Algunas reflexiones sobre el microrrelato

«El microrrelato es un tipo de relato extremadamente breve. Se diferencia del cuento en que carece de acción, de personajes delineados y, en consecuencia, de momento culminante de tensión (…) No se ajusta a las formas breves de la narración tradicional como la leyenda, el ejemplo, la anécdota.

Como juego ingenioso de lenguaje, se aproxima al aforismo, al epigrama y a la greguería. Posee el tono del monólogo interior, de la reveladora anotación de diario, de la voz introspectiva que se pierde en el vacío y que, al mismo tiempo, parece querer reclamar la permanencia de la fábula, la alegoría, el apólogo. El desenlace de este relato es generalmente una frase ambivalente o paradójica, que produce una revelación momentánea de esencias.

Por este motivo, pudiera decirse que participa del lirismo del poema en prosa, pero carece de su vaguedad ensoñadora. Se acerca más bien a la circularidad y autosuficiencia del soneto. Porque trata de esencias, participa también de la naturaleza del ensayo. Se distingue de éste, sin embargo, porque algún detalle narrativo lo descubre como ficción.»

Dolores Koch

«El microrrelato se nutre esencialmente del ritmo vertiginoso de la anécdota, esa suerte de macrohistoria cotidiana en la cual se lee el transcurso de las colectividades, por debajo de la historia grande y pesada de los tratadistas que inventan mitos a partir de héroes mayores.»

Domingo Miliani

«Es un híbrido, un cruce entre el relato y el poema, el microrrelato ha ido formando su propia estructura. […] La economía del lenguaje es su principal recurso, que revela la sorpresa o el asombro. Su estructura se parece cada día a la del poema. La tensión, las pulsaciones internas, el ritmo y lo desconocido se albergan en su vientre para asaltar al lector y espolearle su imaginación. Narrado en un lenguaje coloquial o poético, siempre tiene un final de puñalada. […] El microrrelato está llamado a liberar las palabras de toda atadura. Y a devolverle su poder mágico, ese poder de escandalizarnos.»

Revista «Zona» (Barranquilla-Colombia)

Guardar

1 COMENTARIOS


Otros artículos:

Cómo trabajar el cambio del protagonista
Cuatro formas de mejorar tu estilo de escritura
¿Importa disfrutar al escribir?
  • Soy un veterano poeta y un novel escritor de microcuentos,autodidacta 100 %. Interesantes los consejos de uds. Saludos desde Uruguay.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >