Cómo crear personajes sin caer en el cliché

Si pensamos en los personajes de las historias que más nos gustan veremos que muchos de sus rasgos parecen repetirse: el villano, el héroe, el avaro  etc. ¿ Y cómo crear personajes fascinantes e inolvidables? Básicamente debemos hacerlos agradables pero con defectos, en resumen: únicos.

¿Cómo hacerlo? ¿Qué hacer para crear personajes originales? ¿Cómo crear un nuevo villano u otro héroe sin caer en el cliché?

Dándole peculiaridades.

Cómo crear personajes con vida propia

Lo que hace que una persona o un personaje sean seres individuales y diferentes del resto son sus pequeños hábitos y sus maneras únicas. Un buen método para dar con esas peculiaridades es fijarse en la gente que nos rodea.

Pero, independientemente de dónde encontremos la inspiración para crear personajes, lo mejor es centrarnos en un hábito, costumbre o manía que ejemplifique y magnifique un rasgo del carácter de nuestro personaje; por ejemplo, si es nervioso puede fumar o morderse las uñas; si es una persona activa, puede salir a correr cada mañana, etc. De este modo nos aseguramos de que el hábito que hemos pensado para él tenga sentido y, así, suene a verdad para el lector.

Pero, además, hay otras cosas que podemos hacer al crear personajes.

Muestra la individualidad de tu personaje a través del contraste

Rodea a tu personaje con caracteres diferentes de él, para enfatizar su singularidad. Pensemos por ejemplo en Jo, el inolvidable personaje de Mujercitas. Jo rompe con los estereotipos de comportamiento femenino que sus hermanas acatan. Mientras con ellas Louisa May Alcott presenta claramente la norma de su mundo, la singularidad de Jo la hace destacarse como individuo.

Potencia la singularidad de tu personaje con rasgos contradictorios

Hay ciertos personajes bastante recurrentes: el ambicioso compañero de trabajo, el estudiante laborioso e inteligente, la abuela cariñosa… Al trabajar con ese tipo de personajes es fácil rozar el cliché. De modo que para hacerlos únicos un buen recurso es darles rasgos contradictorios que normalmente no encontraríamos en el estereotipo en el que podrían ser encasillados.

¿Y si a la abuela cariñosa le damos un toque manipulador y egoísta? ¿O al ambicioso compañero de trabajo le convertimos en un personaje leal en vez de traicionero? La idea es crear personajes multidimensionales, asignándoles características que no suelen darse juntas para de este modo alejarse de clichés y estereotipos.

Sorprende a los lectores ofreciéndoles algo inesperado

Aunque tratemos de no dejarnos llevar por los prejuicios, casi todos lo hacemos; solemos encasillar a la gente por alguna de sus características y hacernos una idea del tipo de persona que es y de cómo va a actuar. Pues los lectores hacen lo mismo. Por eso podemos aprovecharnos de esa tendencia haciendo que nuestro personaje parezca de una manera, pero actúe de otra. Por ejemplo, Jean Valjean, el protagonista de Los miserables, es un endurecido presidiario que sin embargo demuestra una gran sensibilidad hacia los más desfavorecidos.

Sin duda  a los lectores les apasiona lo inesperado, sea en la trama, en el final o en los personajes. Así que démosle una característica única y personal a ese personaje —sea héroe o villano— que podría caer en el cliché y capturaremos la atención del lector hasta la última página. Podemos ser capaces de crear un personaje creíble que le fascine.

¿Te ha resultado útil esta entrada sobre cómo crear personajes atractivos? Súmate ahora a nuestra comunidad de escritores y recibe todas las semanas artículos inspiradores en tu correo.

Deja un comentario:

11 comments
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras