Cómo escribir un cuento, por Julio Ramón Ribeyro

El escritor Julio Ramón Ribeyro nos proporciona un decálogo para hacer de nuestros cuentos artefactos perfectos.

  • El cuento debe contar una historia. No hay cuento sin historia. El cuento se ha hecho para que el lector a su vez pueda contarlo.
  • La historia del cuento puede ser real o inventada. Si es real debe parecer inventada y si es inventada real.
  • El cuento debe ser de preferencia breve, de modo que pueda leerse de un tirón.
  • La historia contada por el cuento debe entretener, conmover, intrigar o sorprender, si todo ello junto mejor. Si no logra ninguno de estos efectos no existe como cuento.
  • El estilo del cuento debe ser directo, sencillo, sin ornamentos ni digresiones. Dejemos eso para la poesía o la novela.
  • El cuento debe sólo mostrar, no enseñar. De otro modo sería una moraleja.
  • El cuento admite todas las técnicas: diálogo, monólogo, narración pura y simple, epístola, informe, collage de textos ajenos, etc., siempre y cuando la historia no se diluya y pueda el lector reducirla a su expresión oral.
  • El cuento debe partir de situaciones en las que el o los personajes viven un conflicto que los obliga a tomar una decisión que pone en juego su destino.
  • En el cuento no debe haber tiempos muertos ni sobrar nada. Cada palabra es absolutamente imprescindible.
  • El cuento debe conducir necesaria, inexorablemente a un solo desenlace, por sorpresivo que sea. Si el lector no acepta el desenlace es que el cuento ha fallado.

0 COMENTARIOS


Otros artículos:

Dos cuestiones para identificar al protagonista de tu historia
Tres preguntas para convertir una idea en una trama sólida
¿Es posible tener visibilidad sin estridencias?
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>