Cómo ser un escritor poco amigable en las redes sociales

Hemos hablado ya en diferentes entradas de la importancia que tiene hoy día para el escritor gestionar de manera correcta su presencia en las redes sociales. Proporcionar contenidos de interés y ser amable son factores clave, pero también lo es evitar caer en ciertos errores como los que a continuación comentamos.

Solicitar amistad indiscriminadamente

Si tienes un perfil en Facebook, evita pedir amistad a cualquier persona.

No creas que lo importante es acumular amigos: por muchos que tengas, la inmensa mayoría de ellos no va a comprar tu libro.

Mejor opta por crear una página en vez de un perfil personal y traba contacto con gente relacionada con el mundo del libro: editoriales, críticos, escritores, páginas de reseñas, etc.

Escribir mensajes promocionales en los timelines de tus seguidores

Por hacerlo, no vas a aumentar tus ventas en Amazon. Al contrario, es posible que logres que dejen de seguirte.

Recuerda siempre que la publicidad no deseada es spam.

Utilizar la portada de tu libro como imagen de perfil

En las redes sociales buscamos personas, no tapas de libros. Como imagen de perfil utiliza una imagen tuya que trasmita una idea de profesionalidad (en la que estás en bañador en la piscina sales muy bien, pero mejor no la uses).

Intervenir en conversaciones solo para promocionar tu libro

Nada peor que interrumpir una conversación o un intercambio de opiniones con un mensaje promocional (si tiene un enlace de compra, peor todavía).

Si te has tomado la molestia en darte de alta en algunos foros, no lo estropees haciéndote publicidad de forma descarada.

Intervén en las conversaciones con aportaciones pertinentes, muestra interés y ofrece ayuda. Seguro que de esa manera la gente se toma la molestia de visitar tu perfil, ver quién eres, qué has publicado y hasta compra tu libro.

No hablar de otros escritores

Ver al resto de escritores como la competencia es un grave error.

El objetivo de las redes sociales es crear contactos, sinergias y lazos. Si hoy comentas la publicación del nuevo libro de algún colega, es posible que mañana otro hable del tuyo.

Hacer que tu contenido se reduzca a un continuo «¡Compra mi libro!»

La gente comienza a seguirte porque espera que le proporciones contenido interesante.

Si en lugar de ello se encuentra con mensajes del tipo «Ayuda a que mi libro se convierta en un éxito de ventas», te abandonará sin dudarlo.

Por supuesto que puedes (debes) promocionar tu libro, pero hazlo intercalando los mensajes promocionales entre artículos, enlaces o vídeos de interés.

Si no se te ocurren ideas para crear contenidos nuevos, aquí tienes al menos diez.

Ignorar los comentarios

Las redes sociales se basan en la conversación. De manera que no contestar a quienes te hacen comentarios es un grave error.

No hace falta que contestes uno por uno: puede bastar con respuestas generales o un simple «gracias». Simplemente demuestra que te importa lo que tus seguidores te cuentan.

Especialmente importante es responder en el caso de comentarios negativos, por supuesto con amabilidad y talante conciliador.

No compartir información relacionada con el tema de tu libro

Para escribir tu novela te has documentado en profundidad, de modo que ahora sabes bastante sobre supervivencia en climas extremos, la cría de caballos o la vida en la Francia rural del siglo XIX.

Compartir enlaces o material útil en webs, blogs, foros, etc. demostrará tus conocimientos en la materia y hará que la gente se interesé por ti y por tu libro.

Estos son algunos de los errores que debes evitar si no quieres que todos tus desvelos en las redes sociales sean contraproducentes. ¿Has cometido alguno de ellos?

Si lo has hecho es porque no formas parte de nuestra comunidad de escritores. Únete a ella y aprenderas técnicas y estrategias para conseguir más lectores y más ventas. Deja abajo tu correo y estarás dentro.

1 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • Esta idea me parece bastante razonable (evitable, obviamente):

    Utilizar la portada de tu libro como imagen de perfil. En las redes sociales buscamos personas, no tapas de libros. Como imagen de perfil utiliza una imagen tuya que trasmita una idea de profesionalidad (en la que estás en bañador en la piscina sales muy bien, pero mejor no la uses).

    Ojalá de verdad todo el mundo la haga suya.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras