Cómo mejorar la tipografía en un libro electrónico

Un problema común en muchos libros electrónicos es la poca atención que se ha prestado a la tipografía. Sin embargo, ya que la mayoría de los ebooks son solo texto (como por ejemplo las novelas) es de vital importancia cuidar este aspecto. Aquí apuntamos algunos consejos para hacerlo.

  • Usar las comillas bajas (« ») y no las altas (“ ”).
  • Usar la raya (—) o el guion (–) según corresponda. Por ejemplo, la raya debe usarse al principio de los diálogos o para marcar acotaciones; mientras que el guion se usa para unir palabras compuestas, relacionar dos o más palabras, números, etc., e indicar la división de una palabra.
  • Crear una jerarquía apropiada que contemple títulos y subtítulos. Lo común es que los títulos sean de mayor tamaño. Tanto títulos como subtítulos deben estar separados por un espacio del texto que viene a continuación. En el caso de los subtítulos también debe haber un espacio que los separe del texto que los precede, si lo hay. Lo correcto es aplicarle al título (o subtítulo) un margen inferior.
  • Lo apropiado es usar sangría en la primera línea como manera de marcar el inicio de los párrafos, en lugar de separar estos entre sí con un espacio en blanco. Esa sangría no debe ser tan pequeña que pase desapercibida, pero tampoco demasiado grande. Aunque también es común no sangrar el primer párrafo tras un título, otras voces no lo recomiendan.
  • Si se usan versalitas, conviene separarlas un poco entre sí (pero no demasiado) con el espaciador de letras.
  • Conviene alinear el texto a la izquierda en lugar de justificarlo. No hay que olvidar que muchas personas leen en sus teléfonos móviles.
  • Se deben elegir las fuentes apropiadas para el libro en cuestión, buscando siempre fuentes legibles. Por supuesto, se debe tener licencia para usarlas o, en su defecto, usar fuentes gratuitas.

Deja un comentario:

1 comment
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras