julio 25

Uso correcto de los puntos suspensivos

Redacción eficaz

0  comments

Signo ortográfico (…) con que se denota quedar incompleto el sentido de una oración o cláusula de sentido cabal, para indicar temor o duda, o lo inesperado y extraño de lo que ha de expresarse después. Es decir, los puntos suspensivos señalan una interrupción de la oración o un final impreciso.

Se representan mediante tres puntos consecutivos, nunca menos ni más. Como todos los signos ortográficos deben ser utilizados de forma adecuada, cuando el texto lo demande por su sentido y ciñéndose a las siguientes normas:

Después de los puntos suspensivos, cuando cierran un enunciado, se escribe mayúscula. Por ejemplo:

El caso es que si lloviese… Mejor no pensar cosa tan improbable.

Estamos ante un bosque mediterráneo de encinas, alcornoques, pinos… Bajo estos árboles es fácil encontrar níscalos en otoños lluviosos.

Cuando los puntos suspensivos no cierran un enunciado y este continúa tras ellos, se escribe en minúscula. Por ejemplo:

Estoy pensando que… aceptaré; en esta ocasión debo arriesgarme.

Se usan los puntos suspensivos en los siguientes casos:

a) Al final de enumeraciones abiertas o incompletas, con el mismo valor que la palabra etcétera. Ejemplos:

Su tienda es como las de los pueblos, donde se vende de todo: comestibles, cacharros, ropas, juguetes…

Puedes hacer lo que te apetezca más: leer, ver la televisión, escuchar música…

b) Cuando se quiere expresar que antes de lo que va a seguir ha habido un momento de duda, temor o vacilación. Ejemplos:

Iré; no iré… Debo decidirme pronto.

Espero una llamada del hospital… Seguro que son buenas noticias. No sé… Creo que… bueno, sí, me parece que voy a ir.

c) En ocasiones, la interrupción del enunciado sirve para sorprender al lector con lo inesperado de la salida. Por ejemplo:

Se convocó a una junta, se distribuyeron centenares de papeles anunciándola y, al final, nos reunimos… cuatro personas.

d) Para dejar un enunciado incompleto y en suspenso se utilizan los puntos suspensivos. Por ejemplo:

Fue todo muy violento, estuvo muy desagradable… No quiero seguir hablando de ello.

e) También se emplea este signo de puntuación cuando se reproduce una cita textual, sentencia o refrán, omitiendo una parte. Ejemplos:

En ese momento de indecisión, pensé: “Más vale pájaro en mano…” y acepté el dinero.

El escolar recitaba muy solemne: “En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”

f) Se escriben tres puntos dentro de paréntesis (…) o corchetes […] cuando al transcribir literalmente un texto se omite una parte de él. Por ejemplo:

Yo fui loco y ya soy cuerdo; fui don Quijote de la Mancha (…) y soy ágora Alonso Quijano el Bueno.

Fuente: RAE


Tags

aprender a escribir, curso de escritura, curso de redacción eficaz, escribir bien, ortografía, recursos para escritores


You may also like

Cuatro claves para no abandonar NaNoWriMo

Qué es NaNoWriMo y cómo participar

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Use this Bottom Section to Promote Your Offer

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim 

>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras