Siete lecciones de Albert Einstein que podemos aplicar a la escritura

Cuando se escucha el nombre de Albert Einstein, ¿cuál es la primera palabra que viene a la mente? Genio. Einstein, el famoso físico teórico, es, sin duda, un genio científico. Pero sus palabras y pensamientos pueden inspirarnos también en el ámbito de la escritura.

He aquí algunas citas de Albert Einstein que, por su sabiduría, hacen reflexionar.

«Todo el mundo es un genio. Pero si se juzga a un pez por su habilidad para trepar a un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido.»

Cada uno de nosotros tiene su propio don. Las palabras de Einstein nos invitan a identificar cuál es nuestro verdadero talento, entender nuestra singularidad. Solo así descubriremos sobre lo que realmente nos gusta escribir, tomando impulso para establecer  una carrera que se adapte a nuestra personalidad y pasión.

«El papel es para escribir las cosas que tenemos que recordar. Nuestro cerebro es para pensar.»

Nos lo dice un genio: descarga tu cerebro usando herramientas (lápiz y papel, o el móvil) para recordar notas, ideas, frases, etc. Tu cerebro debe quedar libre para crear.

«Lo importante es no dejar de hacerse preguntas… No perder nunca la sagrada curiosidad.»

La mayoría de los intelectuales son gente curiosa. La curiosidad lleva al descubrimiento. Basta con mirar al propio Einstein: si no se hubiera planteado preguntas y buscado activamente las respuestas, no habría ideado la teoría de la relatividad. Los escritores deben ser curiosos. Sin curiosidad, no se pueden alcanzar las buenas ideas.

«Las cosas más valiosas en la vida son aquellas que no se obtiene con dinero.»

Sí, el dinero es necesario para satisfacer las necesidades diarias, pero no puede proporcionar satisfacción y gozo en el sentido más genuino. Para los verdaderos escritores, las historias interesantes y bien escritas son más preciosas que el oro. Escribir solo por dinero es una motivación equivocada. Debemos escribir para alcanzar la plenitud.

«Una persona que nunca ha cometido un error nunca ha intentado nada nuevo.»

El fracaso es parte del proceso de aprendizaje. Si nunca erramos nunca entenderemos el significado del éxito. Intentar algo nuevo en nuestro trabajo es la mejor manera de mejorar como escritores. Si tenemos miedo de arriesgarnos y cometer errores, nunca mejoraremos. Así que intentemos hacer algo diferente, salgamos de nuestra zona de confort.

«Locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes.»

Nada más cierto que esta afirmación. ¿Por qué perseverar con nuestros hábitos de escritura o siguiendo las mismas estrategias si siempre obtenemos malos resultados? Para alcanzar el éxito como escritores, debemos saber adaptarnos y abandonar aquello que no funciona.

«La imaginación es más importante que el conocimiento.»

Albert Einstein consideraba que una imaginación activa es la clave para resolver cualquier problema. Los escritores tienen más facilidad para crear cuando su imaginación está en forma. La imaginación (al contrario que nuestro conocimiento) no tiene límites. Gracias a ella se puede ir más allá de la realidad observable y nos permite crear nuevos mundos. Usemos nuestra imaginación para crear obras brillantes. Usemos nuestra imaginación para involucrar a los lectores. Usemos nuestra imaginación para convertirnos en mejores escritores.

Si de verdad quieres ser un mejor escritor, te invitamos a unirte a nuestra comunidad de escritores. En ella encontrarás el apoyo y los recursos que necesitas para mejorar día a día.

0 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Escritura Creativa

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras