abril 7

Cosas que debes saber sobre la autoedición (II): La maquetación

Autopublicación, Cómo publicar

0  comments

Con la implantación de las nuevas tecnologías, el poder ha pasado de los editores hacia los lectores: ahora son ellos los que deciden qué leer; quienes deciden lo que quieren, cuándo lo quieren, cómo lo quieren y a qué precio. Por eso, dado el impacto de las nuevas tecnologías, la autoedición, especialmente la digital, se presenta como una opción práctica y de poco costo para llegar a ese público. Cada vez se está demostrando con más vigor que los lectores están dispuestos a leer y a comprar libros autoeditados, siempre que el producto ofrezca una calidad alta en todos sus aspectos, tanto técnicos como literarios.

En el post anterior hablábamos sobre la necesidad de ofrecer un texto que ofrezca lo máximo que el autor pueda ofrecer, literariamente hablando. También señalábamos la necesidad de realizar una corrección de estilo y ortotipográfica del texto final. Hecho esto, el siguiente paso sería emprender la maquetación del libro.

La maquetación consiste en disponer el conjunto de elementos de diseño impresos (texto, titulares, imágenes) dentro de un determinado espacio, de tal manera que se consiga un equilibrio estético entre ellos. Al hacerlo debemos evitar errores como dejar palabras sueltas en la última línea de un párrafo, partir palabras al final de una línea o que aparezcan los denominados ríos —espacios en blanco que quedan entre las palabras, pero que unidos a los espacios de líneas superiores e inferiores forman caminos blancos en el texto y dificultan la legibilidad—, así como cuidar las tabulaciones.

También debemos cuidar la elección de las fuentes, basándonos no solo en su efecto estético. Lo que debemos buscar es facilitar la lectura en textos largos, creando una línea base imaginaria que ayude al lector a reconocer tanto la línea en la que se encuentra, como la anterior y posterior, dotando la de mayor fluidez. Debemos evitar aquellas tipografías que hacen las palabras más redondeadas, porque en ocasiones también las hacen mas largas. Esto no es un problema muy grave, pero debido a que nuestra vista lee a base de «saltos», cuando las palabras son más alargadas, nuestro ojo debe dar mas saltos por línea, lo que hace que la lectura sea un poco mas pesada.

Evidentemente, no es tarea sencilla ya que implica conocer y manejar los programas profesionales usados en maquetación. Por eso, siempre es recomendable acudir a servicios profesionales. Existen empresas de servicios editoriales que se encargarán de la maquetación de tu obra. Además, también pueden encargarse de la corrección ortotipográfica, de la corrección de estilo, o de ambas.

Para el autor, contar con profesionales requiere una pequeña inversión; pero de este modo se asegura la calidad del trabajo final y, en consecuencia, multiplica las posibilidades de éxito.


Tags

aprender a escribir, autoedición, autopublicación, cómo publicar un libro, curso de escritura, maquetación, recursos para escritores, servicios editoriales


You may also like

Cómo escribir escenas interesantes

Cuatro claves para no abandonar NaNoWriMo

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Use this Bottom Section to Promote Your Offer

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim 

>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras