La importancia de escribir bien en la era de internet

En todas las teorías sobre la producción textual, la revisión y la corrección del texto aparecen como parte ineludible de la fase última del proceso, antes de publicar o dar a conocer el resultado final. La escritura desempeña hoy día un papel más importante de lo que muchos creen, y desde la aparición y expansión de Internet, con los chats, foros y blogs, los usuarios no solo somos receptores, sino también productores de textos escritos de mayor o menor consideración. Generalmente, en la mayoría de estas producciones suplantamos o representamos el lenguaje oral, es decir, intentamos dar a nuestros escritos la dinámica propia de la conversación; tanto es así que los nuevos métodos de comunicación, más cercanos al usuario, informales y transgresores, están llevando a pasos agigantados al deterioro de las producciones escritas, al llegar a confundirse los registros de escritura apropiados para cada caso, bien por desconocimiento de la norma, por despiste o por la sensación, a veces tan extendida, de que no es tan relevante escribir mejor o peor. Esta desgraciada percepción excusa el hecho de que un mal dominio de la escritura puede condicionar de forma decisiva el éxito o el fracaso de nuestras actividades sociales y profesionales, sean estas últimas académicas o no.

Un texto bien escrito es, la mayoría de las veces, nuestra mejor tarjeta de presentación y lo único que un receptor va a saber de nosotros: todos tendremos alguna vez que redactar un informe para un superior, una instancia, una denuncia, una reclamación, una carta de solicitud de empleo, etc. Y un texto bien escrito no es solo un texto que no contenga faltas de ortografía y gramaticalmente correcto, aunque estos dos sean pilares absolutamente necesarios para ello.

Para escribir hay que leer, y para saber escribir también hay que saber leer. La lectura crítica de un texto, propio en este caso, sirve para que reinterpretemos su contenido, intentando ponernos en los ojos de un lector desconocido. ¿Entendería un lector desconocido lo que nuestra producción está diciendo? ¿Qué imagen mental sacaría tras recibir el mensaje? Lo de la imagen mental puede sonar a broma y muchos me dicen que si tienen que escribir una descripción en una denuncia, les da igual que el agente encargado de tramitarla se cree una u otra imagen; les pregunto yo, en ese caso, si también les daría igual en el caso de tener que firmar una declaración de inocencia. La respuesta siempre es negativa, por supuesto. El escritor despreocupado no se para a pensar en su desconocimiento de los registros, creyendo muchas veces que será capaz de redactar sin conocer la norma adecuada para cada contexto. Craso error.

Hay que tener en cuenta que en la escritura no existen los mismos medios enfáticos que en la producción oral; así pues, si yo escribo «Sara decía que bebía continuamente» no será lo mismo que si escribo «Sara decía continuamente que bebía»; el primer fragmento, pronunciado según la intención del emisor, no habría dado lugar a equívocos en ningún caso, y lo que es más, el interlocutor siempre puede participar en la comunicación si surgen dudas. Esta particularidad, la unidireccionalidad de la comunicación en el proceso lectura-escritura, raras veces es tomada en serio por el escritor novato; me atrevería a decir que ni siquiera piensa en que la forma en que los sintagmas se coloquen en su texto, la puntuación del mismo o la elección de unas palabras u otras puede cambiar de forma radical la percepción de la imagen del escritor y desvirtuar el significado intencional de sus producciones en la mente del lector.

¿A qué debe uno prestar especial atención cuando escribe y revisa sus textos? A mil cosas: la falta de concordancia de género, número o persona (*«tiene mucho hambre»), las frases rotas cuya primera y segunda parte no se corresponden (*«yo es que no me gusta»), la impropiedad léxica, el dequeísmo y el queísmo, que tanto se está extendiendo (*«estoy seguro que todo saldrá bien»), laísmo, leísmo y loísmo, el uso adecuado de preposiciones y tiempos verbales (*«hoy comí macarrones»; no es español estándar, es una norma regional) y un largo etcétera que debemos dominar sobre todo si pretendemos que nuestros textos sean leídos por terceras personas.

Fuente: Mortiziia

14 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Redacción eficaz

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
« ARTÍCULO ANTERIOR
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"89b00":{"name":"Main Accent","parent":-1},"f4f63":{"name":"Accent Dark","parent":"89b00","lock":{"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"89b00":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"f4f63":{"val":"rgb(28, 40, 49)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"l":0.15,"s":0.27}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"89b00":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"f4f63":{"val":"rgb(12, 17, 21)","hsl_parent_dependency":{"h":206,"s":0.27,"l":0.06,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
SIGUIENTE ARTÍCULO »

Otros artículos:

  • es intersante saber que si puedes rimar algunas cosas como los poemas y otras variedades de cosas que valla con la literatura y sobre la poesia

  • El internet, es de mucha ayuda actualmente y muy accesible a todos. Bueno no quiere decir que esta no tenga aspectos negativos…pero por ello es que estamos mas informados

  • Gracias, me pareció muy importante ya que a través de este dicho texto podemos mejorar nuestra forma de escritura, ortografía y hasta de redacción de textos, pero para poder lograr esto debemos de enriquecer el conocimiento y eso es a través de la lectura.

  • Muy buen artículo con muy buenos consejos. Nosotras insistiríamos también con las faltas de ortografía.

  • Hola, equipo de Sinjania. Gracias por compartir el texto original parciamente con vuestros lectores. Me alegra mucho que de vez en cuando aparezcan visitas por las únicas entradas medio útiles del blog :^)

    Saludos y os deseo mucho éxito para 2013.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
     
    Gracias por compartir este contenido.
    Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
    Comparte esto con quien quieras