Cómo organizarse para tener una presencia efectiva en las redes sociales

Hoy en día la mayoría de los escritores saben ya que deben mantener un blog y estar en las redes sociales si quieren ganar visibilidad que les dé a conocer a los lectores o, incluso, lograr que alguna editorial se fije en ellos. Pero, sin duda, el trabajo de un escritor es escribir, así que ¿cómo lograr tener una presencia activa y efectiva en internet y las redes sociales sin consumir ese valioso tiempo que el escritor debe emplear en su obra?

Pues sencillamente, basta con organizarse y usar las herramientas adecuadas. A continuación te dejamos algunas ideas para que aprendas a optimizar tiempo y recursos y puedas ver cómo mejora tu visibilidad:

1. Céntrate

Antes de ponerte manos a la obra debes tener claro qué temas te interesa tratar para centrarte en ellos. No intentes abarcar demasiado, al menos en un principio. ¿Eres escritor de género?, ¿lo tuyo es el microrrelato?, ¿eres un experto en política internacional?, ¿te apasiona la historia? Seguro que hay un tema que te entusiasma y del que te resultará sencillo recabar información y escribir con asiduidad.

2. Dedícate a tu blog

Lo hemos dicho muchas veces: estar en las redes sociales es muy importante. Pero antes de eso, dedícale tiempo a tu blog. Tienes que verlo de esta manera: tu blog es tu casa, mientras que en las redes todos estamos «de prestado». De modo que centra tus esfuerzos en hacer de tu blog un lugar atractivo, interesante y usable. Aquí te damos algunas ideas de contenidos con los que puedes actualizar tu blog, para que lo tengas fácil.

3. Decide en qué redes quieres estar

Como no disponemos de tiempo y recursos ilimitados, es imposible estar en todas las redes sociales que existen. Antes de empezar a abrir perfiles que luego quedarán abandonados, decide en qué redes te interesa (y te es posible) estar. Por ejemplo, si no vas a editar vídeos es posible que redes como YouTube o Vimeo no sean la mejor opción.

4. Planea una estrategia

Crea una estrategia conjunta que abarque aquellas redes en las que quieres estar. Tu blog y los distintos perfiles deben formar parte de una estrategia común definida, reforzándose entre sí y trabajando de forma conjunta para aumentar tu visibilidad, trasmitir tu imagen personal y dar a conocer tu trabajo como escritor.

5. Crea un calendario de publicaciones

Para que te vean, tienes que estar. Y tienes que estar a diario. Planea con antelación qué días van a aparecer las nuevas entradas de tu blog y sobre qué van a tratar planificando un calendario de publicaciones para tu blog de escritor. Consigna también qué vas a publicar en tus perfiles en las redes sociales. Con todo ello obtendrás un calendario de publicaciones que te permitirá tener una visión global de tus publicaciones, programándolas para que aparezcan a diario.

6. Sigue a la gente apropiada en las redes sociales

¿Actualizar a diario? No te asustes, resulta muy sencillo si sigues a las personas adecuadas. De este modo estarás al día de noticias, eventos y novedades sobre tus temas de interés.  Lo ideal es usar las redes sociales como fuente de contenidos: busca personas que publiquen contenidos afines a los tuyos, rastrea hashtags, etc. Así encontrarás qué publicar. Aquí te recomendamos algunas cuentas interesantes que puedes seguir tanto en Twitter como en Facebook.

No queremos engañarte, todo esto lleva tiempo y esfuerzo. Pero si sigues estos consejos lograrás mantener tu presencia en la Red de manera bastante automática. Y con el tiempo, empezarás a notar los beneficios.

 

0 COMENTARIOS


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras