octubre 31

Dos conceptos clave sobre el formato en el libro electrónico

Autopublicación

0  comments

Si estás pensando en editar tu propio libro electrónico, debes saber que los formatos son importantes. Por eso, trataremos de orientarte sobre algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de convertir un archivo de cualquier procesador de texto (como Word u OpenOffice) en un ebook.

Para comenzar, hay dos aspectos del libro electrónico cuyo funcionamiento debes tener claro. Nos referimos a los estilos y al texto ajustable.

Estilos

Los libros electrónicos son muy diferentes de los documentos creados en procesadores de texto como el Office u OpenOffice. Los documentos creados por los procesadores de texto tienen el texto y el estilo mezclados. Esto significa que si pones una palabra en cursiva, está queda inscrita en el documento como tal y no importará qué versión del procesador de textos abra el archivo, porque esa palabra siempre aparecerá en cursiva.

Pero en el archivo de un ebook es diferente. Cuando un documento de Word se convierte a un formato que puede ser leído en un lector electrónico, dos cosas importantes ocurren:

1. El texto se separa del estilo.
2. El estilo se almacena en un archivo separado.

Por ejemplo si tenemos la siguiente frase en un documento de Word:

Esta frase contiene una palabra en cursiva.

Y la convertimos a un formato apto para un eReader, obtendremos dos cosas. Por una parte, un texto sin formato:

Esta frase contiene una palabra en cursiva.

Por otra, un archivo separado (llamado archivo CSS), que cuenta al eReader que al interpretar la palabra «cursiva» en esa frase, debe darle estilo cursiva. De modo que cuando el eReader lee la frase, en un principio aparecería el texto y luego se aplicaría el CSS para hacer que la palabra «cursiva» aparezca en cursiva.

Texto fluido

Otro aspecto a tener en cuenta al realizar la conversión a formato electrónico es que el texto es fluido.

Cuando se utiliza un procesador de texto, una página es una página. Una página contiene un número determinado de palabras y cuando la página está llena se crea otra. Pero en el caso de los libros electrónicos no sucede así.

Para entender por qué es necesario pensar en cómo se leen  los libros electrónicos. El problema es que no sabemos qué dispositivo usará la persona que lea nuestro libro: tal vez use un Kindle, pero también puede usar un iPhone, o cualquiera de muchos dispositivos diferentes. Y la mayoría de los dispositivos tienen tamaños de pantalla diferentes.

Si creamos ebooks con un tamaño de página concreto, será imposible que se visualice correctamente en cualquier dispositivo. Por tanto, la solución es reajustar texto. Esto significa que el dispositivo de lectura ajustará automáticamente el texto al tamaño de la pantalla, de modo que lo que no quepa, aparecerá en la siguiente pantalla.

Por lo que se refiere a un eReader no hay tal cosa como una página, sino simplemente una pantalla que se llena de texto. Si el lector altera el tamaño de la pantalla, no hay problema, el texto fluye justo a la medida.

Pero esto supone que al crear un ebook debemos dejar de pensar en páginas y sólo pensar en el texto.


Tags

autoedición, autopublicación, conversión de libros electrónicos, curso de libro electrónico, ebook, recursos para escritores


You may also like

Cómo escribir escenas interesantes

Cuatro claves para no abandonar NaNoWriMo

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Use this Bottom Section to Promote Your Offer

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim 

>
 
Gracias por compartir este contenido.
Puedes seguirnos en las redes para estar al tanto con los próximos artículos:
Comparte esto con quien quieras