Cómo desarrollar un estilo de escritura propio

Podemos distinguir el estilo de un pintor, por ello reconocemos un cuadro de Picasso; podemos distinguir el estilo de un músico o compositor, por eso reconocemos un estudio de Satie. Y, sin duda, podemos distinguir el estilo de un escritor, por eso reconocemos una novela de Bernhard. Así pues, ¿cómo desarrollar un estilo de escritura propio, que te haga reconocible y, en cierta medida, único?

Muy sencillo, solo tienes que pensar que escribir es como cocinar.

Cuando cocinas un plato por primera vez sigues cuidadosamente una receta yrespetas escrupulosamente los ingredientes y cantidades que en ella se consignan.

Pero más adelante, cuando ya has preparado ese plato unas cuantas veces, te atrevemos a improvisar y ser original: añades un poco más de un ingrediente que te gusta, o lo cambias por otro que consideras que realzará el conjunto.

Lo mismo sucede al escribir.

Para empezar debes conocer las técnicas y recursos literarios (ahí un curso de escritura te será de ayuda).

Después debes observar cómo se han servido de esas técnicas y recursos los grandes escritores (si escribes, mejor que te guste leer).

Y por último es hora de aplicar todo lo que has ido aprendiendo a tus propios relatos y novelas.

El estilo no se inventa, se trabaja.

Gustave Flaubert dijo:

Solo se llega a alcanzar el estilo tras una labor atroz, con una obstinación fanática y abnegada.

Y en ese proceso de desarrollo de un estilo de escritura propio es lícito, y además recomendable, copiar a los grandes autores.

En este caso, copiar es como seguir la receta; cuando tengas la soltura suficiente, será la hora de experimentar y probar a darle tu acento personal a tu creación, se trate de un guiso o de un texto literario.

Ahora bien, para desarrollar un estilo de escritura propio, lo mejor es tener un plan para asaltar las obras de tus escritores favoritos y llevarte de ellas lo que más te convenga. ¿Cómo hacerlo? Aquí algunas ideas:

  • Lee vorazmente. Es imprescindible. Un paso previo y fundamental hacia un estilo propio.
  • Manten un diario de lecturas. Puede ser en papel o digital. En él anotarás los libros que lees junto con una valoración que juzgue su técnica, sus aciertos o sus fallos.
  • Toma nota de los fragmentos interesantes. Cada vez que, en tus lecturas, encuentres un pasaje interesante debes tomar nota de él. El tono conversacional de un relato, la atención al detalle de un autor, el tono pesimista de una novela, la forma de trabajar los diálogos… se trata de estudiar el fragmento hasta dar con aquello que te ha cautivado.
  • Copia. Utiliza en tus propios textos lo que has aprendido estudiando esos fragmentos. Puede ser incluyéndolo en la novela en la que trabajas, o bien simplemente haciendo un ejercicio de escritura que consista en usar eso que te subyugó al leerlo en otro.
  • Mezcla y combina. Como al cocinar, se trata de mezclar, de cambiar, de probar, de ir haciendo tuyo, dándole tu acento, lo que has aprendido de otros.

Si quieres convertirte en un escritor de éxito enrólate hoy mismo en nuestra comunidad de escritores. Deja abajo tu correo y recibirás todas las semanas en tu correo consejos y técnicas de escritura cien por cien prácticas.

Deja un comentario:

5 comments
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras