Siete razones para compartir tus textos (en un curso de escritura)

El escritor crea y el lector recrea. El escritor necesita del lector para culminar su obra.

Como, de hecho, lo necesita también para tamizar su propia escritura. Al entregar tus textos al escrutinio de los lectores los estarás sometiendo a un proceso de cribado que te ayudará a eliminar impurezas y a refinar tu técnica y tu estilo.

Pero encontrar a esos lectores en un primer momento puede resultar arduo. Es frecuente que si eres un escritor novel no cuentes en tu entorno con personas que tengan la capacidad de juzgar un texto literario con conocimiento, o que comprendan el arduo proceso de creación del que es fruto; o tan siquiera que les apetezca o dispongan de tiempo para comentar esos escritos contigo y darte algunas ideas para ayudarte a mejorarlos.

¿Qué hacer entonces? ¿Cómo conseguir ese feedback que tan útil resulta y que va a ayudarte a elevar el nivel de tus narraciones y a volverlas más expresivas y literarias? Muy sencillo, únete a un curso de escritura.

Un curso de escritura es mucho más que un curso, es un espacio pensado para compartir y discutir, escribir y crecer. Un curso de escritura logrará que aprendas nuevas técnicas y recursos, conectes con tu creatividad, desarrolles el hábito de la escritura y, además, construyas una relación fructífera con otros escritores.

Si estás interesado en unirte a un curso de escritura, échale un vistazo al nuestro. Un curso con el que activarás tu creatividad, descubrirás tu estilo propio y desplegarás tu potencial como escritor. Este es el curso que cambiará para siempre tu relación con la escritura porque te dará la confianza, la claridad y el conocimiento que buscas para crear narraciones expresivas y memorables.

Solo hay dos ediciones del Curso de Escritura Creativa al año, pero si no hay ninguna abierta puedes unirte a la lista de espera sin compromiso y nos encargaremos de hacértelo saber cuando comience el plazo de inscripción para que no te quedes sin tu plaza. Aquí debajo tienes el formualario de inscripción para unirte a la lista de notificación preferente.

En este artículo repasamos algunos de los beneficios de participar en un curso de escritura. Y no lo hacemos desde la habitual perspectiva del aprendizaje (aunque sin duda también lo hay), sino en lo inspirador que resulta el contacto con otros escritores como tú.

1. Renueva tu compromiso con la escritura

Te gusta escribir, probablemente te ha gustado desde siempre. Pero, al final, el día a día te arrastra y a menudo no encuentras el momento para trabajar en tus textos. Pueden pasar semanas sin que escribas nada, o lo haces de manera esporádica e intermitente.

Necesitas, a todas luces, reforzar tu compromiso con la escritura, convertirla en parte de tu día a día, darle el hueco en tu vida que merece. Pero ese compromiso, pronunciado a solas, con frecuencia carece de la fuerza para impulsar un cambio.

Por eso contar con un grupo es importante. Porque no te comprometes solo ante ti mismo, sino también ante los demás.

Estarás deseoso de compartir tus textos para recibir sus opiniones y comentarios. Y ello te espoleará a escribir y a terminar tus narraciones. Qué ilusionante es escribir cuando se sabe que esa narración va a ser leída con atención y comentada con interés.

Del mismo modo que estarás deseando leer los textos de tus compañeros para, a tu vez, ayudarles. Algo que redundará en tu beneficio, pues así entrenarás tu mirada crítica.

Durante los meses que dure el taller de escritura no te faltará la motivación para trabajar, y además te sentirás acompañado y arropado. Disfrutarás de cada minuto que dediques a tu grupo de escritura.

2. Comparte experiencias

El camino de la escritura es solitario. Y hay muchas fobias, manías y miedos que a menudo te atenazan e incluso te paralizan.

Lo bueno es que eso no te sucede solo a ti, sino que forma parte consustancial de ser escritor. Por eso compartir experiencias con otros autores resulta tan revitalizador. De pronto comprendes que no eres un bicho raro y que otros han pasado por situaciones similares.

El síndrome del impostor es común, también el miedo a la página en blanco o la sensación de «¿y ahora qué?» tras finalizar una obra con la que pareces haberte vaciado. Tus compañeros también lo han experimentado y muchos de ellos tendrán consejos que darte para ayudarte.

Un grupo de escritura resulta terapéutico.

3. Encuentra lectores cero

Los primeros lectores o lectores cero son muy valiosos. Tener un grupo de lectores beta de confianza es algo imprescindible para un escritor. Ellos te ayudarán a mejorar tus obras e incluso a afinar tu estilo y te darán una perspectiva nueva e imparcial sobre lo que escribes.

Pero, como hemos dicho en otras ocasiones, no todo el mundo sirve como lector cero. Ha de ser alguien con muchas lecturas a sus espaldas, que lea de todo, que tenga conocimientos sobre narratología y que comprenda la importancia de su labor como lector cero.

En un curso de escritura vas a descubrir con gozo que muchos de tus compañeros cumplen esos requisitos. Sobre todo tendrás la seguridad de que tienen los conocimientos precisos para juzgar un texto literario, ya que los están adquiriendo a la par que tú en el curso. También tendrás la certeza de que comprenden la importancia de su labor: como tú, son escritores, y saben cuánto valor puede sacar un autor de un comentario bien argumentado.

Es seguro que, cuando el curso finalice, conservarás el contacto con muchos miembros del grupo y seguiréis intercambiando textos, lecturas y experiencias durante largo tiempo.

4. Obtén diferentes puntos de vista

Conocer a escritores de ideas afines es una gran ayuda. Sin embargo, también lo es obtener puntos de vista variados sobre tu trabajo.

La escritura es un camino, pero ese camino no es igual para todos. En un curso de escritura entrarás en contacto con autores que habrán recorrido interesantes rutas, distintas a la tuya, pero igualmente enriquecedoras. Cada uno tendrá sus propias aportaciones que hacer, una manera personal de concebir la escritura o una forma particular de trabajar.

De la puesta en común surgirán nuevos y útiles conocimientos: fuentes de documentación, técnicas de productividad, ideas para aplicar las convenciones de un género en otro distinto…

Esa pluralidad de perspectivas va a enriquecer sin duda tu trabajo.

5. Aprende más sobre escritura de forma práctica

En un curso de escritura se aprende mucha teoría, eso está claro. Y si es un buen curso (como el nuestro) tendrás ejemplos que expliquen de forma práctica cómo se aplican los diversos recursos a la obra o cómo se crean determinados efectos con ellos. Aprenderás sobre el narrador, los personajes, el manejo del tiempo, los diálogos, la estructura…

Ese aprendizaje no se queda en lo meramente teórico, porque, a lo largo del curso, tendrás que escribir varias narraciones. Ese trabajo activará en ti la escritura consciente, porque te esforzarás en aplicar a tus textos esas nuevas nociones.

Pero, todavía más, el curso de escritura pondrá ante tus ojos los textos de tus compañeros que, como los tuyos, son textos «en progreso», textos que aún no son perfectos y en los que es posible comprender cómo funciona (o no) un recurso o una técnica. Serás capaz de captar los aciertos y errores de tus compañeros, apreciar diferentes maneras de usar un mismo elemento e idear formas en que ese texto podría ser mejorado; todo ello fomentará en ti una mejor comprensión, un sentido más agudo de la mecánica de las grandes narraciones.

Flannery O’Connor dijo: «La imaginación aislada se corrompe fácilmente con la teoría, pero el escritor dentro de su comunidad rara vez tiene ese problema».

6. Entrena tu mirada crítica

El conocimiento teórico que te brinda un curso de escritura, unido a la práctica habitual (en nuestro curso tendrás que escribir seis narraciones) y al análisis al que serán sometidos tus textos, tanto por parte del profesor como de tus compañeros, y, por supuesto, el análisis que tú harás de los textos de los demás van a desarrollar tu mirada crítica.

Aprenderás a reconocer los elementos de un texto literario, a examinar qué recursos y técnicas ha empleado el autor y a juzgar con cada vez mayor acierto si este ha alcanzado sus objetivos o si, por el contrario, ha fallado.

Leer con sentido crítico los textos de tus compañeros va a ayudarte a aguzar tu instinto crítico. Y eso te ayudará en gran manera a juzgar tus propios textos, a detectar sus fallos y a concebir posibles soluciones. De este modo es como tu escritura progresará.

7. Ten apoyo

Escribir es una tarea solitaria. Pero en ocasiones todos necesitamos sentirnos respaldados, arropados. Un curso de escritura te brinda el apoyo que necesitas.

Tendrás el contacto de otros escritores para compartir experiencias, retos, maneras de hacer. Para comprender que muchas de las cosas que te suceden son propias del oficio. Para recibir feedback útil sobre tu escritura. Para sentirte espoleado a escribir cada día, imbuido del estado de ánimo positivo que se genera en el grupo.

Y a todo eso se unirá el apoyo de tu profesor. Sus conocimientos, guía y experiencia te conducirán hacia una mejor versión de tu escritura.

Por fin tendrás una mirada entrenada y profesional que valore tus textos para ayudarte a mejorar. Recibir una opinión sobre su escritura es vital para la mayoría de los escritores. Por eso las revisiones individuales son la parte mejor valorada de nuestro curso de escritura.

Estas revisiones funcionan como unas asesorías personales en las que tu profesora te comentará aciertos y fallos, qué aspectos de tu escritura debes potenciar y cuáles mejorar. Puedes comentar con ella sus revisiones para hacer más enriquecedora la experiencia y extraer todo el jugo a cada una de las prácticas de escritura.

Así te asegurarás de que has comprendido bien los conceptos teóricos vistos y de que sabes cómo emplearlos en adelante en tus propios textos.

Si te apetece unirte a la lista de espera del Curso de Escritura Creativa, puedes hacerlo a través de este enlace.

¿Has participado alguna vez en un curso de escritura? Comparte lo que más te gustó en los comentarios.

COMPARTE

0 COMENTARIOS

CATEGORÍAS: Escritura Creativa

Otros artículos:

Las tres escalas para crear personajes de Brandon Sanderson
Por qué no necesitas talento para comenzar a escribir
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Conviértete en el escritor que anhelas.

¿ESTÁS PREPARADO PARA EMPEZAR?

Mejora tu técnica narrativa, dispara tu productividad, potencia tu escritura creativa y aprende cómo atraer a los lectores que quieres.

Una vez que acabas tu manuscrito es momento de revisarlo y sacar a relucir todo su potencial, con una mirada externa y profesional.

Transforma tu manuscrito en una obra impecable, con nuestra revisión ortotipográfica y de estilo que dejará tu original libre de errores y listo para enviar a una editorial o concurso.

>