¿Escritor de brújula o escritor de mapa?

¿Escritor de brújula o escritor de mapa?

Esta es una pregunta que se plantea de manera recurrente a los escritores. Y los escritores creen obligado elegir una de las dos opciones. (¿Por qué será que nos gusta tanto poner/ponernos etiquetas?)

Hoy vamos a analizar qué es ser un escritor de brújula y qué es ser un escritor de mapa. Y vamos a desmontar cierta mentirijilla que hay detrás de esta distinción y que pertenece a eso que en Sinjania nos gusta llamar la mística del escritor.

El escritor de mapa

El escritor de mapa es aquel que, antes de empezar a escribir, dibuja un mapa del sendero por el que caminará.

Sin ese mapa, este tipo de escritor corre el riesgo de perderse, así que invierte tiempo y trabajo en trazar el que será su itinerario.

Lo cierto es que tiene lógica, porque, si perteneces a este tipo de escritor, sabes que vas a pasar los próximos meses (tal vez incluso años) viajando a través de una historia. Por lo tanto es normal querer contar con ciertas seguridades.

Este tipo de escritor se aplica a configurar un plano que le guie en el momento de ponerse a escribir. En él consigna el punto de partida (donde empieza su historia) y el de llegada (el desenlace). Toma nota sobre las cumbres y valles que la tensión esculpirá en su historia. Señala los desvíos (puntos de giro) y anota en cuántas jornadas (capítulos) dividirá el viaje.

Este mapa será más o menos detallado en función del propio escritor. Los muy detallistas, a quienes les gusta tener todo bien atado, dibujarán mapas prolijos con todo tipo de especificaciones.

Mientras que los escritores con más tablas pueden preferir crear un simple plano esquemático con unas sencillas orientaciones. Estos escritores confían en su experiencia para resolver las dificultades que se encuentren en el camino.

Nuestro consejo: si eres un escritor novel y te enfrentas a la escritura de tu primera novela (o de la segunda o tercera) te recomendamos trazar un mapa todo lo exhaustivo posible.

Trabajar en la preparación del mapa te ayudará a aclarar tu idea, asentar la trama, dirimir cómo resolver las partes confusas y hacer que todas las piezas encajen con suavidad. Así es como aprenderás a trabajar en el Curso de Novela.

Así te resultará más fácil escribir y hay mucho menos riesgo de que te quedes bloqueado porque no sabes por dónde continuar tu historia o cómo salvar una situación que no habías previsto.

El escritor de brújula

Por su parte el escritor de brújula es un escritor que no necesita tanta seguridad para escribir una novela.

Tiene una idea y, brújula en mano, se lanza a la aventura. Él cartografía sobre la marcha, trazando su mapa a medida que escribe.

En principio, el escritor de brújula debería ser un escritor experimentado. Su veteranía le otorga la pericia suficiente para moverse con soltura por el territorio de la trama, sin caer en lagunas argumentales y escalando sin cuerda los picos de tensión.

Sin embargo, muchos escritores noveles se declaran escritores de brújula.

Armados con la idea de un argumento, parten camino adelante, sin saber muy bien a dónde les conducirá su viaje.

Estos escritores piensan que si se detienen a dibujar un mapa su idea perderá frescura, su creatividad se verá encorsetada y perderán su libertad de autores.

Nada más lejos de la realidad. La paradoja de la creatividad nos dice que imponer ciertas pautas hace que nuestro cerebro acepte el reto de ceñirse a ellas de la manera más original posible. Y aceptar retos es la mejor manera de innovar y abandonar nuestra zona de confort.

Nuestro consejo: si eres un escritor con tablas, puedes probar el sistema de escribir con brújula. Tu experiencia te ayudará a resolver los problemas a medida que se te presenten y en tu recámara tienes el conocimiento necesario para saber por dónde debes poner los pies en cada vuelta del camino.

¿No eres un escritor experimentado? Entonces mejor siéntate a la mesa y empieza a dibujar tu mapa.

La realidad común al escritor de brújula y al escritor de mapa

Hasta aquí hemos visto en qué consiste ser un escritor de brújula y en qué consiste ser un escritor de mapa. Y nos hemos permitido darte una recomendación para que te decantes por la mejor opción para ti según tu grado de veteranía.

Pero en realidad, ser escritor de brújula o escritor de mapa es un detalle baladí, porque pertenezcas al tipo al que pertenezcas nada te libra de hacer el trabajo previo que escribir una obra literaria precisa.

Es así. El trabajo previo forma parte del proceso de escritura (como la revisión o la elección de la palabra adecuada) y nada ni nadie te puede librar de él.

Porque incluso aunque seas un escritor de brújula, necesitas saber algo de tu itinerario.

En primer lugar, saber de dónde partirás. Es decir, cuál es el inicio de la historia que quieres escribir.

Una brújula marca siempre el norte, y de igual manera debes definir hacia qué punto cardinal te diriges tú. Ese punto cardinal es el desenlace de tu historia y tienes que tenerlo claro antes de empezar a caminar.

De igual manera, debes saber por dónde te vas a dirigir hacia allí. ¿A través de las montañas?, ¿siguiendo el cauce de un río?, ¿atravesando un espeso bosque? Por tanto, también tienes que saber algunas cosas sobre cómo vas a desarrollar tu historia.

Aquí te hemos contado por extenso algunas razones por las que te conviene dedicar algo de tiempo a refinar tu idea antes de empezar a escribir y convertirla en esa novela con la que sueñas.

Inconvenientes de saltarse el trabajo de planificación

Huir del trabajo de planificación: ese es el motivo por el cual, como hemos dicho más arriba, muchos escritores noveles declaran ser escritores de brújula.

Creen que así se ahorran el paso previo (imprescindible en realidad) de pensar un poco su historia, concretar la trama, evaluar opciones y resolver problemas.

No es que sean escritores de brújula, es que sufren el síndrome del escritor vago.

Al rehuir el trabajo previo creen ahorrar tiempo, cuando en realidad lo están perdiendo. Lo van a perder más adelante, cuando ya estén en ruta.

Llegarán a una zona de arenas movedizas que no habían previsto y no sabrán cómo evitarla. Encontrarán una cadena montañosa y no sabrán dónde está el puerto para atravesarla. Y cada obstáculo imprevisto del camino ralentizará su marcha.

Cada vez más cansados, su ritmo se hará más lento. Al final puede que decidan abandonar y se queden en la cuneta.

O, como no han decidido el final, darán vueltas sin rumbo fijo, moviéndose por una trama turbia.

Porque si no sabes hacia dónde te diriges lo más probable es que nunca llegues a ningún lado. ¿Te imaginas salir de viaje sin saber adónde vas ni por dónde vas a ir?

¿Te da igual llegar a Sevilla que a Barcelona? Porque uno y otro destino son finales muy distintos para un viaje.

¿Y vas a ir por autovía o por carreteras secundarias? ¿O tal vez prefieras coger el tren? Porque el viaje en cada caso es muy diferente.

Así también cambiará tu novela en función de las decisiones que tomes. Y esas decisiones deberías tomarlas al principio, resolviendo así qué novela vas a escribir.

Hora de romper con la mística del escritor

Definirse como escritor de brújula o escritor de mapa forma parte de la mística del escritor.

Hay una imagen preconcebida de cómo debe ser un escritor, alimentada por la sociedad, la cultura (películas y libros protagonizados por escritores) y los propios escritores. Y los escritores, sobre todo los noveles, se apresuran a amoldarse a ella. Es como si temieran que si no nadie va a creer en ellos o que no les darán el carné de escritor.

Esa mística es la misma que habla de la musa, del talento, de bloqueos y sequías creativas, de miedo a la página en blanco. Esa mística es la que oculta que el mejor remedio contra esas plagas que asolan al escritor es organizarse, planificar, leer y formarse.

Esa mística es la que oculta que no hay otro camino que aprender y escribir. Que la escritura no es un éxtasis, sino un trabajo que requiere esfuerzo, disciplina y tiempo.

No hay atajos. Empieza a trabajar.

Puedes comenzar por unirte a nuestra comunidad de escritores. Solo tienes que dejar abajo tu dirección de correo y recibirás todas las semanas nuevos contenidos que te ayudarán a mejorar tu escritura, conocerte mejor como escritor y progresar en tu carrera.

Deja un comentario:

20 comments
Añade un comentario
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:

Comparte esto con quien quieras