Cómo mejorar tu visibilidad como escritor

Si eres escritor, especialmente si eres un escritor autopublicado, pero también si eres un escritor en busca de editorial o en busca de sus primeros lectores, debes decidir la manera en que quieres que te conozcan los demás y empezar a trabajar en ella. Tienes que mejorar la visibilidad como escritor.

De hecho, la visibilidad suele ser el talón de Aquiles de la mayoría de los escritores. Y eso, es mejor que lo sepas, hace que tus ventas se resientan.

Tal vez no lo hayas pensado, pero el parón veraniego que supone agosto en nuestro ajetreado calendario laboral, social y familiar es un momento propicio para replantearse la estrategia con la que volver a la carga a la vuelta del verano.

La visibilidad no se construye de un día para otro: requiere tiempo y esfuerzo.

Requiere que tengas claro cómo quieres presentarte a los demás.

Requiere que tengas un espacio propio donde darte a conocer o al que remitir a aquellos que quieren conocer más sobre ti y tu trabajo.

Requiere que elijas aquellos lugares en los que te interesa mostrarte.

Requiere que elijas cómo, en que momento y de qué manera quieres mostrarte.

¿Cómo se logra todo ello? Con planificación.

Aprovecha las próximas semanas para planificar cómo serán los próximos doce meses, qué acciones vas a realizar y qué objetivos quieres alcanzar transcurrido ese tiempo.

Si no te tomas el tiempo de planificar y marcarte objetivos seguirás realizando acciones descoordinadas que no te llevarán a ningún lugar. Desde luego, no al lugar donde quieres y mereces estar.

Si quieres encontrar editorial, aumentar las ventas de tu libro, conseguir más lectores, darte a conocer o buscar nuevas oportunidades tienes que mejorar la visibilidad como escritor y aprender el modo de hacerlo de manera efectiva.

Seguir dando palos de ciego, sin actualizar tu blog o publicando al azar contenidos en tus redes sociales no te va ayudar. Aprovecha el mes de agosto para replantearte lo que haces y cómo lo haces.

Esto es lo que tienes que hacer:

  • Define de manera adecuada tu marca profesional. Tienes que saber cómo articular con eficacia la manera en que te presentas a los demás.
  • Dale un repaso a tu blog para convertirlo en el epicentro de tu presencia online. Revisa su estructura, su imagen, sus contenidos y asegúrate de que está en línea con tus objetivos y tu marca personal.
  • Coordina tu presencia en redes sociales para que estas refuercen tu marca y deriven tráfico hacia tu blog.

Si no sabes por dónde empezar, echa un ojo al Curso de Marketing Online para Escritores.

En él aprenderás todo lo necesario para construir una estrategia efectiva: desarrollar tu marca personal, gestionar tu presencia online, aumentar la visibilidad, comunicar con eficacia quién eres y qué haces y dirigirte a tu público objetivo.

Además, al finalizar el curso de Marketing Online para Escritores tendrás un diagnóstico personalizado de tu visibilidad y presencia en redes y, con él, una imagen clara de tus fortalezas y oportunidades, así como de aquellas áreas en las que deberás mejorar tu visibilidad y tu presencia online.

Este diagnóstico te servirá como una hoja de ruta para planear tus siguientes acciones y poner en juego tácticas a largo plazo que te ayudarán a crear una presencia online consistente y una plataforma de lectores en torno a tu obra.

Con el curso de Marketing Online para Escritores aprenderás a organizarte y a usar las herramientas adecuadas para alcanzar resultados óptimos. Para ello se centra en recursos básicos que todos tenemos a nuestro alcance: tu web y las principales redes sociales (Facebook y Twitter).

Crea tu propio plan de trabajo claro y ordenado, enfocado a alcanzar los objetivos que te has marcado para mejorar tu visibilidad. Empieza el curso para dar los primeros pasos por el camino del éxito.


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras