Seis cosas que un escritor debe aprender

Hay ciertas cosas cuya utilidad un escritor aprende con el tiempo, pero que probablemente hubiera deseado saber antes. Aquí reunimos algunas de ellas para que juegues con ventaja y te evites algunos dolores de cabeza.

1. Escribir sinopsis

Escribir buenas sinopsis es una excelente habilidad. Vas a tener que escribirlas a la hora de enviar tus originales a editoriales, agentes o concursos literarios. Y una sinopsis bien escrita, que resuma lo esencial de tu novela de una forma clara, elocuente y atractiva, puede suponer la diferencia entre que presten atención a tu texto o que no.

2. Borrar

Resulta doloroso, pero es necesario aprender a borrar todas aquellas partes de un texto (e incluso textos enteros) que no funcionan. Puede que su escritura te haya llevado meses, pero si no los eliminas no podrás avanzar. Aprende a no titubear al usar la tecla «Suprimir», porque todas esas palabras actúan como un lastre que te impedirá centrarte en mejorar los textos que merecen la pena, o en escribir otros nuevos. Si no quieres ser tan radical, crea una carpeta con esos fragmentos eliminados, tal vez más adelante puedan ser rescatados.

3. Hacer esquemas previos

Muchos escritores noveles consideran que realizar esquemas previos de la trama o de los personajes es matar la creatividad. Sin embargo, son de gran ayuda porque permiten tener una idea general del desarrollo de la narración y de cómo debe fluir la energía de la historia. Además, te ayudarán a saber por dónde continuar en caso de que te quedes atascado. Y como esos esquemas no están escritos en piedra, siempre puedes modificarlos si algo no acaba de convencerte. Hay muchas maneras de planear una narración antes de ponerse a escribir, encuentra la que mejor te funciona y úsala.

4. Preguntar

Recuerda el adagio: «Si no preguntas serás ignorante durante toda la vida». Lo normal es tener dudas, de modo que trata de resolverlas. Busca a quien tenga experiencia en el campo sobre el que quieras informarte y pídele ayuda, la mayoría de la gente está dispuesta a echar un cable. De este modo no solo resolverás tus dudas, también harás amigos.

5. Tener otros intereses

El camino de la escritura es largo y sus avances lentos. Escribir una novela es un trabajo duro, que avanza lentamente. Lo mismo se puede decir del proceso de publicación. De modo que es bueno tener otros intereses cuyos progresos sean más fácilmente apreciables. Aprende a cocinar, a hablar un idioma extranjero, cuida de un jardín… busca una tarea cuyos avances sean para ti una recompensa del arduo trabajo de escribir.

6. Escribir no lo es todo

Escribir (y conseguir publicar) no debe excluir todas las otras cosas de tu vida. Disfruta de tu familia, de tus amigos, valora la salud. Todo lo demás, incluyendo un contrato de edición, es accesorio.

¿Todavía no te has unido a nuestra comunidad de escritores? Deja abajo tu correo para recibir cada semana ideas, consejos y recursos directamente en tu bandeja de entrada.

4 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Escritura Creativa

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • Hola
    Me gusta improvisar y me consta que no soy el único escritor que funciona así. No hay fórmulas únicas, cada uno funciona mejor con su librillo. Lo cual no quiere decir que te equivoques o te atasques. Pues para mí la escritura no lo es todo, es lo único.
    Un saludo.

    • Totalmente de acuerdo, Charly. No a todos nos funciona la misma fórmula, se trata de dar con la que nos ayuda a llegar a donde queríamos. Si no llegamos, está bien intentar cosas nuevas. Pero si algo te funciona, no lo cambies.

      Saludos.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras