¿Sabes por qué tu blog de escritor no funciona?

Hemos hablado ya mucho de la importancia de tener un blog de escritor. Pero tu sigues pensando que un blog de escritor no funciona.

Sin embargo, un blog te aporta visibilidad, te ayuda a llegar a tus lectores, te proporciona oportunidades profesionales y, ¡sí!, te hace vender libros.

Por supuesto, para ello tienes que tener un blog optimizado y una buena estrategia que te ayude a lograr los objetivos que previamente te has marcado.

Pero todo eso viene después, porque la mayoría de los blogs de escritor fallan en un punto fundamental: no se dirigen a la audiencia correcta.

Puede que tu contenido sea realmente bueno y tu estrategia en redes sociales esté perfectamente afinada, pero si te estás dirigiendo a las personas equivocadas, ¿de qué sirve?

Probablemente ya conozcas la respuesta por haberla experimentado en carne propia: no sirve de nada.

Opciones incorrectas

Tal vez por lo mucho que se insiste (nosotros también, por supuesto) en la importancia de tener un blog, ya te has abierto  tu blog de escritor o estás pensando en hacerlo.

Tu primera pregunta es ¿sobre qué escribo?

En los primeros tiempos del blogging los blogs eran diarios personales en los que contábamos un poco nuestro día a día.

A falta de una idea mejor, estrenas tu blog con una serie de entradas sobre la visita al veterinario con tu perro, la fiesta  de cumpleaños de tu hermana y, como eres escrior, incluyes uno de tus últimos relatos.

Lo sentimos, pero si tu vida no es tan apasionante como la de Indiana Jones, de esta forma vas a atraer muy pocas visitas y será muy difícil que así logres vender tu libro o hacer que un editor se interese por ti.

Otra opción, también equivocada, es abrir un blog dedicado a la escritura. Como sabes de lo que hablas, empiezas a escribir artículos sobre técnicas literarias, el proceso de revisión de una novela o la mejor forma de contactar con editoriales.

Eso es un blog de escritura, pero no un blog de escritor.

Ten en cuenta que otros escritores no son tu público objetivo. Por lo general otro escritor no será quien compre tu novela.

La pregunta equivocada

¿Cuál es el error en ambos casos?

Que te has planteado la pregunta equivocada.

La pregunta que debes hacerte antes de empezar un blog no es ¿sobre qué escribo?

La pregunta correcta es ¿qué temas le interesan a mis lectores potenciales?

Por ejemplo, si eres un escritor de novelas juveniles debes tratar de atraer a lectores del género.

Tus lectores ideales serán adolescentes, padres interesados en buscar lecturas para sus hijos, tal vez bibliotecarios. Escribe tu blog pensando en ellos.

Piensa qué temas pueden interesarles, qué información les resultará útil: tal vez reseñas de otros libros de aventuras, noticias sobre una feria especializada, una entrevista a otro escritor del género o la reseña de la última película de aventuras estrenada.

¿Y por qué los escritores se plantean la pregunta equivocada cuando empiezan su blog?

Porque casi siempre pensamos en nosotros mismos antes que en los demás. Piensas en lo que te gusta, en lo que te resultará más sencillo a la hora de publicar tus post (de ahí la preferencia por los blogs sobre escritura). Pero no se te ocurre preguntárte qué quiere tu lector, qué le interesa a él, qué le puedes ofrecer que le resulte útil o entretenido, aunque te cueste más escribirlo.

Piensa en tus lectores potenciales

Ahora ya lo sabes: tu blog tiene que estar dirigido hacia tus lectores potenciales.

Ellos son los únicos que te interesan.

Olvídate de todo el resto.

Piensa detenidamente en qué temas son los que pueden resultarles interesantes, divertidos o útiles y empieza a escribir sobre ellos. Si no sabes, documéntante y aprende.

Por supuesto que puedes incluir algún truco de escritura que hayas descubierto y te funcine. Por supuesto que puedes contar la visita al veterninario con tu perro.

A todos nos interesan las personas y queremos saber un poco más de ellas y de su día a día. Mostrarte como un ser humano preocupado por la salud de su mascota permitirá que tus lectores empaticen contigo y estrechará tu relación con ellos.

Pero recuerda que tus lectores no te siguen porque les interese tu vida. Te siguen porque, siguiendo con nuestro ejemplo, les gustan los libros de aventuras; y tú no solo los escribes, sino que además proporcionas un montón de información útil sobre ellos.

Ahora puedes pensar en el resto

Tus lectores son la piedra sobre la que edificarás tu presencia online.

Pon siempre el foco en ellos.

Y de esta forma, empieza a planificar tu estrategia.

  • Contenidos. Los que les resulten interesantes.
  • Redes sociales. Muévete en aquellas en las que estén. Busca grupos o foros donde se reúnan.
  • SEO y palabras claves. Piensa en qué búsquedas hacen y con qué terminos para incluirlos en tu blog.

Y así con todo.

Por supuesto hay muchos factores que intervienen en el éxito de un blog (y de su autor). Pero te acabamos de revelar el fundamental.

Si este falla no importa lo bien que hagas el resto, no vas a conseguir los resultados que esperas.

Si tienes dudas sobre cómo estás enfocando tu presencia online y quieres que te ayudemos a mejorarla para obtener mejores resultados, únete ahora mismo a nuestra comunidad de escritores. Solo tienes que dejar abajo tu correo. Bienvenido.

Deja un comentario:

5 comments
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras