

Puedes hacer que tu página tenga una mascota divertida. O usar un diseño impactante.

Sé irreverente, sé rompedor, sé único. Idea la manera de que el lector decida que prefiere leerte a ti que al blog de al lado.

Recuerda que no todo está inventado.

Ahora ya conoces siete errores muy frecuentes que los autores cometen en sus blogs y que tú debes evitar al empezar un blog de escritor. No caigas en ellos.

Pero recuerda que el blog es solo la punta de lanza de tu presencia online, y que esa presencia tiene que responder a una estrategia bien definida. Si quieres aprender más sobre este tema y asegurarte de que tu blog y tus redes sociales están trabajando para ti (y no tú para ellos), échale un ojo al curso Marketing Online para Escritores.


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • Qué buen post. Estoy de acuerdo contigo, un blog es imprescindible si eres escritor. Y establecer objetivos claros es fundamental en el camino al éxito. Gracias por las pautas para blogs.

  • Gracias por tu ideas, me serviran de mucha ayuda.

    No hace mucho que inicie, Realmente siempre me ha gustado escribir, así que decidí dedicarle más tiempo a lo que me gusta.
    Gracias por las recomendaciones, sigue asi.

  • Excelente artículo. Todo esto es una gran realidad. El blog es la parte más importante del escritor, pero qué difícil es empezar. Cuando comencé el mio, en el primer año conseguí menos de mil visitas. Ahora a cuatro años, ya tengo 60 mil visitas. La idea es ir perfeccionando y corrigiendo todo lo que escribes y buscar los grupos apropiados para hacer tus publicaciones, tanto en facebook como en twitter. Sólo tengo tres preguntas:
    1. ¿Cómo puedo participar en los foros y redes de escritores?
    2. ¿Cómo me uno a grupos de escritores en Facebokk o Google plus.
    3. ¿Dónde encuentro los blogs literarios?
    Gracias de antemano. Sus artículos han sido de gran ayuda para orientarme.

    • Hola, Gustavo:

      Solo tienes que localizar los grupos y foros a los que te quieras unir y solicitar unirte a ellos (en el caso de Facebook) o registrarte (en el caso de foros).

      Una rápida búsqueda en Google, Facebook o Twitter te dará un montón de opciones.

      Un consejo: no te unas a demasiados grupos. Pertenecer a un grupo solo tienes sentido si vas a participar en ellos de manera asidua. Si te unes a demasiados te llevará mucho tiempo intervenir en todos y acabarás por tener una presencia intermitente.

      Así que mejor elige solo unos poquitos grupos, según el tiempo del que dispongas, para participar bien.

      Saludos.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras