Cómo los juegos de rol pueden ayudarte a ser mejor escritor

Este es un post invitado de Grisel, de Cafetera de Letras.

Cuando se va a diseñar un videojuego, los creadores buscan una historia potente que logre adentrar al jugador al mundo virtual, haciéndolo un personaje más. A esta técnica se le conoce como «juego de roles» y consiste en asumir un papel en la trama.

Como escritores, podemos utilizar las prácticas de rol para ponernos en el lugar de los personajes y entender mejor sus pensamientos, sentimientos y acciones. Si nosotros fuéramos ese personaje, qué diríamos, qué gestos haríamos, cómo actuaríamos, qué pensaríamos…

El objetivo es adentrarnos en la psicología del personaje según la caracterización que le hayamos dado. De esta forma logramos construir una historia creíble, dinámica y fluida, lo que permitirá una mejor experiencia lectora. En otras palabras, si nos creemos por unos minutos que somos ese personaje, sacaremos a la luz con más facilidad sus reacciones, emociones y manías, pero también lograremos que el lector se «crea el cuento».

El juego de roles es una dramatización, y sabemos que los mejores actores son aquellos que se viven la historia, creyendo que son el personaje mismo. Antes de que Heath Ledger interpretara el papel del Jóker, se encerró seis meses en un hotel para familiarizarse con la personalidad sádica y psicópata de su personaje. Sumergirse de lleno en este rol lo llevó a convertir su actuación en la más aclamada de toda su carrera.

Asumir un rol es una experiencia de aprendizaje que nos hará construir mejores personajes. Ponerte en los zapatos de estos te dará la posibilidad de crear una lista con sus características más importantes, y la idea de cómo emplear estas en su juego (cómo se enfrentarán los personajes a los conflictos de la historia).

En los videojuegos, las prácticas de rol ofrecen la mecánica y las reglas del juego. Es decir, indican la estructura formal de la historia, lo que se puede hacer (o puede suceder) y lo que no; pero también establece cómo lo hace. Esto nos ayuda a estructura la historia, pues podemos pensar de antemano en los conflictos que se generarán a partir de los diálogos y las actuaciones de los personajes según su psicología.

Los juegos también se sitúan en un espacio y tiempo determinado. Tanto la actuación como la transformación del personaje transcurrirán en una línea de tiempo que está ubicada en un contexto y un lugar específico; lo que nos ofrece la oportunidad de desarrollar el entorno (dónde y cuándo ocurre la acción), y determinar la interacción entre los personajes y el narrador.

Como ves, el uso de las prácticas de rol en la escritura nos puede ayudar a construir mejores personajes y a definir los conflictos que los aquejan, así como estructurar y organizar la historia. La técnica es muy fácil de utilizar y te aseguro que si la practicas, lograrás generar miles de ideas para aplicar en la trama.


Si quieres saber más sobre el oficio de escritor y aprender a dominar el arte de contar historias mientras te tomas una tacita de café, búscame en Cafetera de Letras. Te estaré esperando.


5 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • La entrada ya tiene solera, pero no puedo resistirme a comentar. Los juegos de rol no solo pueden ayudarte a ser mejor escritor… En mi caso concreto, precisamente una partida de rol está siendo la columna vertebral de mi primera novela. Me estaba recuperando en noviembre de una seria lesión de rodilla y un amigo nos convenció para juntarnos un fin de semana a jugar una partida de La Llamada de Cthulhu. Hacía 20 años de la última vez. Os podréis imaginar que todos peinamos más o menos canas. Como lo de escribir se hace sentado, y yo estoy sentado por obligación, decidí utilizar la baja como oportunidad de aprender algo nuevo (escribir) y la partida como base para la historia. Cada personaje tiene un montón de matices que le aportó cada uno de los jugadores que lo llevaba. Obviamente, la historia de la partida no va tal cual a la novela, y he tenido que cambiarle mil cosas a cada personaje, pero como punto de partida e insipiración ha sido fantástico.
    De la rodilla me recuperaré del todo en unos tres meses, creo. Espero tener el primer borrador listo para entonces. Los juegos de rol no solo ayudan a meterse en el personaje. Creo que también son muy buenas muletas para la imaginación, para aportarle lógica a las tramas y para otras muchas cosas.
    Aprovecho a deciros que me he convertido en un fiel seguidor de vuestro blog y me lo estoy leyendo entero, poco a poco. Por eso estoy en esta entrada tan antigua. He leído el libro de Madera de Escritor y en un par de semanas iré a por el de La Trama. Felicidades por el trabajo, que creo que es estupendo.
    Un saludo.

    • Hola, Jesús:

      Muchas gracias por compartir tu experiencia. Has convertido lo que podría ser un fastidio, como es una lesión, en una oportunidad. Y la estás disfrutando.

      Mucha suerte con tu proyecto y muchas gracias por recorrer el blog de principio a fin.

      Un saludo.

  • Una buena sesión de rol en buena compañía no solo son unas risas aseguradas, sino que la capacidad que tiene el juego para incentivar la imaginación, la empatía y la interpretación son fantásticas. Creo que los niños deberían jugar a rol en clase como ejercicio de vez en cuando.
    Y en cuanto a escribir, precisamente me hice un personaje para adentrarme en su personalidad y pensar como lo haría ella, porque era bastante especial. También me da ideas al verse envuelta en situaciones que no tienen nada que ver con mis tramas, comprobando cómo actuaría y qué diría. Lo que más me ha impactado es descubrir que el personaje de mi libro y el de rol van convirtiéndose en personas muy distintas debido a lo que están viviendo y las situaciones a las que se enfrentan. Eso la hace más real para mí, porque es lo que les sucede a las personas.

    • Hola, Noa:

      Apuntas en tu comentario algo muy importante: la evolución del personaje. En efecto, el personaje tiene que cambiar debido a las experiencias que vive (exactamente igual que nos pasa a las personas de carne y hueso en la vida real). Si no se da ese cambio tendremos un personaje flojo, poco desarrollado.

      Jugar a rol, en cuanto nos permite meternos dentro del personaje de una manera más palpable, puede ser una buena opción para tener claro cómo afecta lo que le sucede a nuestros protagonistas.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras