Escribir literatura es un oficio que se aprende

Quienes se acercan a los talleres de escritura creativa vienen animados por el deseo de enfrentar con otros los problemas que en la soledad de su escritorio no han logrado resolver. A todos ellos los anima la voluntad de contar algo, la voluntad de escribir.

La posibilidad del aprendizaje de las artes es un camino ya recorrido, la Academia de Bellas Artes es un concepto con siglos de historia. La arquitectura o la música se aprenden, la literatura no podía ser una excepción.

Indudablemente existe algo que se llama talento o sensibilidad, que facilita a una persona para hacer literatura. Se puede definir como una cierta capacidad de abstracción que permite concebir historias donde otros no ven ni siquiera anécdotas. Pero los lugares de aprendizaje de la escritura, los talleres y salones de intercambio de experiencias, no están pensados para quienes dejan cantar la musa a través de sus dedos, sino para aquellos que se sientan disciplinadamente a buscar las palabras de sus versos y desean conocer las herramientas apropiadas para esa tarea.

Escribir literatura es un oficio que se aprende. Conviene tener talento, conviene tener esa capacidad para imaginar historias. Pero hasta el más talentoso contador de historias siempre necesitará conocer los recursos técnicos apropiados para poner sus historias sobre el papel. Los talleres de escritura ofrecen una serie de herramientas básicas para que las personas que quieran contar una historia encuentren rápidamente el camino entre la idea imaginada y la representación concreta en palabras alineadas una tras otra. Estas herramientas son el abecé que necesita cualquier persona para enfrentar la creación de un relato. Por ejemplo, conocer los diferentes narradores posibles, o cómo crear personajes, o entender de dónde vienen los argumentos, y por medio de ejercicios y comparación de experiencias con otros escritores, descubrir su propia manera de expresar su pulsión narrativa.

Los talleres ofrecen la posibilidad de reducir los tempos de aprendizaje de la escritura. Es decir, le acercan al asistente los recursos y estrategias que por sí mismo se tardaría mucho más tiempo en adquirir y conocer. Por otro lado, el taller (o su responsable) puede generar en el nuevo escritor el entusiasmo por la creación y apoyar su inmersión en la tradición literaria, aspecto indispensable para convertirse en escritor.

El taller ideal de escritura creativa, en general, propone una manera ordenada de aprender a escribir, y esa manera es escribir frases con significado. Un taller con un programa razonado propone aprender a escribir buscando que desde la primera frase el escritor esté expresando algo concreto: una información concreta. Y que frase tras frase esa información guarde sentido. Y que al llegar al primer párrafo exista un camino que le permita construir un pequeño universo donde todas las piezas, todos los párrafos, encajen con una lógica propia.

Fuente: elmalpensante.com

 

1 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Escritura Creativa

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras