El escritor debe controlar su reputación online

El escritor debe controlar su reputación online

¿Alguna vez has escrito tu nombre en un buscador? ¿Sabes lo que Google dice acerca de ti cuando alguien lo hace? Diariamente se realizan un billón de búsquedas con nombres propios en Google y el 94% de los usuarios del buscador nunca visita la segunda página de resultados.

En el nuevo mundo en red, el escritor debe prestar importancia a su marca personal, lo que sin duda incluye vigilar nuestra reputación online, tratando de aparecer en la primera página de resultados de los buscadores y controlando que  la información que se encuentre sea la que se quiere mostrar.

La cuestión radica, por tanto, en conocer la manera para lograr que nuestro nombre posicione mejor. Y la clave para ello se encuentra en nuestros perfiles de las diferentes redes sociales y servicios más populares de Internet. Por ejemplo:

  • Tener un perfil completo y actualizado en LinkedIn resulta de vital importancia a la hora de aparecer en los primeros resultados. De todos los servicios, este es uno de los favoritos del buscador.
  • Facebook y Twitter, a pesar de ser de los más populares, se ubican ambos en el segundo lugar. No obstante, es muy recomendable mantener perfiles activos.
  • El blog es otra herramienta imprescindible para un escritor. Pero si tienes un blog o estás pensando en crearlo, deberías usar WordPress en lugar de otros servicios como Tumblr o Blogger, pues estos últimos no se posicionan tan bien como el primero.
  • Para publicar vídeos en Internet, por increíble que parezca, Vimeo resulta una mejor opción que Youtube. De hecho, a pesar de ser Youtube un sitio tan popular, de todos los sitios analizados es el que menos ayuda a posicionarnos.
  • Del lado de la fotografía, Flickr es el ganador absoluto. Sus perfiles siempre se ubican en las primeras posiciones.

Por tanto, es importante tomarse un tiempo para actualizar nuestra información en los perfiles de los diferentes servicios y redes sociales en donde estamos registrados. Para ello, te recomendamos una herramienta de gran utilidad para proteger nuestra reputación.

Se trata de Google Dashboard. Para usarla, solo tenemos que iniciar sesión con nuestra cuenta de Gmail y ubicar el apartado “Me on the Web”, desde allí podemos gestionar parte de la información que el buscador muestra en los resultados cuando se utiliza nuestro nombre.

La importancia de que nuestro nombre arroje buenos resultados cuando se busca a través de Google es más que evidente: lectores, editores, periodistas… todos nos buscarán de esta manera. Y un resultado negativo puede restarnos oportunidades.

[button type=”primary” size=”sm” title=”Fuente” xclass=”” link_open=”_blank” show_icon=”no-icon” icon=”” link=”http://bitelia.com/”]

>