Una poética sobre el cuento, según Marcelo Cohen

Muchas veces oigo repetir que la novela puede ganarle al lector por puntos pero el cuento debe dejarle KO. Nunca me gustó este símil pugilístico; pienso que ni el gran cuentista que lo dejó escapar ni muchos de los epígonos que lo propagan se paró nunca a considerar lo que esconde su ingenio. En dos escritores que admiro y diferentes entre sí a más no poder, Macedonio Fernández y William Burroughs, encontré otra idea: la literatura debe aspirar a conmover integralmente al lector. Claro que esa conmoción no debería parecerse en nada a la conmoción cerebral que causa un cascotazo en la cabeza. […]

Un KO es cosa de mucha habilidad y bastante potencia. Pero un cuento puede no ser una pieza de habilidad. Desde mi punto de vista un buen cuento es el que regala una sensación verdadera —o la actualiza— y ofrecer una sensación requiere haber sentido, o tener la nostalgia de haber sentido o haber pensado un sentimiento. […]

A veces el camino hacia la sensación verdadera da un largo rodeo por lo fantástico. Otras veces el rodeo es realista. De hecho, el cuento le ensaña a la vida que los rodeos no existen. Siempre existe un solo camino, y en general el pathos radica, no en haber tomado el camino malo, sino en haber tomado el único posible pero sufrir la errónea sospecha de que podía haber otro. La médula de los cuentos que siempre quise emular, me parece, es una imagen en la cual tienden a confluir varios contenidos mentales, o entran en relación percepciones diversas. Si el cuento consigue reunirlas, el efecto en el lector es el de un despertar a la experiencia, algo que en el mundo siempre está a punto de perderse. […]

De modo que cuento no es exactamente un objeto, sino la manifestación de ese objeto (u organismo). Un cuento es un efecto. La onda de algo que pertenece a lo real pero sólo se anuncia en la literatura.

De Marcelo Cohen en El arquero inmóvil. Nuevas poéticas sobre el cuento.

0 COMENTARIOS


Otros artículos:

Dos cuestiones para identificar al protagonista de tu historia
Tres preguntas para convertir una idea en una trama sólida
¿Es posible tener visibilidad sin estridencias?
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>