Cómo tramitar el Depósito Legal

El Depósito Legal es la obligación, impuesta por ley, de depositar en una o varias agencias especificadas, ejemplares de las publicaciones de todo tipo, reproducidas en cualquier soporte, por cualquier procedimiento para distribución pública, alquiler o venta.

El Depósito Legal cumple una serie de objetivos:

  • La recopilación y preservación de una colección nacional de materiales bibliográficos de todo tipo.
  • La redacción y publicación de la bibliografía nacional.
  • El control estadístico de la producción editorial.
  • La constitución de colecciones bibliográficas regionales o locales.

Por supuesto, este requisito debe cumplirse en el caso de los libros. Tradicionalmente forma parte de las tareas del editor, pero si el autor opta por la autopublicación deberá encargarse él mismo de realizar el trámite.

El editor debe formular una petición de un número de depósito legal, antes de realizar la impresión de la obra. Esta petición se realiza mediante un formulario en la Oficina del Depósito Legal. La sede central de las oficinas se encuentra en la Biblioteca Nacional, en Madrid, pero además hay una delegación por cada provincia.

En el plazo de dos meses, una vez terminada la obra objeto de depósito y antes de proceder a su distribución o venta, se entregarán en la Oficina en la que se haya solicitado el número de depósito legal cinco ejemplares de la obra editada.

El destino de las obras sujetas a depósito es su distribución entre la Biblioteca Nacional así como las otras bibliotecas depositarias (bibliotecas públicas del Estado y bibliotecas autonómicas).

COMPARTE

0 COMENTARIOS


Otros artículos:

Por qué no necesitas talento para comenzar a escribir
La regla de los veinte segundos para escritores
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Conviértete en el escritor que anhelas.

¿ESTÁS PREPARADO PARA EMPEZAR?

Mejora tu técnica narrativa, dispara tu productividad, potencia tu escritura creativa y aprende cómo atraer a los lectores que quieres.

Una vez que acabas tu manuscrito es momento de revisarlo y sacar a relucir todo su potencial, con una mirada externa y profesional.

Transforma tu manuscrito en una obra impecable, con nuestra revisión ortotipográfica y de estilo que dejará tu original libre de errores y listo para enviar a una editorial o concurso.

>