enero 30

La cadena de valor y el precio del libro electrónico

Autopublicación

2  comments

Desde la aparición de los dispositivos de lectura electrónica y su cada vez mayor popularidad, se viene discutiendo cuál es el precio medio de venta que debe darse al libro electrónico. La mayoría de las voces apuesta por una considerable reducción del precio de venta en comparación con su hermano en papel, y parece que por ello van decantándose las editoriales.

Todo el mundo parece coincidir en que la creación y distribución del libro electrónico permite abaratar costes de producción y, en consecuencia, el precio debe ser menor. En efecto, con el libro electrónico los costes de impresión y distribución se minimizan o desaparecen, lo que debería redundar en beneficio del comprador final.

Más allá de esta realidad, hay quien defiende que la implantación imparable del libro electrónico acabará por desembocar en un escenario donde autor y lector se relacionen sin intermediarios (más probablemente, con otros intermediarios). Y esa tendencia parece fortalecerse cada día más.

Sin embargo, en la cadena de valor del libro intervienen numerosos actores que no pueden (o no deberían) ser eliminados, si queremos que el producto final del que disfrutará el lector sea de calidad. Sencillamente, el autor, como tal, no puede ser experto en los numerosos procesos por los que el libro debe pasar antes de llegar a manos del lector.

Entre dichos procesos se encuentran algunos fundamentales como la corrección estilística y ortotipográfica del texto. Es evidente que ningún escritor desea entregar a sus lectores una obra donde se den errores que distraigan de la lectura e incluso perjudique la imagen del autor.

Otro tanto sucede con la maquetación, es decir, la composición de los diferentes elementos del libro (texto, imágenes si las hubiera, espacios en blanco, tipografías o márgenes). La maquetación influye no sólo en la apariencia del libro, sino en la experiencia de lectura. A todos nos incomoda leer libros con márgenes escasos o poco espacio en el interlineado.

Aunque los estándares de los formatos del libro electrónico (como el epub) todavía tienen que recorrer un largo camino, parece ser que la tendencia es sacrificar la experiencia lectora en favor del bajo precio, eliminando parte de los actores de la cadena de valor. No es infrecuente encontrarse con libros en formato electrónico con defectos graves como saltos de párrafo donde no corresponden, palabras juntas o signos de interrogación en lugar del guion largo que tradicionalmente introduce los parlamentos de un diálogo. Por no hablar de la corrección estilística y ortográfica del texto, que muchas veces brilla por su ausencia.

El tratar de abaratar a toda costa el precio del libro electrónico hace que el lector se encuentre con libros poco atractivos y de lectura difícil. Y eso puede ser un inconveniente tan a tener en cuenta como el de un precio alto. Es cierto que ciertas editoriales o determinados títulos pueden asegurar un precio bajo y buena calidad. Un best seller o la última novedad de un escritor de renombre, que aseguran las ventas de miles de ejemplares, pueden venderse a un precio bajo y aun así asegurar la recuperación de la inversión en corrección y maquetación.

Distinto es el caso de títulos, autores o editoriales independientes que no tienen asegurada la venta de un elevado número de ejemplares. En ese caso, el precio de venta no puede ser excesivamente bajo si en los costes de producción se incluye (como sería recomendable) el coste de corregir y maquetar el libro de manera profesional. A cambio, el lector pagará por un producto de calidad, donde la experiencia lectora ha sido cuidada y donde elementos espurios no distraerán su atención del disfrute de la obra.

El autor que quiera publicar su obra sin pasar por el canal habitual de las editoriales debe valorar estos factores. Y en consecuencia, hacer una pequeña inversión que redundará en su propio beneficio y en el de sus lectores. Aun si ello supone encarecer un poco (no será demasiado) el precio de su libro en formato electrónico.


Tags

aprender a escribir, cómo publicar un libro, corrección de estilo, corrección ortotipográfica, curso de libro electrónico, edición, editoriales, maquetación, servicios editoriales


You may also like

Cuatro claves para no abandonar NaNoWriMo

Qué es NaNoWriMo y cómo participar

  • Mónica, tus observaciones son muy interesantes, pero eso no es excusa para no abaratar sensiblemente el precio de los libros.

    Actualmente, en papel, podemos decir que el precio de venta (impuestos aparte) se puede repartir aproximadamente así:

    Librería:30%; Distribuidor: 30%; Impresión: 10%, Autor: 10%; Editor 20% (dentro del concepto Editor iría incluido la maquetación, corrección y promoción).

    Si el libro es electrónico desaparece Impresión y se minimiza la suma de Librería y Distribución (en conjunto podría ser un 5%) o sea que así ya hay un ahorro del 65% y un libro en papel de 10 € (sin impuestos) se podría vender por 3,5€, con el mismo beneficio para Editor y Autor y manteniendo los gastos actuales de corrección, maquetación y promoción.

    Además, los programas de edición son sencillos y el autor, con un poco de práctica, puede si le interesa maquetar el libro y aumentar su beneficio.

    Por ahí tienen que ir los precios si queremos evitar la proliferación de la piratería.

    Saludos

  • Los puntos mencionados son muy importantes. No solamente debe prestarse atención al precio sino que tanto la corrección como la maquetación son muy importantes para la experiencia final de lectura. No debe perderse de vista la calidad del producto final.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

    Use this Bottom Section to Promote Your Offer

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim 

    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras